SUSCRIBIRME
INICIO//Ocio//Libros//La flor amarilla del prestidigitador: un libro con las conversaciones de García Márquez y Gustavo Tatis

La flor amarilla del prestidigitador: un libro con las conversaciones de García Márquez y Gustavo Tatis

Como libro recomendado de la semana, nuestro columnista de libros, Juan Gustavo Cobo Borda, recomienda un texto que reúne las charlas del Premio Nobel con el periodista Gustavo Tatis.

Foto: Wikimedia Commons / C.C 2.0

Como libro recomendado de la semana, nuestro columnista de libros, Juan Gustavo Cobo Borda, recomienda un texto que reúne las charlas del Premio Nobel con el periodista Gustavo Tatis.

La flor amarilla del prestidigitador

Gustavo Tatis Guerra

Barcelona

Navona

2019

Vea tambien: Cuatro series y películas sobre asesinos seriales que tiene que ver si le gustó Mindhunter

La familia paterna es de Sucre y la materna de La Guajira. “Mientras entre los guajiros se conversa con los muertos, entre los sucreños se convive con el rastro fantasmal que dejan los muertos que vienen a recorrer los pasos” (pág. 51).

Tales son las raíces de García Márquez. Esto nos informa Gustavo Tatis Guerra, nacido en Sahagún (Córdoba) y quien sigue vinculado al diario El Universal de Cartagena desde 1984, diario donde García Márquez escribió sus primeras columnas.

Este libro reúne sus charlas con Gabriel García Márquez y su familia a lo largo de varios años, desde el Jueves Santo de 1992.

Compartiendo el espacio común de la región caribe, sus intrincados árboles familiares (la abuela de Tatis se llama nada menos que Escolástica) y los miedos, supersticiones, dolores y alegrías que caracterizan a sus habitantes, Tatis entrevista a la madre, el padre, los hermanos y todo el bullicioso desorden de la casa de los Buendía, invadida de nietos y sobrinos, de tías y amigos, donde a pesar de los pocos recursos siempre habrá un plato disponible para el comensal imprevisto.

Tatis nos vuelve a contar la mejor novela del premio Nobel: su propia vida. Así su padre vuelve a tocar el violín en serenatas a la madre y cura a los hijos con “ruibarbo, cáscara sagrada y boldo”, y la madre, Luisa Santiaga, paría once hijos en veintiún años.

Vea tambien: ¿Caminar o dormir? ¿Qué es mejor para después de almorzar?

Pero el padre con pretensiones de poeta y escritor, homeópata y telegrafista en Aracataca, nos da pie para internarnos en temas cruciales: el poder y los dictadores que lo encarnan, la matanza de las bananeras, la amistad cómplice con Fidel Castro que en época del presidente Gaviria visitará clandestino Cartagena, su militancia política en contra de Pinochet, el apoyo a Torrijos y su rescate del canal de Estados Unidos, donde Graham Greene y García Márquez no podían entrar, pues no se le daba visa por su pasado de simpatizantes comunistas. Torrijos los nombró diplomáticos de su delegación, así recibieron honores militares al llegar a Washington. La muerte anunciada de Cayetano Gentile y sus juegos de tenis todas las mañanas en el Hilton de Cartagena.

Paradojas que han marcado su vida. El viaje a Estocolmo, su pérdida de la memoria, su muerte en México escuchando vallenatos de Rafael Escalona. La parábola se cierra así, en este libro emotivo y devoto que vuelve a pulsar las claves de su vida, por un joven poeta, pintor y novelista que cada día llega a la redacción de El Universal, donde Clemente Manuel Zabala, con boina y lápiz rojo corregía y tachaba los iniciales textos de un joven flaco que hoy sigue ampliando su leyenda, gracias a la empatía que despliegan estas páginas.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
30 / 2019

Send this to a friend