SUSCRIBIRME
INICIO//Ocio//Música//“No hay nada mejor que no tener que callarse las cosas" Esteman

“No hay nada mejor que no tener que callarse las cosas" Esteman

El cantante bogotano será uno de los artistas que se presentarán en el Estéreopicnic. Conversamos con él sobre Amor libre, su nuevo disco.

Foto: Gustavo Martínez

El cantante bogotano será uno de los artistas que se presentarán en el Estéreopicnic. Conversamos con él sobre Amor libre, su nuevo disco.

Para llegar a decir que este es el momento de su vida que siempre estuvo esperando, Esteman tuvo que pasar por un proceso de autodescubrimiento de varios años en el que el que los debates no eran solo internos sino intensos. El amor, la desilusión, la identidad, la sexualidad y sobre todo, la libertad, fueron algunos de los conceptos que sobresalían en su propósito de introspección.

Tuvo que migrar. Dejó Colombia y se radicó en Ciudad de México. Paradójicamente, la distancia nos acerca más a reconocer quiénes somos de verdad. Estar lejos de las personas con las que crecimos, de viejos amores, de la familia, ayuda a forjar una perspectiva neutra sobre cada cosa que nos ocurrió en el camino.

Esteman plasmó ese entendimiento en Amor libre, su tercer disco. Ritmos caribes, disco, electrónicos y otros que se alinean en su estilo musical definen sonoramente este trabajo que comenzó a sonar en las plataformas streaming y radios desde el 26 de julio del año pasado, cuando lanzó la primera canción de este álbum: Noche sensorial.

Desde entonces, cada mes y medio hubo una canción nueva. “La idea era darle su espacio a cada una e ir de acuerdo a la forma en la que se escucha música hoy en día, siendo sinceros pocas personas cogen un disco y lo escuchan completo, así que pensamos: si le metimos tanto trabajo, porque no hay canciones de relleno, esta era la mejor manera de darlas a conocer”, explica.

Que no haya colaboraciones con otros artistas fue una decisión que tomó el artista para hacer un disco lo más fiel posible a su estilo, “las colaboraciones implican cambiar ciertas cosas. He trabajado con personas geniales, pero en esta ocasión quería que fuera más íntimo”.

Desde Ciudad México, Esteman alzó su teléfono y conversó con Diners sobre los retos que le implicó lanzar este disco, su intención de hablar de libertad y la apuesta que hace para que la idea del Amor libre sobrepase fronteras y creencias y se convierta en universal.

¿Cuándo comenzó el desarrollo de Amor libre?

Este disco lo vengo creando desde los inicios de mi carrera, es elque siempre había querido escribir, que muestra mi lado más humano y personal. No pudo haber salido antes de haber vivido lo que viví. El proceso de creación desde hace un año y medio, entre México, Colombia y Los Ángeles, en donde escribí muchas canciones. Hacerlo de esta forma fue una manera de salirme de mi zona de confort en la forma de componer.

Vea tambien: La ruta del tequila en Bogotá

¿Y cómo fue salir de la zona de confort? ¿Qué retos le representó?

Muchos. El primero, irme de Colombia para radicarme en México. Solo ahí comenzó el proceso de poner sobre la mesa este disco. Fue muy especial porque me salí del mundo en el que vivía, además, en mis procesos creativos tengo la tendencia a exigirme mucho siempre, saliéndome del esquema del tipo de canciones que hago. No fue una estrategia, el contexto me lo planteó y tenía que encontrar la manera de contar quién soy.

Ver objetivamente quiénes somos, con todas las contradicciones que uno puede encontrar, no es fácil. ¿Cómo lidió con ese ejercicio de introspección?

Es algo que uno no puede forzar. Lo he venido haciendo indirectamente desde mis primeras canciones, en donde hablo de la importancia de aceptarse como uno es, sobre la libertad y lo vital que es entender la identidad como algo auténtico. En un instante dije: tengo mucho que contar, y este era un buen momento.

Estando en México uno entiende mejor el contexto de donde viene. Al final es un disco muy colombiano porque tiene muchos ritmos tropicales, caribeños, disco, pero son apropiados. Nada de esto se hubiera dado si hubiera hecho las cosas como las hacía antes.

¿Cuál fue la razón por la que se mudó a México?

Por un lado, mi disquera es Universal México, desde Caótica Belleza hubo un vínculo muy fuerte con este país. También sentí que era el lugar indicado porque el público es increíble. México recibe muy bien a los colombianos, se convirtió también en un trampolín. No conozco a nadie que quiera salir internacionalmente y no considere a México como un lugar principal. Lo podrán decir desde quienes hacen música urbana hasta los que hacen pop o independiente. Aparte Ciudad de México es maravillosa

¿Cómo definiría este momento en su carrera?

Vea tambien: Argentina será la sede los Latin America’s 50 Best Restaurants 2019

Como el que siempre había querido vivir, es uno pleno. No hay nada mejor que no tener que callarse unas cosas y hablarlas tranquilamente. Cuando uno comienza a hablar completamente libre sobre su orientación sexual, sobre todo en el país en el que vivimos, se asumen unos riesgos, me siento un poco transgresor y eso me gusta.

En el nombre del disco y en varias canciones trata la idea de “libertad”, ¿porqué centrar el disco alrededor de este concepto?

Son muchas razones. Primero, quería compartir mi experiencia, de ser un hombre gay que hace música en Latinoamérica en este momento. Quería compartir cómo ha sido y cómo el arte, la música y el teatro se convirtieron en la vía principal para expresarme y llegar a la libertad.

También para hablar de los conceptos que me rodean. La idea de la libertad se puede explorar de muchas formas, y siento que casi no se hace en Colombia, por decir que no sucede. El amor libre va más allá de ser un mensaje dirigido a un público LGBTI, al contrario, el gran objetivo, y reto que tenía con este disco, era contar sobre mí como un punto de referencia para hablar del amor universal para cualquier persona, independientemente de su contexto, sus creencias, lo que sea.

¿Cree que es el mejor disco que ha hecho?

No podría decir que un disco es mejor que otro, pero es en el que me siento más pleno. Aunque sí he recibido esos comentarios; eso quiere decir que se percibe un trabajo completo, me gusta que un calificativo como “el mejor disco”, venga de la gente, no de mí.

Hace seis años fue la última vez que se presentó en el Estéreopicnic, ¿Qué tiene preparado para esta edición?

Vamos a presentar por primera vez muchas de las nuevas canciones, iré con una invitada y estoy coordinando a ver si alguien más. Hay que dejar muy en alto la identidad de lo que es Esteman. Le estamos metiendo muchas ganas.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Marzo
29 / 2019

Send this to a friend