Categorías: Andrea VegaTendencias

Descubra la cara amable y pedagógica de TikTok

Estimado lector, aprovecho la intimidad que se genera entre nosotros a través de estas letras para confesarle que antes de escribir este artículo no tenía cuenta de TikTok. No la había abierto porque, a pesar de disfrutar profundamente la música y el baile en casi todas sus formas, no despertaba en mí ningún interés ver a famosos o desconocidos hacer la coreografía del momento.

Pero la abrí, movida por el deseo de entender por qué las personas, en especial los jóvenes, se sienten tan atraídos a esta red social. Y por el anhelo de encontrar argumentos que confirmaran mi rechazo o que me hicieran comenzar a preparar mis mejores pasos.

Empecemos por el principio. TikTok es la versión internacional de la aplicación china Douyin (que en inglés se traduce como ‘sacudir la música’) y es propiedad de la compañía china ByteDance.

Aunque ya funcionaba en 2017, solo despegó en 2018, luego de su fusión con la entonces popular Musical.ly. Actualmente es la comunidad más importante de videos cortos en formato vertical del mundo.

Lo dicen los números

Las cifras son contundentes. Según el reporte State of Mobile 2022, de la empresa App.ai, TikTok fue la aplicación más descargada en el mundo en 2021. Sobrepasó a otros gigantes como Instagram, Facebook, WhatsApp, Messenger o Telegram.

De hecho, TikTok celebró en septiembre del año pasado los mil millones de personas activas por mes a escala mundial.

“Es la red de los jóvenes de 14 o 15 años, todos quieren ser tiktokers y tener una cuenta”, señala David Bonilla, psicólogo de la Universidad del Bosque y director del Congreso Internacional de Psicología online.

Y es que definitivamente los jóvenes han sido el motor de la popularidad de esta comunidad. Aunque no publican cifras de los usuarios entre los 13 (edad mínima para crear una cuenta) y los 17 años, los recursos publicitarios de ByteDance indican que a inicios de 2022, el 43 % de sus miembros tenían entre 18 y 24 años. 

“Facebook es una reunión de los ‘abuelitos’. Twitter es una reunión de intelectuales peleando en un espacio casi académico. TikTok es una fiesta porque los jóvenes sienten que allí no tienen que ser nadie que no son”, comenta el filósofo colombiano Roberto Palacio. 

Al analizar las treinta cuentas con mayor número de seguidores en Colombia se puede tener una idea del tipo de contenido que más disfrutan los jóvenes en este festejo digital: bailes, retos, sincronizaciones labiales, bromas y esquemas de humor son los contenidos que predominan.

En este punto era inevitable preguntarme: ¿esto es todo lo que tiene TikTok para ofrecer?, ¿soy una ‘abuela digital’?, ¿me convertí en una mujer aburrida por no querer descargarla?

¿Puede ser TikTok una herramienta educativa?

Eridany Vázquez de la Cerda, Content Partnerships Lead de TikTok, resalta el auge de los videos informativos, educativos y motivacionales en la plataforma y plantea un concepto que bien podría revolucionar la forma como muchos nos relacionamos con ella: el aprendizaje creativo. 

“En TikTok sabemos que no existe una sola forma de aprender. Por ello, durante el último año hemos impulsado diversas iniciativas que le permiten a la comunidad relacionarse y aprender de su entorno de una manera más auténtica y divertida. Nos asociamos con profesionales y expertos para ofrecer una mayor cantidad de material educativo a la plataforma y apoyar la experiencia de aprendizaje creativo”, señala.

Vázquez comenta que cada vez más la comunidad de TikTok consume contenidos educativos enriquecedores debido a la facilidad que promueve la plataforma para “aprender y enseñar de manera auténtica, original y entretenida”.

Esta concepción de TikTok resulta muy atractiva y más si se tiene en cuenta que, según datos de la organización DataReportal, más del 80 % de los colombianos son usuarios de las redes sociales, que se conectan en promedio 3 horas y 46 minutos cada día.

Colombia ocupa la cuarta posición a escala mundial en consumo diario de redes sociales, solo superada por Nigeria, Filipinas y Ghana. Muy lejos del consumo de este tipo de contenidos en países como Japón, con 51 minutos, o Alemania, con 1:29.

La diversión con propósito

Si alguien sabe sobre el aprendizaje creativo en TikTok es Andrés Prieto Franklin, más conocido como @andreseningles. Su cuenta, en la que enseña “a su manera” el idioma más hablado del mundo, ya suma más de 2,3 millones de seguidores y se ha convertido en menos de dos años en un caso de éxito dentro de la plataforma.

Desde Nueva York, donde ya lleva seis años, recuerda que cuando estudiaba Publicidad en Santander, las clases de inglés le parecían muy aburridas y por ello prefería estudiar por su cuenta para presentar los exámenes. 

Sus amigos, a quienes les enseñaba el idioma en sus ratos libres, vieron sus habilidades como profesor y lo motivaron en 2016 a subir su primer video en YouTube. En 2018 ya participaba en el primer programa de la plataforma para capacitar a creadores hispanos, YouTube Next Step.

En 2020 creó su cuenta de TikTok. Con un estilo despreocupado y buen humor ofrece “pastillas” de vocabulario, tips de pronunciación y consejos para incrementar la confianza al hablar inglés.

“Estamos en un momento histórico y tecnológico que permite compartir fácilmente el conocimiento, pero al entregar tanto contenido gratis este se puede diluir en el paisaje –comenta–. La autenticidad te permite conectar con las personas y mantener una relación que en un futuro pueda llegar a ser comercial, donde también tengas productos o membresías”, afirma Prieto.

Aprovechar el alcance

Y sí que logra conectar. Sus explicaciones sencillas –en ocasiones poco ortodoxas, pero efectivas– han logrado que 5,5 millones de personas hayan visto su video con la pronunciación correcta de la palabra jewelry o 3,3 millones el de temperature.

@andreseningles #aprende #vocabulario facil en #ingles #aprende #aprendiendoingles #aprenderingles #inglesfacil #aprendeentiktok #inglesonline inspo @instantenglish ♬ original sound – Andrés en Inglés

Como consecuencia de su crecimiento en TikTok, Andrés publicó un curso y una app, que le representan una fuente de ingresos consistente. Además, también le envían propinas durante sus transmisiones en vivo en la plataforma.

“El año pasado fui invitado por ByteDance, la compañía madre de TikTok en China, a ser parte de un piloto de ventas con una nueva funcionalidad. Allí, a través de las transmisiones en vivo podías poner un botón de compra. Hicimos la prueba con mi curso y en pocos minutos se vendieron miles de dólares”, señala. Vendió 700 mil pesos cada 60 segundos durante 20 minutos.

“A diferencia de Instagram, TikTok es crudo. Puedes crear donde quieras desde que tengas algo que decir, una voz, autenticidad y haya valor, y también te puedes reír mucho”, señala. 

Al conversar con diferentes tiktokers y expertos, la palabra más recurrente es autenticidad. Al parecer es uno de los valores más importantes para triunfar como creador en esta red social.

“TikTok tiene como eslogan ‘diferente, como tú’. Es decir, todo el mundo está siendo diferente de la misma manera. Si miras las megatendencias, todas son un esfuerzo de ser diferentes, pero de igual forma. En cierta medida resulta paradójico, pero es la manera como esta época demanda la construcción de la identidad”, agrega el filósofo Palacio.

¿Fondo o forma?

“En TikTok inicié como muchos: en pandemia. Empecé con un formato nuevo, vertical, de videos más cortos y aprovechando el humor y las tendencias de música para enseñar sobre finanzas personales”, señala Karem Suárez, una reconocida finfluencer (así se conoce a los influenciadores en temas de finanzas).

Vea también: Comic Con Colombia, conozca los detalles de la convención

Luego de crear durante casi ocho años contenido para YouTube e Instagram, se dejó seducir por la red social china. Y le ha funcionado porque ya suma más de 142 mil seguidores en TikTok.

En mayo de 2020, esta administradora de empresas de 27 años logró darse a conocer en TikTok. Esto fue gracias a un video en el que al ritmo de uno de los audios del momento cuestionaba a quienes no ahorraban, pero pedían domicilios, no tenían un presupuesto o diferían todo a 36 cuotas.

@karemsuarezv Con @somostrii puedes #comprar y #vender #acciones desde el cel 📲 (El fondeo de esta promo se verá reflejado 5 días hábiles después) #inversion #finanzaspersonales #ahorro #educacionfinanciera #finanzas ♬ sonido original – cascar studio

Los 1,8 millones de visualizaciones le mostraron el potencial que había en la plataforma, incluso para los temas de educación financiera.

“Por TikTok logré mi pico de suscripciones a YouTube. El día en el que se viralizó el video del ahorro se inscribieron entre cinco mil y seis mil personas, lo que nunca me había pasado en siete años seguidos”, recuerda Karem. Al ver su cuenta es fácil entender el porqué. Sus videos enseñan sobre inversiones, ahorro y generaciones de ingresos de una forma liviana, rápida y divertida. Karem algunas veces baila, pero lo que dice tiene tanto valor que, en este caso, el fondo supera a la forma. 

“Siento que ahora hay un poco más de conciencia sobre la importancia de la educación financiera porque están las redes sociales y hacen un efecto de jaloneo. Los jóvenes ven que su tiktoker favorito está bien económicamente, y se preguntarán en qué invierte para ver si también pueden hacer eso”, agrega. 

‘Tiktokers’ para todos los gustos

Moisés Gaviria es todo lo contrario a lo que uno podría imaginarse de un tiktoker. Su hablar es pausado, su ritmo sereno y su imagen tranquila. 

Este abogado paisa de 29 años es un apasionado del español. A los 17 terminó su primera novela, El diario de un sueño, que publicó en línea hace algunos años y logró 500 mil descargas en tan solo tres meses. Al buscar una editorial para publicarla lo sorprendió que el no tener redes sociales les restara atractivo a sus letras.

Por ello, en enero de 2021 creó su canal de YouTube y su cuenta en TikTok @moisescritor, que ya tiene más de 264 mil seguidores. “Las redes sociales sirvieron para conectarme con las personas y el interés que tienen sobre la ortografía, la escritura y el uso de las palabras. Esto en ocasiones puede parecer elitista, pero yo intento aterrizarlo”, afirma.

Ponerle gracia a los conceptos

Gaviria logra explicar de una forma amena conceptos que para algunos pueden ser muy aburridos o complejos. Por ejemplo, el video sobre la diferencia del verbo ‘haber’ como auxiliar y como existencia ya tiene más de 656 mil reproducciones. Y la publicación en la que invita a usar latinismos en lugar de anglicismos, que en menos de un minuto da consejos clave para elevar el nivel del discurso, ya se ha visto más de 614 mil veces.

@moisescritor ¡Palíndromos! Una fecha capicúa y más – #aprendeentiktok #aprendecontiktok #educacion #sabiasque #datocurioso ♬ sonido original – Moisés Gaviria

Prepara sus guiones con rigurosidad casi científica porque es consciente de la responsabilidad de educar bien. “Honestamente, la gente cree que tú sabes y si das una información errónea se te puede ir una o 50 mil personas con esa información equivocada. Y eso es muy complejo en temas de la educación primaria y secundaria, porque TikTok lo utilizan muchos jóvenes”, asegura.

Los contenidos de Karem, Andrés, Moisés y muchísimos más pueden ser encontrados en el hashtag #AprendeEnTikTok. Este ya cuenta con más de 55 mil millones de vistas.

Educadores, expertos, desarrolladores de habilidades del mundo real y organizaciones sin ánimo de lucro integran este nuevo ecosistema de contenido de aprendizaje.

Tengamos hijos o no, vale la pena hacer un esfuerzo por conocer y entender lo que es importante para los jóvenes. Quizás no lo compartamos del todo, pero de seguro encontraremos puntos convergentes. Quizás no hace falta tomarse la vida tan en serio.

Estimado lector, aprovecho la intimidad que se genera entre nosotros a través de estas letras para confesarle que antes de escribir este artículo no tenía cuenta de TikTok. No la había abierto porque, a pesar de disfrutar profundamente la música y el baile en casi todas sus formas, no despertaba en mí ningún interés ver a famosos o desconocidos hacer la coreografía del momento.

Pero la abrí, movida por el deseo de entender por qué las personas, en especial los jóvenes, se sienten tan atraídos a esta red social. Y por el anhelo de encontrar argumentos que confirmaran mi rechazo o que me hicieran comenzar a preparar mis mejores pasos.

Empecemos por el principio. TikTok es la versión internacional de la aplicación china Douyin (que en inglés se traduce como ‘sacudir la música’) y es propiedad de la compañía china ByteDance.

Aunque ya funcionaba en 2017, solo despegó en 2018, luego de su fusión con la entonces popular Musical.ly. Actualmente es la comunidad más importante de videos cortos en formato vertical del mundo.

Lo dicen los números

Las cifras son contundentes. Según el reporte State of Mobile 2022, de la empresa App.ai, TikTok fue la aplicación más descargada en el mundo en 2021. Sobrepasó a otros gigantes como Instagram, Facebook, WhatsApp, Messenger o Telegram.

De hecho, TikTok celebró en septiembre del año pasado los mil millones de personas activas por mes a escala mundial.

“Es la red de los jóvenes de 14 o 15 años, todos quieren ser tiktokers y tener una cuenta”, señala David Bonilla, psicólogo de la Universidad del Bosque y director del Congreso Internacional de Psicología online.

Y es que definitivamente los jóvenes han sido el motor de la popularidad de esta comunidad. Aunque no publican cifras de los usuarios entre los 13 (edad mínima para crear una cuenta) y los 17 años, los recursos publicitarios de ByteDance indican que a inicios de 2022, el 43 % de sus miembros tenían entre 18 y 24 años. 

“Facebook es una reunión de los ‘abuelitos’. Twitter es una reunión de intelectuales peleando en un espacio casi académico. TikTok es una fiesta porque los jóvenes sienten que allí no tienen que ser nadie que no son”, comenta el filósofo colombiano Roberto Palacio. 

Al analizar las treinta cuentas con mayor número de seguidores en Colombia se puede tener una idea del tipo de contenido que más disfrutan los jóvenes en este festejo digital: bailes, retos, sincronizaciones labiales, bromas y esquemas de humor son los contenidos que predominan.

En este punto era inevitable preguntarme: ¿esto es todo lo que tiene TikTok para ofrecer?, ¿soy una ‘abuela digital’?, ¿me convertí en una mujer aburrida por no querer descargarla?

¿Puede ser TikTok una herramienta educativa?

Eridany Vázquez de la Cerda, Content Partnerships Lead de TikTok, resalta el auge de los videos informativos, educativos y motivacionales en la plataforma y plantea un concepto que bien podría revolucionar la forma como muchos nos relacionamos con ella: el aprendizaje creativo. 

“En TikTok sabemos que no existe una sola forma de aprender. Por ello, durante el último año hemos impulsado diversas iniciativas que le permiten a la comunidad relacionarse y aprender de su entorno de una manera más auténtica y divertida. Nos asociamos con profesionales y expertos para ofrecer una mayor cantidad de material educativo a la plataforma y apoyar la experiencia de aprendizaje creativo”, señala.

Vázquez comenta que cada vez más la comunidad de TikTok consume contenidos educativos enriquecedores debido a la facilidad que promueve la plataforma para “aprender y enseñar de manera auténtica, original y entretenida”.

Esta concepción de TikTok resulta muy atractiva y más si se tiene en cuenta que, según datos de la organización DataReportal, más del 80 % de los colombianos son usuarios de las redes sociales, que se conectan en promedio 3 horas y 46 minutos cada día.

Vea también: El paso a paso a la hora de despertar para empezar muy bien el día

Colombia ocupa la cuarta posición a escala mundial en consumo diario de redes sociales, solo superada por Nigeria, Filipinas y Ghana. Muy lejos del consumo de este tipo de contenidos en países como Japón, con 51 minutos, o Alemania, con 1:29.

La diversión con propósito

Si alguien sabe sobre el aprendizaje creativo en TikTok es Andrés Prieto Franklin, más conocido como @andreseningles. Su cuenta, en la que enseña “a su manera” el idioma más hablado del mundo, ya suma más de 2,3 millones de seguidores y se ha convertido en menos de dos años en un caso de éxito dentro de la plataforma.

Desde Nueva York, donde ya lleva seis años, recuerda que cuando estudiaba Publicidad en Santander, las clases de inglés le parecían muy aburridas y por ello prefería estudiar por su cuenta para presentar los exámenes. 

Sus amigos, a quienes les enseñaba el idioma en sus ratos libres, vieron sus habilidades como profesor y lo motivaron en 2016 a subir su primer video en YouTube. En 2018 ya participaba en el primer programa de la plataforma para capacitar a creadores hispanos, YouTube Next Step.

En 2020 creó su cuenta de TikTok. Con un estilo despreocupado y buen humor ofrece “pastillas” de vocabulario, tips de pronunciación y consejos para incrementar la confianza al hablar inglés.

“Estamos en un momento histórico y tecnológico que permite compartir fácilmente el conocimiento, pero al entregar tanto contenido gratis este se puede diluir en el paisaje –comenta–. La autenticidad te permite conectar con las personas y mantener una relación que en un futuro pueda llegar a ser comercial, donde también tengas productos o membresías”, afirma Prieto.

Aprovechar el alcance

Y sí que logra conectar. Sus explicaciones sencillas –en ocasiones poco ortodoxas, pero efectivas– han logrado que 5,5 millones de personas hayan visto su video con la pronunciación correcta de la palabra jewelry o 3,3 millones el de temperature.

Como consecuencia de su crecimiento en TikTok, Andrés publicó un curso y una app, que le representan una fuente de ingresos consistente. Además, también le envían propinas durante sus transmisiones en vivo en la plataforma.

“El año pasado fui invitado por ByteDance, la compañía madre de TikTok en China, a ser parte de un piloto de ventas con una nueva funcionalidad. Allí, a través de las transmisiones en vivo podías poner un botón de compra. Hicimos la prueba con mi curso y en pocos minutos se vendieron miles de dólares”, señala. Vendió 700 mil pesos cada 60 segundos durante 20 minutos.

“A diferencia de Instagram, TikTok es crudo. Puedes crear donde quieras desde que tengas algo que decir, una voz, autenticidad y haya valor, y también te puedes reír mucho”, señala. 

Al conversar con diferentes tiktokers y expertos, la palabra más recurrente es autenticidad. Al parecer es uno de los valores más importantes para triunfar como creador en esta red social.

“TikTok tiene como eslogan ‘diferente, como tú’. Es decir, todo el mundo está siendo diferente de la misma manera. Si miras las megatendencias, todas son un esfuerzo de ser diferentes, pero de igual forma. En cierta medida resulta paradójico, pero es la manera como esta época demanda la construcción de la identidad”, agrega el filósofo Palacio.

¿Fondo o forma?

“En TikTok inicié como muchos: en pandemia. Empecé con un formato nuevo, vertical, de videos más cortos y aprovechando el humor y las tendencias de música para enseñar sobre finanzas personales”, señala Karem Suárez, una reconocida finfluencer (así se conoce a los influenciadores en temas de finanzas).

Luego de crear durante casi ocho años contenido para YouTube e Instagram, se dejó seducir por la red social china. Y le ha funcionado porque ya suma más de 142 mil seguidores en TikTok.

En mayo de 2020, esta administradora de empresas de 27 años logró darse a conocer en TikTok. Esto fue gracias a un video en el que al ritmo de uno de los audios del momento cuestionaba a quienes no ahorraban, pero pedían domicilios, no tenían un presupuesto o diferían todo a 36 cuotas.

Los 1,8 millones de visualizaciones le mostraron el potencial que había en la plataforma, incluso para los temas de educación financiera.

“Por TikTok logré mi pico de suscripciones a YouTube. El día en el que se viralizó el video del ahorro se inscribieron entre cinco mil y seis mil personas, lo que nunca me había pasado en siete años seguidos”, recuerda Karem. Al ver su cuenta es fácil entender el porqué. Sus videos enseñan sobre inversiones, ahorro y generaciones de ingresos de una forma liviana, rápida y divertida. Karem algunas veces baila, pero lo que dice tiene tanto valor que, en este caso, el fondo supera a la forma. 

“Siento que ahora hay un poco más de conciencia sobre la importancia de la educación financiera porque están las redes sociales y hacen un efecto de jaloneo. Los jóvenes ven que su tiktoker favorito está bien económicamente, y se preguntarán en qué invierte para ver si también pueden hacer eso”, agrega. 

‘Tiktokers’ para todos los gustos

Moisés Gaviria es todo lo contrario a lo que uno podría imaginarse de un tiktoker. Su hablar es pausado, su ritmo sereno y su imagen tranquila. 

Este abogado paisa de 29 años es un apasionado del español. A los 17 terminó su primera novela, El diario de un sueño, que publicó en línea hace algunos años y logró 500 mil descargas en tan solo tres meses. Al buscar una editorial para publicarla lo sorprendió que el no tener redes sociales les restara atractivo a sus letras.

Por ello, en enero de 2021 creó su canal de YouTube y su cuenta en TikTok @moisescritor, que ya tiene más de 264 mil seguidores. “Las redes sociales sirvieron para conectarme con las personas y el interés que tienen sobre la ortografía, la escritura y el uso de las palabras. Esto en ocasiones puede parecer elitista, pero yo intento aterrizarlo”, afirma.

Ponerle gracia a los conceptos

Gaviria logra explicar de una forma amena conceptos que para algunos pueden ser muy aburridos o complejos. Por ejemplo, el video sobre la diferencia del verbo ‘haber’ como auxiliar y como existencia ya tiene más de 656 mil reproducciones. Y la publicación en la que invita a usar latinismos en lugar de anglicismos, que en menos de un minuto da consejos clave para elevar el nivel del discurso, ya se ha visto más de 614 mil veces.

Prepara sus guiones con rigurosidad casi científica porque es consciente de la responsabilidad de educar bien. “Honestamente, la gente cree que tú sabes y si das una información errónea se te puede ir una o 50 mil personas con esa información equivocada. Y eso es muy complejo en temas de la educación primaria y secundaria, porque TikTok lo utilizan muchos jóvenes”, asegura.

Los contenidos de Karem, Andrés, Moisés y muchísimos más pueden ser encontrados en el hashtag #AprendeEnTikTok. Este ya cuenta con más de 55 mil millones de vistas.

Educadores, expertos, desarrolladores de habilidades del mundo real y organizaciones sin ánimo de lucro integran este nuevo ecosistema de contenido de aprendizaje.

Tengamos hijos o no, vale la pena hacer un esfuerzo por conocer y entender lo que es importante para los jóvenes. Quizás no lo compartamos del todo, pero de seguro encontraremos puntos convergentes. Quizás no hace falta tomarse la vida tan en serio.

Andrea Vega es coordinadora Experiencias Davivienda y periodista de Revista Diners.
Mateo Arias

Entradas recientes

Conozca cinco apps para aprender a tocar instrumentos musicales

Diners eligió las aplicaciones más completas del mercado para aprender guitarra, piano, batería e incluso…

5 horas hace

Guía para comenzar el día con actitud positiva

Una guía práctica, con consejos de expertos en cada campo, para resolver las tareas más…

9 horas hace

Música para todos: de Bad Bunny a Florence & The Machine

Nuestra columnista Laura Galindo recomienda lo nuevo de la banda británica Florence & The Machine,…

13 horas hace

Recomendados literarios: dos voces femeninas y un clásico para releer

La escritora y artista mexicana Verónica Gerber Bicecci y la ghanesa criada en Estados Unidos,…

2 días hace

Dos recetas para preparar el Día del Padre

Le damos dos ideas de platos que puede preparar para celebrar el Día del Padre.…

3 días hace

Cinco datos curiosos de ‘Volver al futuro’ a propósito de Comic-Con

¿Sabía que al principio la máquina del tiempo de estas películas iba ser una nevera…

4 días hace