Cynthia Erivo y su exitoso camino desde Broadway hasta el cine

La actriz londinense habla de su papel de Belle en la película 'Viudas' que se estrena hoy en Colombia.

Con sus dos primeras películas —Widows y Malos Tiempos en el Hotel Royale— a ser estrenadas con unas cuantas semanas de distancia una de la otra, Cynthia Erivo está, de manera entendible, un poco nerviosa y muy emocionada. “Sí, son tiempos extraños para mí”, sonríe. “Estoy esperando a que las dos primeras películas que hice se estrenen en cines. Quiero que salgan y me pregunto cómo serán recibidas por la gente. Las dos me encantan. Mucha gente me dice, ‘¿qué has estado haciendo?’ Y la respuesta es, ‘He estado trabajando en estas películas maravillosas”.

Hasta ahora, al menos para las audiencias cinematográficas, Erivo todavía es una desconocida. Pero para los amantes del teatro en ambos lados del Atlántico ya es una estrella; un talento fenomenal que ganó en el 2016 el Premio Tony a Mejor Actriz en un Musical gracias a su espectacular actuación en Broadway como ‘Celie Johnson’ en la producción de Menier Chocolate Factory de la obra The Color Purple.

Cynthia nació en Londres y después de haber estudiado psicología musical durante un año en la Universidad de Londres, decidió ir en búsqueda de su primer amor —cantar y actuar—, por lo que hizo una audición en RADA y obtuvo un lugar en la prestigiosa escuela de teatro. Después de RADA, fue de una producción a otra —incluyendo haber interpretado a ‘Earl of Douglas’ en la producción de Phyllida Lloyd de Henry IV, una obra conformada por puras mujeres; y haber asumido el rol de una aspirante a entrar a un show de talentos en el espectáculo del West End I Can’t Sing— antes de haberse dirigido a Broadway, una vez que obtuvo ese papel soñado como ‘Celie’.

En enero de 2017, dejó el espectáculo, y desde entonces ha terminado tres filmes y ahora se encuentra trabajando en su cuarto. Uno de ellos es Widows o Viudas, dirigida por el ganador del Oscar Steve McQueen (12 Years a Slave) a partir de un guion que él coescribió con Gillian Flynn (Gone Girl).

Después de que sus maridos son asesinados durante un robo, Veronica (Viola Davis), Linda (Michelle Rodriguez) y Alice (Elizabeth Debicki) planean terminar el trabajo y le piden a Belle (Cynthia Erivo) que se les una. El reparto estelar también incluye a Liam Neeson, Colin Farrell y Robert Duvall. Conversamos con Cynthia Erivo sobre su participación en esta película.

Hablando acerca de Viudas,  ¿cómo fue que le llegó en proyecto?

Fue muy extraño (ríe). Mi equipo me habló de él cuando estaba justo en medio de The Color Purple, en Broadway.

Entonces, ¿Steve McQueen (director) fue a ver a la obra?

No. Creo que el director de casting la fue a ver y me parece que le gustó lo que estaba haciendo. Le habló a Steve de mí y él se puso en contacto, nos organizaron una cita y tuvimos una conversación. Nos sentamos y desayunamos en un hotel en Nueva York. Soy una gran aficionada de su trabajo. Fue encantador.

¿Estaba nerviosa?

Me gusta su energía y su forma de ser con la gente, y, sabe, se sintió casi como haber hablado con un padre. Así que no me sentí intimidada. Me sentí muy a gusto, pero supe que estaba en un cuarto con un titán. Eso no lo puedes evitar. Esa es su manera de ser —con tan sólo estar ahí. Y nos sentamos y en realidad platicamos de todo —de dónde provengo, qué he estado haciendo, de Londres y Nueva York, y la diferencia entre ambas ciudades, de la obra, y hablamos de Viudas y el personaje, y cuán especial él siente que es. Y lo es,  hay algo muy cool acerca de ella.

¿Qué sucedió después?

Recibí esta llamada telefónica tres o cuatro semanas después, en la que me dijeron, ‘tienes el papel’. Y él todavía no veía la obra. La vio después de haberme dado el papel.

Debió haber sido un gran momento. ¿Dónde estaba cuando escuchó esa noticia?

Recuerdo que estaba en un Starbucks en Nueva York cuando me llamaron. Acababa de hacer ejercicio y tenía mi scooter —porque tengo una pequeña scooter Razor con la que me muevo— y todo mi equipo estaba al teléfono, que siempre lo están cuando me dan buenas noticias (ríe), así que fue toda una conferencia telefónica —hay como siete de ellos entre Los Ángeles, Nueva York y Londres. Así que todos estaban al teléfono y después me dicen que me han dado el papel, y no pude evitar levantar la voz en este Starbucks de Nueva York. Les decía, ‘¿En serio? ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo sucedió esto?’, y me respondían, ‘Su equipo acaba de llamar y quiere darte el papel’. Les contesté, ‘¡OK! Maravilloso. ¡Estoy dentro!’. Y después de eso vino a ver la obra. Fue, de verdad, genial.

Háblenos de su personaje.

Bueno, se llama Belle. Y es una de las viudas, aunque en realidad no es una viuda. No sabes mucho acerca de su novio o esposo anterior, pero sí sabes que se está valiendo por sí misma y criando a un niño por sí sola. Vive en un barrio popular de Chicago y no es fácil para ella. La historia es acerca de un grupo de mujeres que se juntan para llevar a cabo un atraco. Y esto se debe a que sus maridos han cometido un robo, pero las cosas salieron mal y a todos los asesinaron, así que tres de las viudas son dejadas con una deuda y necesitan el dinero. Por lo que deciden cometer un robo para obtener el dinero que necesitan para poder salir del problema que tienen.

Y a lo largo del camino, una de las esposas conoce a mi personaje, Belle, quien tiene dos trabajos —es peluquera y niñera. Una de las viudas le llama para que sea su niñera porque tiene que ir a una reunión con las otras dos mujeres, y cuando se aparece en la casa llega toda sudorosa. Entonces, le pregunta a Belle, ‘¿por qué estás sudorosa?’ Y Belle le responde, ‘Bueno, corrí para llegar aquí’. De tal modo, le pide a Belle que le cuente de su vida y se da cuenta que podría ser un beneficio para el equipo, y es así cómo pasa a formar parte de él. Así que las cuatro terminan llevando a cabo el robo. Es muy cool.

¿Y ese tiempo juntas ayudó cuando las cámaras estaban corriendo?

Fue una gran experiencia por muchas razones. Esas mujeres son increíbles. Rodamos en Chicago y recuerdo haberme sentido ahí como en casa. Es ajetreado, pero no tan ajetreado, así que me podía mover sin problemas y no necesitaba ayuda para ir de un lugar a otro. Y el departamento que tenía se sentía como si fuera mi departamento. Fue una grata sensación.

¿Estaba sorprendida cuando Steve McQueen le dijo que iba a hacer una película de robos?

No sé si estaba sorprendida. Sin lugar a duda, estaba intrigada. Steve es el tipo de realizador que hace lo que le parece correcto. No me parece que vaya a seguir un cierto género de cine; creo que hará lo que sienta que es adecuado en ese momento y en ese momento quería ver a cuatro mujeres fuertes dar una paliza y ser admirables. Y siento que podría ser un homenaje a su esposa e hija, o quizás y justo en este momento de nuestra historia quiera ver a mujeres fuertes en pantalla —o quizás y sean ambas (ríe)”.

Es un buen momento para ver a mujeres muy fuertes en pantalla, ¿no es así?

Sí, y mucho, y creo que se siente muy orgulloso por eso. Le encanta cuando tienes la oportunidad de ver a estas cuatro mujeres ser fuertes y adueñarse de sus vidas. Estaba muy emocionado de que iba a hacer esta película. Recuerdo que un día que tuvimos que rodar una escena en el coche, se la pasaba diciendo, ‘¡estamos haciendo una película! Todos, ¡hagamos esta película! No creo que la gente se dé cuenta cuánto ama hacer lo que hace. Lo ves en su trabajo —cada momento para él es súper especial. Y todo el tiempo está lleno de ideas.

Ha hecho todas estas películas consecutivas. Ha de estar ansiosa por ver que sean estrenadas.

Sí, son tiempos extraños para mí, porque estoy esperando a que las dos primeras películas que hice se estrenen. Así que ya quiero que salgan y me pregunto cómo serán recibidas por la gente. Las dos me encantan. Mucha gente me dice, ‘¿qué has estado haciendo?’ Y he estado trabajando muy duro de manera constante desde que dejé The Color Purple, que fue en enero de 2017. Y, desde entonces, he hecho tres películas y actualmente estoy rodando la cuarta. Así que ha sido un poco extraño en el ínter, pero como te podrás imaginar, estoy muy emocionada al respecto. Ha sido una época increíble para mí.

¿Cómo se siente?

 Maravilloso.

¿Cuán importante fue The Color Purple para usted en cuanto a lanzar su carrera cinematográfica?

Cambió toda mi vida. De verdad lo hizo. Y me encantó cada minuto de ella. No sabía que por interpretar un musical podía pasar eso. Supongo que soy un caso especial en cuanto a que ha sucedido de esta manera, pero siento que se me dio [la obra] un regalo maravilloso, que ha abierto todas estas puertas para mí. Y estas películas me han llegado como resultado de ello, y estoy muy agradecida. En el 2010, dejé RADA (Royal Academy of Dramatic Art) y desde entonces todo ha sido espectacular —una cosa tras otra.

¿Alguna vez se permitió soñar que iba a tener una carrera en cine y teatro como esta? ¿O siempre lo vio como ‘un trabajo a la vez’?

 Creo que siempre me he permitido soñar un poco. Para mí nunca se trató sólo de conseguir un trabajo. Nunca fue eso porque sabía que esto era lo que supuestamente tenía que hacer. Sólo quería hacer tanto como me fuera posible. Siempre digo que soy ambiciosa porque quiero hacerlo todo (ríe). Y quiero hacerlo todo muy bien.

Artículos Relacionados

  • Galería: Estas son las películas más influyentes de la historia
  • Así fue el concierto de Roger Waters en Bogotá
  • Estas son las fotos más desgarradoras de vida salvaje en 2018
  • “La ciclovía es la playa de los bogotanos”

Send this to a friend