Star Wars se siente más nueva que nunca en “Los últimos Jedi”

La nueva trilogía de Star Wars tiene una tarea muy difícil: encontrar el balance entre darle satisfacción a los fanáticos que llevan muchos años especulando y esperando ciertos eventos y al mismo tiempo contar historias que se sientan frescas, originales y novedosas.

Alerta de ‘spoilers’: si aún no ha visto Star Wars: The last jedi es mejor que evite este artículo.

I.

Aunque “The Force Awakens” nos presentó a tres nuevos personajes encantadores, la película más que nada fue un viaje nostálgico en el que nos reencontramos con Leia, Luke y Han, con una trama reciclada de “A New Hope”. Por eso, dos años después, muchas personas esperaban que “The Last Jedi” hiciera lo mismo y fuera una “Empire Strikes Back” reciclada. Y aunque sí hay revelaciones del parentesco de un personaje importante y una batalla con AT-ATs en un planeta completamente blanco y otro esfuerzo de los malos para acabar con una base rebelde y un viejo Jedi retirado entrenando a alguien joven, las similitudes no son tantas.

“The Last Jedi” es, hasta ahora, la película más desprendida de la saga de Star Wars, la que más lazos rompe con las películas anteriores y la que más ha estado dispuesta a proponer cosas nuevas para esta franquicia. En un momento de la película, Luke le advierte a Rey: “Esto no va a ser del modo que crees” y esa la mejor forma de describir esta película. Nada fue como lo esperaba.

II.

Durante dos años, muchos fanáticos de Star Wars han pasado el tiempo especulando e inventando teorías sobre el origen del Líder Supremo Snoke o sobre quiénes eran los papás de Rey. Algunos fans estarán decepcionados con las respuestas que “The Last Jedi” les da. Resulta que Snoke no era tan importante para la historia y Rey es hija de un par de desconocidos que la abandonaron y listo. Esas son las respuestas.

Una publicación compartida de Star Wars (@starwars) el

Me imagino que eso enfurecerá a quienes ya habían llenado sus paredes con papeles, recortes, mapas y flechas apuntando a quiénes eran los verdaderos padres de Rey, como si de una teoría de conspiración se tratara. Pero creo que decidir que los papás de la nueva protagonista de la saga hayan sido un par de don nadies es la mejor decisión que Rian Johnson, el director de la película, pudo tomar.

Que Rey no sea una Skywalker, ni una Kenobi, ni hija de ningún Jedi famoso abre un mundo de posibilidades en el universo cinematográfico de Star Wars que hasta ahora siempre ha estado concentrado en una sola familia. El mensaje ahora es que no tienes que ser parte de la realeza ni hijo de un héroe legendario para lograr grandes cosas.

Eso es tal vez lo más revolucionario que hace “The Last Jedi”, decir que los Skywalkers no importan. No digo eso en tono “los Skywalkers apestan”, lo digo porque aunque hemos pasado mucho tiempo con ellos y les dedicamos muchas películas y les tenemos cariño, esto no es sobre ellos sino sobre algo más grande. Star Wars no es sobre lineaje y sobre una familia con mucho poder, sino sobre la Fuerza y sobre el hecho de que la Fuerza está en todas partes.

III.

No es solo a Rian Johnson al que le interesa romper con el pasado, también los personajes quieren eso. Kylo Ren quiere también dejar todo atrás. A él ya no le interesan los Jedi ni los Sith ni vivir más bajo la sombra de su abuelo (y lo expresa en un acto simbólico como romper su casco). La única forma que él ve de abrirse un camino real es dejando atrás todo lo que conoce y por eso le aconseja a Rey que deje morir al pasado, que lo mate si es necesario, porque esa es la única forma de convertirse en lo que están destinados a ser.

La conexión entre Kylo y Rey es lo mejor de la película. En lugar de ponerlos a odiarse porque sí, “The Last Jedi” aprovecha la innegable conexión que tienen en la Fuerza porque son opuestos y la usa para crear las bases de un conflicto real entre dos personas que se entienden. El mejor tipo de enemigos son los que tienen una conexión personal y ven en el otro el potencial de lo que podrían ser, pero nunca pueden llegar a un acuerdo sobre cómo proceder (ejemplo, Magneto y Charles Xavier). En la batalla en la sala del trono de Snoke, tal vez la mejor escena de toda la película, vemos por un momento que Rey y Kylo serían un equipazo. Pero sus formas de ver la Fuerza son irreconciliables aunque Rey haya pensado en algún momento que Kylo podía dejar el lado Oscuro.

The cast and crew of #StarWars #TheLastJedi for @britishvogue. (Part 2 of 2)

Una publicación compartida de Star Wars (@starwars) el

IV.

Otro de los misterios que quedaron después de “The Force Awakens” fue por qué Luke, que se supone que es tan bueno, dejaría todo tirado y huiría a un planeta desolado a ser emo y evitar la realidad, algo que parece ser la forma normal en la que reaccionan los Jedi ante el fracaso (ejemplos, Obi-wan y Yoda). “The Last Jedi” se concentra en responder ese misterio y nos muestra a Luke Skywalker, el Jedi legendario, como un viejo huraño.

Ver el momento en el que el joven Ben Solo se volvió malvado durante su entrenamiento en la Academia Jedi de Luke desde tres puntos de vista distintos nos ayuda a entender al tío y al sobrino. Primero, lo vemos como Luke se lo cuenta a Rey: Ben destruye todo mientras Luke está atónito. Después, lo vemos desde la perspectiva de Ben, quien ve a su tío como un asesino que lo traicionó vino a matarlo mientras dormía. Finalmente vemos lo que pasó en realidad: Luke tuvo un momento de oscuridad cuando consideró matar a su sobrino por el bien de la galaxia y aunque se arrepintió, el daño ya estaba hecho, algo que Luke nunca pudo superar.

Para nosotros, así como para Rey, Luke también es un héroe de la infancia, una leyenda. Y ver que una leyenda a la que admiramos es un ser humano con defectos, es algo difícil de aceptar. Seguro esa será otra de las razones por las que esta película dividirá la opinión de la gente; muchos esperaban ver a Luke siendo el mismo de la trilogía original. Pero la película nos da una lección importante una vez más: los héroes no son infalibles.

La aparición de Yoda fue otro momento hermoso de la película y, como siempre, llegó a impartir sabiduría. En “Empire Strikes Back”, Yoda le dice a Luke que toda su vida ha mirado al futuro, al horizone, y su mente nunca ha estado en el presente, en lo que está pasando en ese momento. En “The Last Jedi”, Luke no deja de mirar al pasado y, una vez más, la película dice que hay que romper con el pasado, aceptar el fracaso, aprender de él y acabar con los Jedi tal y como los conocíamos hasta ese momento.

V.

Cuando hace unos años planeron esta nueva trilogía, el plan era dejar que “Force Awakens” se centrara en Han, “Last Jedi” en Luke y la última en Leia. Ver esta película después de la muerte de Carrie le dio un tinte triste a cada una de sus escenas. La última vez que ella y Luke se ven, cabeza contra cabeza fue divina. Eso, sumado a la escena en la que Luke desaparece mientras mira el atardecer, refuerza la idea de que si “Force Awakens” fue un homenaje a la trilogía original, “The Last Jedi” es una despedida.

“The Last Jedi” no es perfecta. Es la película más larga de todas la de la serie y tiene muchas tramas que a veces dañan el ritmo de las partes más emocionantes. Pero para mí fue una buena forma de decir “respetamos lo que hubo antes” y al mismo tiempo proponer un nuevo camino para la franquicia, un camino que no dependa de los Skywalker.

La última imagen de la película no es de Luke, ni de Leia, ni de Rey ni de ninguno de los personajes que asumimos que son los importantes. Es de un niño que trabaja en un establo y que mueve una escoba con la Fuerza. Un niño que seguro no tiene papás famosos pero que sueña con algo más.

VI.

Menciones especiales a cosas que me gustaron mucho pero que por espacio no pude analizar con profundidad:

– Oscar Isaac y John Boyega, así como en “The Force Awakens” una vez más se robaron mi corazón.
– Las nuevas adiciones Kelly Marie Tran y Laura Dern, también fueron geniales.
– Me sorprendió lo mucho que me reí.
– La frase que dice Rose después de rescatar a Finn es muy linda: “No ganamos destruyendo las cosas que odiamos. Ganamos salvando las cosas que amamos”.

Artículos Relacionados

  • Vea las primeras imágenes de la segunda temporada de Dark
  • Tómese un rato para conocer a Cardi B
  • Galería: Venezuela es la ganadora del World Press Photo 2018
  • Ya está disponible el tráiler de Hot Summer Nights, la nueva película de Timothée Chalamet