Los escritores y el fútbol

De Shakespeare a Milan Kundera, el fútbol ha sido tema de la obra y las reflexiones de los grandes escritores. Una cuestión de fascinación o rechazo al espectáculo de masas más grande de la historia después del circo romano...

Publicado originalmente en la Revista Diners N. 435 de junio de 2006.

William Shakespeare:

En el Rey Lear pone en boca del duque de Kent esta exclamación:
“Tú, despreciable jugador de fútbol”.

Rudyard Kipling:

En 1880 el escritor inglés increpó al fútbol y “las almas pequeñas que pueden ser saciadas por los embarrados idiotas que lo juegan”.

Oscar Wilde:

“Como juego, el fútbol está muy bien para chicas toscas, pero es apenas conveniente para chicos delicados”.

Vladimir Nabokov:

“Sin duda tuve mis días brillantes, de grandes estímulos. El agradable olor del pasto, el famoso delantero de la liga universitaria que driblando se acercaba cada vez más a mí, la nueva pelota leonada sobre sus dedos centelleantes, luego el disparo quemante, el afortunado salvamento, el estremecimiento prolongado que producía.

Pero hubo otros días más memorables, más esotéricos, bajo cielos deprimentes, con el área de gol convertida en una masa de lodo negro, la pelota tan grasosa como un budín de ciruelas…”.

Alastair Reid (poeta escocés):

“Si un marciano preguntase qué es el fútbol, un video del partido Brasil-Francia del Mundial de México lo convencería de que se trata de una elevada expresión artística”.

Paul Auster (Novelistas estadounidense, premio príncipe de Asturias 2006):

“Un milagro a través del cual Europa encontró una forma de odiarse sin destrozarse”.

Milan Kundera:

“El fútbol es un pensamiento que se juega, y más con la cabeza que con los pies”.

Pier Paolo Pasolini:

“El fútbol es un sistema de signos. Las palabras del lenguaje del balompié se forman exactamente como las palabras del lenguaje escrito-hablado”.

Antonio Gramsci (Pensador italiano):

“El fútbol es el reino de la lealtad humana ejercida al aire libre”.

Edgar Morin (Intelectual francés):

“No veo el fútbol como una forma de alienación moderna, lo siento más bien como una poesía colectiva”.

Osvaldo Soriano:

“Mis emociones vitales más fuertes fueron un instante en una cancha jugando con los amigos, y un instante a solas escribiendo una línea”.

Eduardo Galeano:

El libro Fútbol a sol y sombra fue escrito por Galeano para contribuir “a la conversión de los paganos para que los devotos del fútbol dejen de temerles a los libros y para que la gente que se horroriza con la palabra fútbol empiece a vencer sus prejuicios. Por suerte, muchos intelectuales han salido del armario”.  

Pablo Neruda (fragmento en el poema “Colección nocturna” de Residencia en la Tierra, 1935):

“Sobre nichos de niñas desnudas / entre jugadores de fútbol / del viento ceñidos pasamos”.

Jorge Valdano (Ha conjugado el fútbol jugando, dirigiendo y escribiendo):

“Con el deporte piensa el cuerpo, creando movimientos originales en busca de la satisfacción y del desafío. Esa aventura merece ser dignificada por la palabra. Este libro [Cien atletas del verbo] es una pelota cuadrada, un bello homenaje que la mente le hace al cuerpo”.

Antoine Labbo (sociólogo francés):

“El fútbol es el único fenómeno social no impulsado por Estados Unidos”.

Mario Vargas Llosa:

“Esos domingos en la tarde en las tribunas del estadio, o con más modestia ante las pantallas de televisión, nos permiten sacar al aire libre, por un rato, al antropoide taparrabos, ávido de placer y cataclismo que, pese a tantos miles de años de esfuerzos por aniquilar, sigue habitándonos”.

Salvador Allende: (en una entrevista en la que le preguntaron cuál consideraba el colmo de la alegría y el colmo de la desdicha):

“El gol y el autogol”.

Artículos Relacionados

  • Destino: Colombia, el viaje de las ballenas jorobadas
  • Cinco canciones para disfrutar el fin de semana
  • Música para después de una tormenta con Ariana Grande
  • Dirty Proyectors, un viaje de melodías folclóricas

Send this to a friend