Adriana Lunardi, una de las escritoras más importantes de Brasil

Adriana Lunardi es una de las 25 mujeres que están haciendo nueva literatura brasilera. Las mujeres de sus relatos son fuertes, lúcidas y sombrías y a Bogotá vendrá a hablar de ellas.

Adriana Lunardi estudió Comunicaciones, escribió para televisión y llegó con fuerza a la literatura en 1996 con la novela Las chicas de la torre Helsinki. Ha hecho parte de diversas antologías, entre ellas 25 mujeres que están haciendo nueva literatura brasilera. Su segundo libro, Vísperas (2002), reúne relatos breves de mujeres fuertes, con una lucidez apegada a las sombras. Virginia Woolf, Dorothy Parker, Sylvia Plath, Colette, entre otras, nos regalan sus últimas horas en una narración intensa en la que la escritura deja ver su poder transformador sobre la vida. En 2006 aparece Cuerpo extraño y en 2011 La vendedora de fósforos, su tercera novela.

Actualmente, Lunardi vive en Río de Janeiro, donde escribe una nueva novela y sigue cosechando premios como el Funproarte y el Azorianos. También ha sido merecedora de una beca para escritores por parte de la Biblioteca Nacional de Brasil.

Lunardi se inscribe en la tradición de las autoras que conoce y admira. Es una voz luminosa que escudriña las sombras ocultas en los gestos cotidianos. Las pequeñas muertes, los dolores callados, los símbolos ocultos detrás de los actos mecánicos, son la materia prima de su escritura. Lunardi es consciente de la finitud, de la mortalidad de sus personajes, esa sombra que los acecha y define sus acciones. Tanto en el miedo como en el coraje, la sombra de la muerte es la mano invisible que orienta las decisiones de unos y otros.

Adriana es una observadora obediente y dedicada. Para ella, mirar a los demás es “ver la posibilidad de que para bien o para mal somos o podríamos haber sido otra cosa, exige más imaginación observar al otro, pero el blanco observado es más directo y está el trabajo de descubrir la frontera, esa zona de sombra donde comienza el otro, donde empieza el otro, que es un gran terreno para la especulación, es campo fértil para la especulación”.

¿Dónde comienza el otro y dónde acabamos nosotros? ¿Somos los mismos cuando nadie nos mira que cuando estamos rodeados de gente? ¿Qué nos enseñan esas mujeres valientes que exploraron el vacío? Adriana Lunardi es ya una gran escritora. Otra mujer aguda y valiente, como aquellas que retrata en Vísperas. Una de esas a quien leer nos enseña algo que va más allá de los libros.

Artículos Relacionados

  • Hace 54 años se escribieron los tres grandes himnos del pop
  • Las 10 canciones recomendadas de Camila Zárate, de Canal 13
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia

Send this to a friend