Pianistas legendarios en el Cartagena Festival Internacional de Música

Viva el Festival de Música de Cartagena a través de los ojos de Carolina Conti, nuestra corresponsal experta.

Los primeros días del XII Cartagena Festival Internacional de Música, El gusto por la forma. El Estilo clásico han contado con la presencia de dos pianistas legendarios. Rudolf Buchbinder y Nelson Freire han tenido una larga e importante trayectoria en los más importantes escenarios del mundo y han construido un legado de grabaciones que son referencia en el mundo de la música clásica. Entre las cosas en común que tienen estos dos pianistas están una infancia prodigiosa y un profundo amor por la obra de Beethoven. Después de más de 50 años, estos dos pianistas se volvieron a encontrar en Cartagena y recordaron a su maestro Bruno Seidlhofer.

El austriaco Rudolf Buchbinder, a sus 71 años de edad y unos 60 de carrera se ha convertido en un referente de la obra pianística de Beethoven, aunque su repertorio es mucho más amplio. Ha interpretado el ciclo completo de las 32 sonatas para piano solo de Beethoven innumerables veces, así como los conciertos para piano y orquesta del gran compositor alemán. El público en Cartagena pudo escuchar en el concierto inaugural de esta edición del festival, su interpretación del Concierto para piano y orquesta n. 3 en do menor op. 37 de Beethoven, obra que, como explicó de manera amena en la conferencia que sobre el compositor dictó el musicólogo italiano Giovanni Bietti, está inspirada por un concierto de Mozart y muestra las características del estilo del compositor y la complejidad en su construcción sonora. SIn embargo, al preguntarle por su acercamiento al Concierto para piano y orquesta n. 3 de Beethoven, Buchbinder dijo que “lo más importante es no tratar de interpretar lo que el compositor estaba pensando al escribir la obra sino dejar fluir la música y disfrutarla”.

Además de esta obra del repertorio concertante, Buchbinder ofreció también un recital con tres de las sonatas para piano solo del compositor alemán. Su perfección técnica y su capacidad expresiva hicieron del recital un momento memorable del festival. Para Buchbinder, “lo que hace la música viva es que no hay una interpretación auténtica. Usted puede escuchar la quinta sinfonía de Beethoven por diez buenos directores y siempre será diferente y nadie puede decir cuál es la correcta, gracias a Dios. Lo mismo podemos decir, por ejemplo, de Stravinsky y las grabaciones que hizo de sus propias composiciones en distintos años. Son completamente diferentes”.

Por otro lado, el brasileño Nelson Freire de 73 años, interpretó el Concierto para piano n.5 en mi bemol mayor op, 73 Emperador de Beethoven junto a la Orquesta de Cámara de Munich que dirige Clemens Schuldt. Es esta una obra emblemática en la vida el pianista, pues la ha interpretado desde que tenía 12 años. “Eso no significa que ahora sea más fácil. Ahora puede ser más difícil” expresó. Su interpretación fue impecable y conmovedora, brillante y triunfal. Fuera de programa Freire conmovió al público hasta las lágrimas con la Melodía de Orfeo y Euridice de Gluck en arreglo para piano de Giovanni Sgambati.

Cálido y afable, Nelson Freire nos contó que no escucha sus propias grabaciones. Dice que es como verse en las fotos “Siempre te ves mal a ti mismo pero después de los años piensas que no está tan mal”. Le gusta hacer grabaciones en vivo y no en estudio pues prefiere lo que sucede espontáneamente y no lo que está retocado y manipulado. Freire también trajo a Cartagena un programa en el que incluye obras para piano solo de Beethoven, Mozart y de compositores brasileños como Vila Lobos y otros menos conocidos como Francisco Mignone y Alexander Levy que considera vale la pena rescatar.

Artículos Relacionados

  • Playlist: 4 canciones para recordar a Ella Fitzgerald
  • Galería: Estas son las obras de arte más caras del mundo
  • Robert Pattinson, Jennifer Garner y Jake Gyllenhaal en lo último del cine
  • Playlist: ¡por fin es viernes!