Las orquestas alemanas y el gusto por la forma en Cartagena

El Cartagena XII Festival Internacional de Música escogió para esta edición titulada El gusto por la forma, y el estilo clásico dos orquestas alemanas para ilustrar la música sinfónica y concertante del clasicismo.

Gracias a la la Münchener Kammerorchester (Orquesta de Cámara de Munich) conocimos y recordamos obras de Haydn, Mozart y Beethoven, un repertorio que la orquesta domina y que su director, el maestro Clemens Schuldt, recreó con vitalidad, expresión y diversidad de temperamentos.

El público disfrutó de la entrega y la calidad de la orquesta, y para la orquesta también la experiencia en Cartagena fue muy especial como nos comentó el maestro Schuldt.”Es un lugar único, una ciudad única. Nunca había conocido un lugar tan vibrante, tan vivo con tantas culturas diferentes. El Teatro Adolfo Mejía tiene una atmósfera especial y el público ha sido muy cálido y entusiasta, así que me siento muy feliz. Uno de los músicos me dijo que aquí sentía mucha más libertad de expresión y creo que tiene que ver con el estilo de vida de aquí. En Alemania siempre estamos preocupados por la perfección y tal vez este sentimiento caribeño hace que Mozart suene más vivo y más colorido. Estoy seguro de que todo lo que absorbemos tiene un efecto en la música”.

En Cartagena la orquesta trabajó por primera vez con artistas consagrados como los pianistas Rudolf Buchbinder y Nelson Freire, y también con talentosos jóvenes como Aaron Pilsan, Martin Stadtfeld y el violonchelista colombiano Santiago Cañón. Sobre esto el maestro Schuldt nos dijo: “Sí, fue una mezcla fantástica de jóvenes talentos y maestros muy experimentados, y eso ha sido muy emocionante. Solo tuvimos un ensayo con cada uno, así que tuvimos que ser muy rápidos en adaptarnos a su interpretación. Fue muy interesante cómo el maestro Buchbinder nos dio algunas sugerencias sobre cómo es su Beethoven y tuvimos que cambiar algunas cosas en segundos y fue muy especial cómo la orquesta en el concierto siguió sus ideas”.

Después de la participación de la Münchener Kammerorchester llegó a Cartagena la Kölner Akademie (Academia de Colonia) que fue la encargada de ilustrar el repertorio sacro. Su director y fundador, el maestro Michael Willens explicó: “Los instrumentos que hemos traído son de la época clásica, del siglo XVIII, es decir del tiempo de Mozart y Haydn.

Los violines utilizan cuerdas de tripa y no de metal, los vientos tienen menos llaves y las trompetas naturales no tienen ninguna llave. Además, de acuerdo a la época afinamos no en 440 hz sino en 430 hz, que es un poco más bajo y más fácil para los cantantes.”

Todo esto dio una sonoridad especial a la interpretación que la Kölner Akademie hizo del Requiem de Mozart, obra maestra que es bien conocida por el público y del Te Deum n. 2 en do mayor y la Theresienmesse en si bemol mayor de Haydn que fueron interpretadas con claridad y emoción. El maestro Willens resaltó la claridad, el ingenio y el buen humor que caracteriza la música de Haydn, aún en el repertorio sacro.

Estas dos obras, poco conocidas, cautivaron al público que ha demostrado estar listo para nuevos repertorios. A esto contribuyeron las charlas que impartió el musicólogo italiano Giovanni Bietti sobre cada uno de los compositores y su estilos en particular, a las que el público asistió masivamente.

Artículos Relacionados

  • Playlist: La música favorita de Los Rolling Ruanas
  • Playlist: 4 canciones para recordar a Ella Fitzgerald
  • Galería: Estas son las obras de arte más caras del mundo
  • Robert Pattinson, Jennifer Garner y Jake Gyllenhaal en lo último del cine