Nostalgia, risas y emoción: Yo soy Betty La Fea regresó al teatro

Después de su primera temporada, en 2017, la versión teatral de la novela más famosa del escritor Fernando Gaitán volvió al Teatro Cafam de Bellas Artes.

“Los sucesos que ustedes verán a continuación no habían sido revelados hasta este momento, porque fue algo que nadie en Ecomoda quiere volver a recordar”, con estas palabras, don Hermes Pinzón (Jorge Herrera), daba el inicio de lo que desencadenaría suspiros melancólicos, risas descontroladas y aplausos mientras cada uno de los actores y actrices del elenco original de la telenovela, Yo soy Betty La Fea, iban apareciendo en el escenario.

La historia, como anticipó don Hermes, no trata ningún capítulo puntual de la telenovela que de 1999 a 2001 paralizó las actividades nocturnas de gran parte del país, y que luego se convirtió en éxito mundial con 28 adaptaciones; mejor, ilustra una situación en la que Ecomoda está a punto de caer en bancarrota y Betty (Ana María Orozco), en compañía de Nicolás Mora (Jorge Ordóñez) y el Cuartel de las feas, parecen encontrar la solución a los problemas financieros tras la aparición de un importante inversionista italiano (Manuel José Chaves).

Salvo Mario Duarte (Nicolás Mora), y Julián Arango (Hugo Lombardi, interpretado por Juan Carlos Yela), el elenco es el mismo de la telenovela. Entonces, el público cae en los pies de la ingenuidad de Betty, que se desvive por Don Armando (Jorge Enrique Abello), en un momento en el que él ni siquiera la determina. Luego, la frase “yo estudié seis semestres de finanzas en la San Marino”, el leitmotiv de Patricia “la peliteñida” (Lorna Cepeda), encuentra eco en la voz del público. El cuartel de las feas permanece intacto y el conflicto entre doña Sofía (Paula Peña), y “La pupuchurra” (Martha Isabel Bolaños), también permanece.

La actuación de Alberto León y Julio César Herrera, quienes en sus papeles de Gutiérrez y Freddy, el contador y el mensajero, respectivamente, resultan ser una cascada de risas que por momentos pueden salirse de control.

El día del estreno de esta nueva temporada, el pasado 25 de enero, Fernando Gaitán, minutos antes de que iniciara la obra, salió del teatro y se fumó un cigarrillo, conversó con algunos de los asistentes. Cuando acabó la presentación, Natalia Ramírez (Marcela Valencia en la obra), le agradeció frente a todo el público por haber creado Yo soy Betty La Fea, y por creer en el proyecto de una versión teatral, que tuvo como reto confluir los tiempos de los actores acostumbrados a rodar cine, televisión, a hacer teatro y tener otros proyectos.

Cuatro días después, Gaitán murió de un infarto. Recientemente había firmado un contrato con Sony Pictures Television para grabar un nuevo proyecto que, según la productora, va a realizarse. Así que el escritor no solo dejó otra historia para los colombianos, también nos dejó otra oportunidad para vivir una noche de risas fáciles, enternecernos por la ingenuidad de Betty, y reunió al elenco completo para regalarle al público bogotano un capítulo más de Yo Soy Betty La Fea.

Artículos Relacionados

  • Conozca a Turcios, uno de los mejores caricaturistas del mundo
  • 14 autorretratos para romper estereotipos
  • La exposición de la National Geographic que llega por primera vez a Colombia
  • Estas son las mejores fotos tomadas con iPhone en 2019

Send this to a friend