SUSCRIBIRME
INICIO//Ocio//Libros//¿Qué pasó con el último libro de Truman Capote?

¿Qué pasó con el último libro de Truman Capote?

«Un suculento plato hecho con los peces gordos», fue lo que dijo Norman Mailer sobre este libro de escándalos de los famosos de los Estados Unidos. Sin embargo, el autor murió y nunca apareció el libro, o sí, ¿pero lo mantienen oculto?

Foto: MOSCOT/ Wikimedia Commons/ (CC BY-SA 4.0)

«Un suculento plato hecho con los peces gordos», fue lo que dijo Norman Mailer sobre este libro de escándalos de los famosos de los Estados Unidos. Sin embargo, el autor murió y nunca apareció el libro, o sí, ¿pero lo mantienen oculto?

En 1988 Random House publicó la novela póstuma de Truman Capote, titulada Answered Prayers (Oraciones respondidas), que él y sus amigos se encargaron de promover a lo largo de veintiocho años. Lamentablemente es un libro inacabado, con una larga historia de frustraciones en su ejecución, pero alrededor del cual se ha especulado más que sobre cualquier otro texto en la historia de la literatura norteamericana.

Capote se impuso altas metas con esta novela. Según un biógrafo, «quería hacer con la sociedad estadounidense lo que Proust había hecho con la francesa». Pero sucumbiendo
en medio de la droga y el alcohol, sus condiciones físicas y mentales no se lo permitieron. Sin embargo, promovió constantemente lo que nunca terminó.

Hasta su muerte, en 1984, sostuvo que Oraciones respondidas estaba lista, incluso en la imprenta. Tres años después, el inventario de sus efectos literarios demuestra lo contrario. Y ahora continúa la leyenda del manuscrito. Se afirma que fue robado por un antiguo amante del novelista, que fue depositado en una cajilla de seguridad no identificada, que se halla en un locker de la Greyhound en Los Ángeles, que antes de morir su propio autor destruyó varios capítulos…

«Un suculento plato hecho con los peces gordos»

Norman Mailer fue el primero en echar leña al fuego. En una nota de 1959, dijo: «Sospecho que (Capote) vacila entre los atractivos de la sociedad que disfruta con él y que le recompensa por sus inimitables dotes, y la novela que podría escribir sobre los chismes de la vida real sería una obra importante, pero le desterraría para siempre de su mundo preferido. Como yo no tengo nada que perder, espero que Truman haga un suculento plato hecho con los peces gordos».

Mailer no estaba errado. En Autorretrato, pieza de 1972, incluida en Los perros ladran, Capote habla de su larga y compleja novela, ya entonces titulada Answered Prayers, y menciona la presión que su escritura le causaba.

Ocho años después, en el prefacio de Música para camaleones, insistía: «…Durante cuatro años, más o menos de 1968 a 1972, pasé la mayor parte del tiempo leyendo y seleccionando, reescribiendo, catalogando mis propias cartas y las de otras personas, mis diarios y cuadernos de notas (que contienen narraciones detalladas de centenares de situaciones y conversaciones) de los años de 1943 a 1965. Tenía la intención de emplear mucho de ese material en un libro que planeaba desde hacía tiempo, una variante de la novela real…».

Capote divulgó a los cuatro vientos (por prensa, radio y televisión) otras características del libro, y amenazaba con su aparición. En una ocasión declaró: «La estoy estructurando en cuatro partes, y en realidad es como armar una pistola. Tenemos la empuñadura, el gatillo, el cañón y, finalmente, la bala. Y cuando la bala sea disparada, saldrá de la pistola con una velocidad y una potencia nunca antes vistas: ¡bam!».

Capote disparó

En 1976 se armó un tierrero impresionante. Capote publicó en la revista Esquire cuatro capítulos de su obra en marcha que, al parecer, tenía la potencia anunciada.

Las reacciones provocadas por esos cuatro capítulos («Mojave», «La Cote Basque»,* Unspoiled monsters» y «Kate Mc Cloud»), fueron múltiples; iban de lo personal a lo literario, de lo sutil a lo violento.

El periodista Lawrence Grobel afirma que esto bastó para sumir a Capote en una grave depresión y en una crisis nerviosa que posiblemente aceleraron sus enfermedades. “Sus amigos de la alta sociedad –anota Grobel- se despertaron de pronto con la idea de que tener entre ellos a un escritor (especialmente a uno tan sagaz y perceptivo como Capote) era peligroso. Y las puertas que había tenido abiertas de par en par durante toda la vida empezaron a cerrársele».

Gore Vidal, quien sostenía desde tiempo atrás una polémica con Capote, escribió: «Jamás ha escrito esa novela. Es otra vez la Virgen del Futuro. Pero como estamos en Norteamérica, si se le da suficiente publicidad a un libro que no existe, éste termina por ser verdaderamente tangible. Sería estupendo que le dieran el Premio Nobel por la fuerza de Answered Prayers, que en realidad no ha escrito. Hay unos cuantos retazos deshilachados de lo que podría haber sido una novela de chismes. Lo demás es silencio, y pleitos y… ruido en la televisión».

Capote y sus amigos contraatacaron. «Hay un verdadero malentendido acerca del libro dijo a Los Angeles Times: no trata en realidad de gente rica o famosa. Los capítulos
los publiqué fuera de contexto».

Un análisis más sereno

Pasado el escándalo por ese anticipo, vinieron miradas más neutrales sobre la obra. James Michener, prologuista de un libro de entrevistas íntimas con Capote, dice que este estaba a punto de convertirse en un maestro del roman a clef, el cual define como «un mundo aparte y fascinante en el cual, al leer la novela, se puede deducir la identidad de los personajes».

Hablando de la obra en concreto, la describe como «una escandalosa revelación de confidencias», y menciona al ampliarlo términos como «mala intención», para terminar diciendo:

«Se trata, ni más ni menos, del punto de vista de un proctólogo sobre la sociedad estadounidense».

Michener continúa, sin embargo, aseverando que la obra será analizada como documento de esta época por los licenciados de Harvard del año 2060, y que «como Toulouse Lautrec, (Capote) se convertirá en representante de su tiempo y se le apreciará por la manera magistral como lo resumió».

John Fowles tenía mayores esperanzas. En 1980 escribió sobre la novela de Capote: “La espero con gran impaciencia. Y supongo que, bajo la marquesina de un café, en alguna
parte del Parnaso, también la esperarán los tres maestros de mister Capote: Flaubert, Maupassant y Marcel Proust… De una cosa estoy seguro: sin él, la literatura contemporánea sería mucho más pobre y aburrida».

Vea tambien: ¿Caminar o dormir? ¿Qué es mejor para después de almorzar?

Incluyendo los textos de Esquire, el libro que ahora aparece cobrar forma bajo la voz del narrador, P. B. Jones un bisexual prostituido que se describe a sí mismo como una meretriz del bar de Hershey.

Su vida comienza en un orfelinato de San Luis, desde donde escala posiciones; primero es masajista en Miami, luego un escritor en ciernes que masajea el amor propio de los ricos de Europa y Nueva York.

A lo largo de dos relatos surge una trama embrionaria que hubiese podido llegar a ser el secuestro románticamente justificado del hijo de un industrial europeo. Se trata, en líneas generales, de un compendio de chismografía, tanto de los salones del East Side como de la basura humana de la calle 42 West.

Una reseña de la revista Time concluye: «Dejando de lado los encantamientos de Proust, Capote avanza hacia un best-seller espectacular, una pieza irresistible de picardías maliciosas escritas en el tradicional estilo de la aventura detectivesca y el National Enquirer«.


Truman Capote towels off after a relaxing whirlpool bath at his East Side gym. (Photo by Richard Corkery/NY Daily News Archive via Getty Images) Archivo Diners.


Lo que Capote contó de Answered Prayers

Los siguientes son apartes de las numerosas declaraciones que el novelista norteamericano hizo acerca de su obra inconclusa. Han sido traducidos del inglés por
Asbel López.

Playboy: Usted dijo hace poco que estaba trabajando en una nueva novela llamada Answered Prayers, cuyo tema está relacionado con una cita de Santa Teresa que dice: «Se derraman más lágrimas por las oraciones respondidas que por las desoídas».

¿Indica esto un regreso de la novela de ficción a formas literarias más tradicionales?

Bueno, este libro es más que todo un roman a clef basado en la vida, pero cargado de elementos de ficción, donde toman parte mis habilidades como reportero tanto como mis cualidades imaginativas. Pero no he olvidado la novela de no ficción en su forma más pura. Deseo demostrar de una vez por todas que el periodismo, sin importar el tema, es capaz de alcanzar un nivel artístico igual al de la ficción más superior.

¿Cuándo comenzó a escribir esta novela?

Originalmente la inicié en 1956, pero me detuve para escribir A sangre fría, en 1959. Quedé realmente noqueado y durante año y medio solo pude escribir piezas cortas. Así que solo retorné al libro hace tres o cuatro años, y es un libro muy largo y complicado.

¿Cómo es el nuevo libro?

Creo que tendrá unas 800 páginas; escribí el final antes que el comienzo, como hago siempre. Una vez se lo comenté a Katherine Ann Porter y me dijo: «¿Sabes una cosa?
Yo he hecho lo mismo toda la vida».

Y yo le dije: “Apuesto a que lo haces por la misma razón que yo; porque si escribo primero la última página de la historia, siempre sé a dónde me dirijo, y me gusta saber hacia dónde me muevo».

Cuando me hablaste de Answered Prayers por primera vez, me dijiste que tenía una estructura muy complicada, que empezaba después de la guerra y terminaba hacia 1965…

El personaje principal es una mujer que a los 19 años conoce a un hombre de 42, el padre de su compañera de cuarto en la universidad, con el cual inicia un «affaire». Es
una muchacha de extraordinaria personalidad, que vive esta relación durante los años, pero tiene muchos, pero muchos, muchos más amantes, todos hombres poderosos.

El hombre no se casará con ella porque vive satisfecho con su matrimonio, y porque tiene una buena razón: aspira a ser el próximo Presidente republicano de los Estados Unidos. Durante 16 años vivió convencido cada 4 de que lo sería, y cada vez con razones para creerlo, pero jamás lo logró.

Alrededor de esto se tejen muchas historias y docenas de personajes. Realmente se trata de seis personas que lograron lo que querían y cómo fueron sus vidas. No he inventado un solo personaje. (Risas) Oh, bueno, unos cuantos sin importancia. No creo que aún se entienda lo que estoy haciendo.

¿Y qué es lo que está haciendo?

Estoy llevando mis ideas sobre la novela de no ficción un paso adelante. A sangre fría era puro periodismo; cada palabra en ese libro era verdadera. La continuación lógica debía ser la escritura de una novela que fuera realmente una novela, pero en la cual todo fuera verdadero.

Vea tambien: “Todo lo que se ve en Frontera Verde, incluso lo más fantástico, está basado en la vida real”, Ciro Guerra

¿Por qué quiere combinar las dos formas?

Porque no lo he visto hacer antes. Es un reto. Mi libro no sigue el modelo de Proust, aunque comparte ciertos elementos. Es muy americano y muy contemporáneo; está
escrito en el lenguaje del momento. Además siempre he creído que los libros de Proust habrían sido mejores si él no hubiera perdido tanto tiempo disfrazando las cosas y transponiendo los sexos.

¿Qué trata de abarcar en su libro?

Casi todo. No es un libro sobre el jet-set per se; eso es solo una parte. El libro es realmente sobre el narrador; está estructurado como un continúo abrirse de cajas chinas, y hasta la gente muy inteligente piensa que el narrador soy yo.

¿Y no es usted?

Esa es la dificultad. Algunas veces el narrador soy yo. Pero tomé otra persona -sus antecedentes, su personalidad y los mezclé. De otra manera nunca hubiera funcionado. Es necesario para la historia que el narrador sea un factor de suspenso.

La principal escena contra la cual la gente ha reaccionado es la del restaurante en la Cote Basque de Nueva York. El narrador está almorzando con señoritas del jet-set, algunas de las cuales, como Carol, la esposa de Walter Matthau, son llamadas por su nombre real, mientras otras tienen nombres ficticios. ¿Quién es ahí el narrador?

Yo, obviamente.

¿Los ricos son seres diferentes?

Claro que lo son. Tienen una extraordinaria libertad. Viven en una dimensión que sobrepasa la de la gente común. Tienen, además, una extraña forma de andar juntos de arriba para abajo aunque no se estimen los unos a los otros. Es como si temieran salir de su pequeño mundo.

¿Qué representa usted para ellos?

Realmente no lo sé. Soy un conversador bueno y divertido.

¿Nunca sintió que lo utilizaban?

Oh, no.

Pero usted sí fue consciente de que hasta cierto punto los utilizaba a ellos durante esos años…

¡Pero si no los utilizaba! Quiero decir, era un intercambio justo.

¿Es literatura chisme?

Claro que lo es. Pero toda la literatura es chisme, toda la prosa narrativa lo es. ¿Qué es, por Dios, Anna Karenina, o Guerra y Paz, o Madame Bovary, sino chisme? ¿O Jane Austen? ¿O Proust? El chisme es el absoluto intercambio de la comunicación humana.

Se puede encarnar en dos señoritas conversando en una verja o en Tolstoi escribiendo Guerra y Paz.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
20 / 2019

Send this to a friend