SUSCRIBIRME

Híbrido o eléctrico: ¿Cuál es la mejor opción para usted?

¿Qué se debe tener en cuenta al elegir la mejor opción? Conozca los beneficios de este cambio, más allá de mitigar el impacto sobre el medioambiente.

Foto: Ilustración de Sindy Elefante

¿Qué se debe tener en cuenta al elegir la mejor opción? Conozca los beneficios de este cambio, más allá de mitigar el impacto sobre el medioambiente.

Muchos paradigmas se han derribado en los últimos dos años en torno a los vehículos eléctricos e híbridos. La evolución tecnológica que ha vivido la industria automotriz ha dado como resultado carros confortables, fuertes y “con pique». Además, tienen buena presencia y beneficios atractivos en términos de impuestos y exención del pico y placa en varias ciudades capitales del país.

Si bien aún existe la barrera del precio para adquirir carros eléctricos puros, los híbridos no enchufables están impulsando la demanda. Catalina Gómez*, asesora comercial de Renault, asegura que en los últimos meses no han tenido cómo atender la creciente demanda.

“Estuvimos dos meses sin un solo modelo eléctrico; hace dos días llegó uno y se vendió en menos de 24 horas. La gente está muy interesada en este tipo de carros”, señala la vendedora de uno de los concesionarios del norte de Bogotá.

Catalina no está equivocada. Según la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible, solo en enero de 2022 la venta de vehículos eléctricos e híbridos creció 151 % en comparación con el primer mes de 2021, con 1.639 carros de este tipo que salieron a rodar por el país.

Esas cifras, seguramente, superarán con creces las cifras del año pasado, cuando se vendieron 17.702 carros. La mayoría (83 %) fueron híbridos no enchufables, mucho más baratos que los eléctricos puros y los híbridos enchufables.

Conciencia o moda

¿Será que los ciudadanos de a pie están tomando en serio lo de la movilidad sostenible? ¿Será solo una tendencia pasajera? Pagar un IVA del 5 % sobre el carro nuevo y registrar consumos hasta un 70 % más baratos en comparación con un vehículo movido por combustible fósil son dos de las ventajas más claras.

Aunque también hay otros costos, especialmente de entrada. Los carros 100 % eléctricos y los híbridos enchufables necesitan una instalación especial en su sitio habitual de parqueo. Esta puede costar aproximadamente unos 6 millones de pesos. También está el costo del mantenimiento.

Renault Twizy. Imagen promocional.

Lo cierto es que esta tendencia resulta imparable. Las grandes empresas del sector, como General Motors, Ford, Toyota y BMW planean hacer una transición tecnológica en todos sus vehículos. Así pretenden tener una oferta mayoritaria basada en tecnologías eléctricas para el año 2030.

Además, es un cambio necesario. El sector automotor es uno de los que más impacto genera en los temas de transición energética, tanto en Colombia como en el mundo.

En el país, los vehículos ciento por ciento eléctricos menos costosos del mercado rondan los 50 millones de pesos. Algunas opciones son el Twizy de la francesa Renault, y el chino e-Star, de Changan. Son carros pequeños con habitáculos reducidos. Sus autonomías de batería que pueden alcanzar los 100 kilómetros en el caso del Twizy y 300 en el caso del e-Star.

Las baterías son la pieza más cara de estos coches. Reemplazarlas por completo puede ser la inversión más grande, por eso las diferentes marcas ofrecen una garantía promedio de ocho años.

Otros beneficios de los híbridos y eléctricos

Para incentivar la compra de los carros eléctricos puros, el Gobierno Nacional decretó la exención de los aranceles de importación y del impuesto al consumo, además de un 
IVA inferior.

“Estos carros realmente son el presente. Muchos de ellos, según la marca y su tecnología, tienen funciones y mecanismos que les permiten ser muy eficientes –cuenta César Arboleda, director y fundador de la revista online Autos de primera–. La gran mayoría de estos carros [los híbridos no enchufables] se recargan en movimiento por medio de una tecnología llamada One pedal drive, lo que abarata costos de energía e, incluso, de desgaste en ciertas piezas”.

Esta tecnología aprovecha la energía que genera el frenado para recargar la batería. El auto frena prácticamente solo, lo que cambia la experiencia de manejo y la hace más cómoda en recorridos extensos.

“Otra experiencia que resaltan los usuarios de los eléctricos es el torque. Estos vehículos no tienen una curva de aceleración: simplemente arrancan volando, lo que da una sensación de manejo más deportiva. Esto repercute en que la velocidad de fondo se ve reducida y la mayoría de estos autos no podrán sobrepasar los 
160 km/h”, complementa César.

Vea también: Nissan Qashqai, una camioneta más ligera y potente

¿Un futuro muy brillante?

Pero basta de tantos halagos. ¿Cuáles pueden ser las limitaciones de estos vehículos en un mercado como el colombiano?

Evidentemente, la primera limitación es tener los recursos para comprar este tipo de vehículo. Un híbrido puede costar en promedio 120 millones de pesos y uno eléctrico ronda los 300 millones. 

Por otro lado, vivimos en la era de la micromovilidad, de los recorridos cortos y sencillos. Sin embargo, alguien puede querer un vehículo para viajar con frecuencia en recorridos más largos, tipo Bogotá-La Mesa, pero tendrá más tranquilidad si lo hace en una opción híbrida, pues aún el país no cuenta con infraestructura adecuada para atender las necesidades del parque automotor eléctrico en vías nacionales o regionales. 

Ilustración de Sindy Elefante. IG: @sindyelefante

Así lo comprobé en diciembre del año pasado, cuando un par de jovencitas pasaron momentos díficiles en un complejo turístico de Girardot al intentar recargar su pequeño vehículo eléctrico en una toma eléctrica convencional, ubicada cerca del ducto de las basuras.

Después de muchas maromas, finalmente encontraron cómo acomodar su carro durante 12 horas para recargar la batería y tomar el camino de regreso a la capital del país.

Más ejemplos

Humberto Pasos se compró un Twizy gracias a un descuento que obtuvo en un sorteo y confiesa que ha sido un amor difícil.

“Al principio no me llamó la atención porque ese carro no tiene ventanas ni aire acondicionado. Así que me tocó modificarlo para dotarlo de ciertas cosas que por su precio y por su filosofía, no tenía”, asegura.

Para compartir su experiencia con otros propietarios de este modelo y acompañarse en la solución de problemas, Humberto creó una comunidad que este año cumple su quinto aniversario: Twizeros (@twizeros).

«El Twizy es icónico. Hay gente muy vinculada emocionalmente con estos coches. Además, somos el centro de atención: todos te miran, te preguntan, te toman fotos y hasta te dan el paso”, relata.

Como en las grandes historias románticas, él no está dispuesto a renunciar a su amor por este pequeñín. “Si tengo que vender un carro, primero vendo el de gasolina”, sentencia.

¿Listo para su eléctrico?

Si usted está comprometido con el medioambiente, con generar cambios en su forma de manejar y planear muy bien sus recorridos puede ser un buen candidato para un eléctrico.

Si, además, cuenta con el presupuesto y en su hogar tiene el espacio para instalar el equipo de recarga que requiere, está a pocos pasos de estrenar su primer eléctrico.

Changan e-Star. Imagen promocional.

Es probable que los costos a largo plazo le gusten. Pasos compartió una comparación de gastos entre su Renault Logan y el Twizy.

Teniendo en cuenta aspectos como pastillas, llantas, gasolina, energía, SOAT e impuestos, entre otros, en 2019 los costos de su auto de gasolina fueron de 3.605.000 pesos. En cambio, los gastos del Twizy sumaron 1.766.000 pesos. 

Pero si se autodefine como un correcaminos, tal vez uno 100 % eléctrico no sea para usted. En ese caso lo mejor es que averigüe las diversas ofertas de carros y camionetas híbridas.

Vea también: ¿Quiénes son las colombianas más influyentes del mundo?

Estas suelen juntar lo mejor de los dos mundos, mejorando el rendimiento entre el motor de combustión y los procesos eléctricos del carro. 

Estas opciones híbridas vienen en tres tipos: Híbridos Suaves (MHEV), Convencionales (HEV) y Enchufables (PHEV). Cada una de estas variantes se caracteriza por la cantidad de intervención del sistema eléctrico en el funcionamiento total del carro.

Elección clara

Todos los días, Alejandro y Pilar llevan a sus hijas al colegio, a las afueras de Bogotá. Tras “desangrarse” el bolsillo con una camioneta de gasolina que demandó muchas reparaciones decidieron comprar una Subaru XV híbrida. 

Alejandro destaca el rendimiento de su nuevo vehículo, puesto que es como si tuviera dos en uno. “Todos los días llevamos y recogemos a nuestras pequeñas porque no tenemos pico y placa, y de esa forma ahorramos el costo de la ruta, que se acerca al millón de pesos mensual”, dice este padre de familia.

De ese modo, Alejandro tampoco tiene parqueado otro carro para los días de pico y placa, con los costos que esto significa.

La pareja solo lleva seis meses con su camioneta, pero aseguran que si tuvieran que elegir de nuevo, la volverían a comprar.

“El servicio posventa ha sido excelente. La manejada es muy suave. Además, los tiempos de garantía son muy buenos y estos carros, al contrario de los de combustión, se han seguido valorizando”, puntualiza el jefe de hogar.  

Una alternativa de financiación

Davivienda cuenta con un crédito orientado a la financiación de vehículos particulares eléctricos e híbridos, nuevos y usados. En 2021 la colocación de este producto fue dos veces la alcanzada el año anterior para este segmento, con una cartera a enero de 2022 que supera los 110 mil millones de pesos, y aporta de esta manera  a la disminución anual de 302 toneladas de CO2, aproximadamente. 

Esta línea de crédito, que financia hasta el 110 % del valor comercial del carro, permite que se incluyan el cargador y el punto eléctrico domiciliario requieridos, según el caso, y que se instalan gracias a una alianza con Enel X, una línea de negocio de Enel Colombia. Además, ofrece hasta 72 meses de plazo con tasas preferenciales y Seguro Todo Riesgo del Vehículo con Seguros Bolívar, integrando diferenciadores para vehículos eléctricos e híbridos. 

Esta financiación fortalece y contribuye a la oferta de Davivienda en la línea de Finanzas Sostenibles, y aporta al cambio climático, dos de los asuntos priorizados en su estrategia de sostenibilidad. Sumado a esto, se impulsa la movilidad sostenible en Colombia y se crea familiaridad con esta tecnología y con el manejo de energías limpias. 

El banco también apoya el crecimiento eficiente de los transportadores y empresas colombianas, mediante la financiación de vehículos productivos del segmento en las modalidades de prenda y leasing financiero, por medio de un proceso ágil y asesoría permanente de un equipo especializado durante la compra del activo (del chasís y carrocería). 

A corte de 2021, Davivienda alcanzó una cartera de 9.000 millones de pesos para la adquisición de vehículos productivos eléctricos, que dejan de emitir 182 toneladas de CO2,  y lo equivalente a haber sembrado 1.507 árboles.

* Con reportería de Juan Pablo Quintero.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
08 / 2022

Send this to a friend