¿Por qué Aretha Franklin es la reina del soul?

La diva de la música afroamericana falleció a los 76 años. Diners repasa los momentos cruciales de su carrera.

Es imposible no mover los pies, las manos, la cabeza, los hombros y todo el cuerpo con la música de Aretha Franklin. Esta artista nacida el 25 de marzo de 1942 en Memphis (Tennessee, Estados Unidos) se adelantó a la época con un soul acompañado de trompetas, piano, percusión y su poderosa voz.

Todo empezó cuando Franklin se unió al coro de la iglesia de su padre Clarence LeVaughn Franklin, en 1950. Ahí entrenó su voz, esa que la llevó a realizar giras por todo Estados Unidos con la banda gospel que conformó con un grupo de jóvenes de la congregación.

Aunque no estuvo implicada en casos de consumo de drogas, como sucedió con muchos artistas de la época, entre ellos Ray Charles, Franklin soportó los golpes de la fama con una maternidad precoz, su primer hijo lo tuvo a los 12 y el segundo a los 14 años. Luego vivió un matrimonio tormentoso con Ted White, quien la golpeaba y humillaba. Sin embargo, seis años después se casó con él y tuvo dos hijos más.

Con la influencia de Dinah Washington y Ella Fitzgerald, Franklin saltó a la fama con su canción ‘Respect’, que en tan solo meses se convirtió en un himno del soul. La revista Rolling Stone la catalogó como: “una versión maravillosa del soul, un lamento sobre el: “¡Qué mal me has tratado!”.

Su vida en Memphis le dio bastantes historias, que luego plasmó en canciones como por ejemplo: ‘You make me feel’, ‘Don’t let me lose this dream’, ‘baby, baby, baby’, ‘Save me’ y ‘Love is a serious business’, en las que cuenta apartados de su vida personal y amorosa. De 1967 a 1970, Franklin se convirtió en la segunda mujer en ganar dos premios Grammy a mejor álbum y canción (1967) (por detrás de Judy Garland en 1961), y la única en mantener su estilo puro del rock y pop que llegó con The Beatles, Simon & Garfunkel e incluso con artistas de soul como Sam Cooke y The Drifters.

En 1973 lanzó su álbum 30, ‘With everything i feel in me’, reconocido por la crítica como el último que conservó la esencia de la afroamericana antes de sucumbir a la música disco. Entre 1975 y 2007, Franklin lanzó otros 44 álbumes, que no contaron con la misma popularidad que los primeros.

Desde entonces el presente de su carrera fue yendo a menos, aun así, la artista hizo duetos históricos, como por ejemplo: Elton John (It isn’t, it wasnit, it ain’t never gonna be), Whitney Houston (‘Gimme your love’) y Frank Sinatra (‘What now my love’).

Durante su carrera recibió 18 premios Grammy y vendió 10 millones de discos, a pesar de nunca haber salido de Estados Unidos por su temor a volar en avión.

Aunque la cantante anunció su retiro en 2017, siguió dando conciertos exclusivos en Estados Unidos. El último fue en Nueva York, para la celebración de los 25 años de la fundación contra el Sida, de Elton John.

Franklin falleció a los 76 años en su hogar en Michigan a causa de un cáncer de páncreas. “Es uno de los momentos más oscuros de nuestras vidas, no podemos expresar el dolor de nuestro corazón. Hemos perdido a la matriarca y a la roca de nuestra familia”, expresaron sus hijos y familia a través de un comunicado.

A continuación vea algunos datos del por qué Aretha Franklin es y será por siempre la reina del soul:

Talento de nacimiento

 

Los padres de la cantante son el predicador Clarence LeVaughn Franklin, conocido como “La voz del millón de dólares”, y Barbara Franklin, cantante de gospel y quien abandonó a su familia cuando Aretha era menor de edad.

Primer disco

 

Franklin grabó su primer disco a los 14 años bajo el sello JVB/ Battle Records, lo que la convirtió en una voz reconocida dentro de su comunidad y Estado. En 1960, viajó a Nueva York para tomar clases de técnica vocal, piano y danza.

La fama es del tamaño de una servilleta

Entre los múltiples álbumes que elaboró estuvo ‘Lady soul’, en el que participaron sus amigas Doris Troy, Dionne Warwick y Cissy Houston, madre de la reconocida Whitney Houston.

La primera mujer en la revista Time

El principal medio de comunicación de la época sucumbió a la fama de la afroamericana Aretha Franklin, quien en junio de 1968 apareció en la portada junto a un titular que dice: “El sonido del soul”.

Ceremonia a Martin Luther King

La familia Franklin era amiga personal de Martin Luther King, quien en repetidas ocasiones visitó a la familia en la iglesia y cargó a la artista cuando tenía cinco años.

Después de su asesinato, toda la familia estuvo invitada al entierro y Franklin interpretó su primer álbum gospel para rendir homenaje al máximo defensor de los derechos civiles para los afroestadounidenses.

¿La mujer del rock?

 

En 1987 se convirtió en la primera mujer en la historia en entrar al Salón de la Fama del Rock and Roll de los Estados Unidos.

La primera entre hombres y mujeres

 

La revista Rolling Stone realizó un estudio a nivel mundial de los mejores artistas y géneros en todo el mundo en 2010. Para sorpresa Franklin ocupó el primer puesto, por encima de otros 99 artistas sin importar si eran hombres o mujeres.

Artículos Relacionados

  • Hace 54 años se escribieron los tres grandes himnos del pop
  • Las 10 canciones recomendadas de Camila Zárate, de Canal 13
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia

Send this to a friend