SUSCRIBIRME
INICIO//Ocio//Cine//¿Cuál es el lado oscuro de las comedias románticas?

¿Cuál es el lado oscuro de las comedias románticas?

Estas películas han formado buena parte de las expectativas sobre el amor, la identidad femenina, el cuerpo, y en algunos casos pueden llegar a afectar negativamente.

Foto: Pretty Woman (1990) / Touchstone Pictures

Estas películas han formado buena parte de las expectativas sobre el amor, la identidad femenina, el cuerpo, y en algunos casos pueden llegar a afectar negativamente.

Si la vida fuera como las comedias románticas, los despechos amorosos serían hasta divertidos. Uno podría llorar y lucir hermosa. Uno tendría a una amiga que tendría un amigo que podría funcionar como el clavo perfecto para pasar el rato. Uno viviría en un apartamento perfecto, en Nueva York, quizá, con dos amigas comprensivas, fuertes, pujantes.

Uno tendría un vestido azul, ajustado, tacones, maquillaje de profesional y saldría de fiesta a tomar los cocteles más caros. En la fiesta, una conquistaría al hombre más apuesto de la noche y terminaría por enamorarse por de él: en menos de un mes la tragedia de la ruptura amorosa estaría resuelta.

Si la vida fuera como las comedias románticas, una tendría la suerte de Katherine Heigl en 27 bodas, o la de Julia Roberts en Pretty Woman, o la de Amy Adams en Año Bisiesto. Pero si en efecto viviéramos en una películas como esta, el universo de las mujeres estaría enteramente supeditado a la llegada del hombre ideal que podría llenar el vacío existencial femenino que, bajo esta lógica, a las mujeres se nos hace insoportable.

Las comedias románticas llevan años criando y madurando nuestras expectativas sobre el amor, el cuerpo, el sexo y la identidad femenina, no es gratuito que a las cintas de este género también se les reconozca como chick flicks, que significa «películas para chicas».

Chloe Angyal, bloguera estadounidense de Feministing.com, y quien hizo su tesis doctoral sobre los efectos nocivos de las comedias románticas en las mujeres, escribió un ensayo acerca de este tema en el portal Jezebel, donde afirma que “las comedias románticas nos enseñan que la vida de una mujer es vacía y no tiene sentido sin un hombre, y que cualquier mujer que crea que es feliz estando soltera simplemente se está mintiendo a sí misma”

Vea tambien: Cinco aparatos tecnológicos (que nos morimos por tener) para el cuidado del rostro

“Nos enseñan que el amor es solo para los blancos heterosexuales. Nos enseñan que los hombres son animales enloquecidos y fóbicos por el compromiso; y que deben ser manipulados para tener relaciones románticas. Además, que cuando un hombre realmente ama a una mujer, demostrará sus sentimientos con grandes gestos”.

Las ideas que sostienen el esquema general de este género se sustentan en la monogamia, la sumisión de la mujer, la durabilidad y una vida exitosa si se está en pareja. Es un esquema que por defecto excluye relaciones homosexuales, a quienes deciden llevar una vida en soledad y, además, la independencia y libertad sexual de las mujeres.

Aunque ya existen películas en donde la mujer se muestra fuerte, altiva y asumiendo cargos de poder en el mundo laboral, estas también nos dicen que ese no es el estado ideal de la plenitud. La Propuesta (2009) es un buen ejemplo. En esta cinta, Margaret Tate (Sandra Bullock) es una editora poderosa, amargada y odiada por sus compañeros de trabajo. Lo que se resuelve en el desarrollo de esta película es, por un lado, su soltería, y por otro, su infelicidad cotidiana; que por supuesto, se difumina cuando aparece Andrew Paxton (Ryan Reynolds) a su vida y se enamoran. En esta historia, una mujer poderosa, trabajadora, infeliz y amargada solo pudo cambiar y mejorar su vida con la ayuda de un hombre.

Ahora bien, no se trata de satanizar (del todo) a estas películas. Cualquiera de estas funciona para los domingos en la noche, cuando no se quiere pensar en el lunes. Sin embargo, al vislumbrar los puntos críticos del género, se puede entender que estos cimientos culturales tienen efectos en la práctica cotidiana de nuestras vidas o, peor aún, en nuestras expectativas como mujeres.

Según un artículo publicado en Journal of Broadcasting & Electronic Media, Del amor a primera vista al alma gemela: la influencia de los ideales románticos en las películas populares sobre las creencias de los jóvenes sobre las relaciones, se le preguntó a 335 estudiantes universitarios sobre su relación como espectadores de comedias románticas y sus creencias, el resultado mostró que quienes ven estas películas tienden a respaldar las creencias sobre los ideales románticos.

Vea tambien: ¿Qué hay dentro de las pirámides más antiguas de Egipto?

Por otro lado, en la tesis de maestría ¿Ver películas románticas cultiva expectativas poco realistas sobre el amor y matrimonio? publicada por la Universidad de Nevada, la autora encontró que las mujeres encuestadas esperan tener relaciones románticas, se imaginan casadas, sueñan acerca de sus bodas y anticiparon querer estar casadas mucho más que los hombres.

Ante esto la autora de este estudio afirma que “las películas románticas y los ideales románticos, entonces, podrían constituir esquemas más amplios de género, “paquetes de información relevantes para el género, comprensión, conocimiento y creencias”.

En últimas, el daño está en los efectos culturales a los que estamos expuestos si hacemos una apropiación absoluta de los ideales que se exaltan en estas historias. No basta con entender que estas historias son ficción, también es importante masticar cada verdad que se cuenta y aplacar las expectativas que nos generan los finales felices, porque así las mujeres podríamos ser menos infelices buscando lo que no existe.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Junio
28 / 2019

Send this to a friend