SUSCRIBIRME
INICIO//Ocio//Música//Fonseca: una historia inolvidable

Fonseca: una historia inolvidable

A lo largo de su carrera, el cantante bogotano ha enfrentado una decena de desafíos que lo han forjado hasta convertirlo en uno de los artistas latinoamericanos más importantes del momento.

Foto: Cortesía Bavaria

A lo largo de su carrera, el cantante bogotano ha enfrentado una decena de desafíos que lo han forjado hasta convertirlo en uno de los artistas latinoamericanos más importantes del momento.

*Alianza estratégica

Luego de cinco premios Grammy Latino, ocho álbumes de estudio y un millón y medio de discos vendidos, el artista Juan Fernando Fonseca luce sonriente y tranquilo. En mayo 29 cumplirá cuarenta años, acaba de publicar su nuevo disco que lleva el nombre de Agustín, el mismo nombre de su tercer hijo que nació la misma semana del álbum, y colabora con generosidad en varias causas filantrópicas.

Pero llegar hasta aquí no fue un camino simple ni producto del azar. Tuvo altas y bajas, problemas, noches intensas de trabajo, siempre iluminadas bajo un pensamiento constante: pase lo que pase, no abandonaría su pasión por cantar.

EL ORIGEN

A los cinco años, Fonseca, el mayor de cinco hermanos, cantaba a todo pulmón el himno nacional en la sala de su casa. Sus papás lo animaron a continuar; se presentó a una audición para participar en el musical de El ruiseñor y la rosa, y obtuvo el papel. A los doce años escribió su primera canción. En el colegio tuvo una banda de rock llamada Nash y su primer disco, financiado por su papá, se llamó Bomba de tiempo, 500 copias que él mismo vendió entre sus amigos. A los 17 se fue estudiar a Berklee College of Music, en Estados Unidos, una experiencia que le abrió la perspectiva musical. Jamás dudó de que se dedicaría a la música.

Vea tambien: Inscríbase a las clases de “Acción Democrática para la Paz”

En 2002, cuando tenía 23 años, publicó Fonseca, su primer trabajo discográfico oficial. Sin embargo, la disquera quebró y durante dos años no pudo grabar con nadie más, porque tenía un contrato firmado con ellos. Fueron momentos difíciles, de cuestionarse si podría continuar por ese camino. Sin embargo, logró que le dieran la carta de libertad y en 2005 lanzó Corazón. Este disco contenía la canción Te mando flores, su primer éxito internacional, que permaneció por más de 22 semanas en la posición número uno.

Desde entonces, no ha dejado de componer canciones con un tono autobiográfico, de mezclar, de perder el miedo a experimentar con diversos géneros y de crear su propio estilo. Muchas se han convertido en grandes éxitos como Arroyito, Estar Lejos o Eres mi sueño, y en cada gira de conciertos el público las tararea emocionado.

LA TRANSFORMACIÓN

Fonseca siempre está buscando nuevos retos. En 2014, por ejemplo, se atrevió a hacer una versión sinfónica de sus canciones. “Lo primero que hicimos fue elegir las canciones más importantes de mi carrera y después las que tuvieran más potencial sinfónico. Junto con el arreglista Juan Andrés Otálora trabajamos durante mucho tiempo en pensar cómo tenía que sonar cada canción antes de entrar en los detalles del arreglo. Fue un gran reto lograr que los dos mundos, el sinfónico y el de mí música, fluyeran de una manera natural y conservando la esencia de cada uno. Ante todo teníamos muy claro que un privilegio como trabajar con la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia no se repite todos los días y queríamos aprovecharlo al máximo”, le confesó el artista a Diners ese año. En 2015 lanzó, paralelo a su disco Conexión, un homenaje a la música de Diomedes Díaz, con doce vallenatos cantados a su estilo y acompañado con varios íconos de este género, como Rafael Santos, Martín Elías y el Cocha Molina.

Vea tambien: Fanny Lu, Fonseca y Gusi ponen la música de fin de semana

A finales de 2018 lanzó Agustín. “Me encantó esta manera de construir el disco y una vez más me di el gusto de hacer un álbum ecléctico, dejándome llevar por mi instinto y tomando elementos prestados que fui encontrando en el camino de otros géneros para incorporarlos a mi sonido. Siempre con mi esencia por delante”, afirmó. Además, este trabajo cuenta con varias colaboraciones de artistas como Ana Torroja, Kinky y Melendi.

Fonseca ha decidido utilizar su voz para luchar por varias causas filantrópicas y diversos programas. Desde capacitar musicalmente a ex guerrilleros y exparamilitares en su reintegración social, ayudar a las mujeres víctimas de la violencia hasta crear junto a Camilo Hoyos, Gratitud, su propia fundación encargada de rescatar y proteger las tradiciones culturales colombianas. El cantante aprovecha cualquier oportunidad en la que pueda ayudar y brindar una voz de aliento a los más vulnerables.

Por ser un símbolo de determinación e ir por lo que se quiere; por tener la dedicación para superar obstáculos y retos; por prestarle atención a los pequeños detalles y tener el propósito de hacer las cosas bien, Club Colombia, la máxima expresión de la maestría cervecera, eligió al cantante como el embajador de la marca. Fonseca, sin duda, es la prueba de que los desafíos sacan lo mejor de cada uno, ponen a prueba nuestra fuerza y nos transforman.

Para más información visite www.clubcolombia.com.co/detrasdelamaestria

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
16 / 2019

Send this to a friend