Rock, Vallenato, y Plancha: el playlist de Maía

La cantante barranquillera, quien participa en el show Mujeres a la plancha en el Teatro Nacional La Castellana, compartió con Diners las diez canciones más importantes en su vida.

Thriller – Michael Jackson

Yo cantaba esta canción a media lengua, cuando recién apareció en 1982. La prueba quedó registrada en un casete grabado por mi abuela. De alguna forma, esta fue mi primera relación con la música. Pude ir a uno de sus últimos conciertos en Ámsterdam y fue un sueño hecho realidad.

El higuerón – Binomio de Oro

Recuerdo que mi abuela Hilda, del Carmen de Bolívar, me decía: “Bueno, todo lo que te sabes es en inglés, pero… ¿qué pasa con el vallenato?”. Ella comenzó a mostrarme cosas del Binomio de Oro, me llevaba a pasear por toda la cuadra y yo cantaba esta canción.

Todo Todo Todo – Daniela Romo

En la década de los ochenta se vivió el apogeo de la música de plancha. Era como nuestro rock en español, fue un boom. Mi abuelo compró un casete variado y esta canción me gustaba.

A mi dios todo le debo – Joe Arroyo

En Barranquilla, todos los domingos por las tardes se organizaban verbenas y con la llegada de los picó (un potente sistema de sonido) se desencadenaba una especie de ‘guerra’ musical. Ahí me empezó a gustar la salsa y, en especial, esta canción.

Mi tierra – Gloria Estefan

Mis papás siempre me motivaron a participar en eventos cívicos y así fue como a los once años canté por primera vez, al frente de todo el colegio, una canción de Gloria Estefan. Estaba muerta de pánico pero cuando todos me aplaudieron entendí que lo importante era hacer las cosas con amor para recibir la misma energía.

Open arms – Journey

Me criaron en dos idiomas: mi mamá me hablaba en inglés y mi papá en español. Una vez me dijeron que había un concurso y canté esa canción. Me fue muy bien, esos eran pasos para comenzar a sentirme bien con las cosas que hacía frente al espejo.

El pescador

Mi abuelo siempre me repetía que no me olvidara de la tradición ni de que mi bisabuelo fue el creador de ‘la batalla de flores’ del Carnaval de Barranquilla. En Alemania, mientras estudiaba en el colegio, todo esto se despertó. Comencé a sentirme más que orgullosa, feliz y honrada de ser morena y tener los ojos oscuros, y empecé a participar en un grupo de jazz y música afrocaribe. De ahí esta canción.

Pescador de hombres

Para pagar mis estudios universitarios empecé a dar clases de inglés y alemán y también a cantar en las misas en el club al que pertenecían mis papás. Cantaba música sacra en inglés y español. Ahí comencé a entender que “el que canta ora dos veces”.

All I want to do is make love to you – Heart

Empecé a tener una época de amor por el rock; me di cuenta que quería cantar canciones pidiendo perdón, pero sin perder la dignidad. Y el rock era un género que daba esa posibilidad, sobre todo para las mujeres.

A Sunday Kind of Love – Etta James

Del 2005 al 2012 estas canciones fueron una compañía muy grande, me gustaban porque tenían un sex appeal y porque creo en la libertad de la mujer y en el amor libre. Pensaba en que ojalá encontrara a esa persona que estuviera conmigo un sábado, pero que se quedara el domingo.

Artículos Relacionados

  • Playlist: 4 canciones para recordar a Ella Fitzgerald
  • Galería: Estas son las obras de arte más caras del mundo
  • Robert Pattinson, Jennifer Garner y Jake Gyllenhaal en lo último del cine
  • Playlist: ¡por fin es viernes!