Gauguin y su viaje a Tahití

Se estrena en las salas de cine la película Gauguin, basada en uno de los periodos de la vida del pintor francés.

En un periodo de su vida, hacia finales del siglo XIX, Gauguin perdió el interés por lo que pasaba en París. La ciudad ya no le ofrecía rostros ni paisajes que considerara dignos de retratar en sus pinturas.

Por eso decide irse de allí y exiliarse en Tahití, un lugar que le permitiera sobrevivir con pocas cosas y le diera un impulso a su inspiración para crear otra vez. La decisión no es fácil, ya que debe enfrentarse a la soledad, la enfermedad y la miseria en un lugar completamente desconocido y ajeno.

En su viaje conoce a Tehura, quien se convierte en su esposa y también en la musa del “periodo tahitiano” del pintor francés, que incluye algunas de sus obras más célebres.

El encargado de darle vida al pintor es el actor Vincent Cassel, quien logra darle muchos matices a su personaje. Desde el Gauguin derrotado, al esperanzado hasta el que permanece en constante búsqueda de la inspiración para lograr una obra cada vez mejor.

Gauguin no es un biopic sobre el pintor, se centra en un periodo específico de la vida del artista, entre 1891 y 1893, en el que debe sortear muchas penurias económicas, su cada vez más delicado estado de salud, su pasión por pintar con lo que sea, la incomprensión de quienes le rodean y de quienes dejó atrás, en Europa.

La película es un bonito retrato construido por su director Edouard Deluc, que logra capturar momentos claves en la vida del artista, que debe acoplarse a las costumbres y diferencias sociales que suponen el nuevo lugar donde vive.

Artículos Relacionados

  • Galería: Estas son las películas más influyentes de la historia
  • Así fue el concierto de Roger Waters en Bogotá
  • Estas son las fotos más desgarradoras de vida salvaje en 2018
  • “La ciclovía es la playa de los bogotanos”

Send this to a friend