ABC del rock colombiano

Diners hacer un recorrido del rock nacional desde 1993, el año más prolífico en proyectos y realizaciones del género. Conozca las historias detrás de algunas de las bandas más representativas del país.

Publicado originalmente en Revista Diners Ed. 282 de septiembre de 1993

¿Renace el rock en Colombia? Cualquier respuesta afirmativa, en principio, genera todo tipo de sospechas. ¿Acaso no había renacido en 1988 con los resultados tan lamentables que se conocen? ¿Acaso no había vuelto a renacer entre 1990 y 1991 con el auge de los bares? Mejor aún: ¿acaso murió alguna vez en Medellín, donde la fuerza del rock jamás ha dependido de modas pasajeras sino de su poder de convocatoria entre amplios segmentos de la población?

Lo que sí es cierto es que en 1993 ha aparecido gran cantidad de grabaciones, varias de ellas con un amplio despliegue publicitario: desde el pop melifluo y convencional de baladistas modernos como Tulio, Alejandro Martínez y Marcelo Cezán, hasta la irreverencia metálica de Juanita Dientes Verdes y Perseo, pasando por el regreso del tecno pop de Estados Alterados, el álbum debut de Doble UC, el proyecto en inglés de Juancho Pulido, la reunión de Pasaporte, la reaparición de La Pestilencia y el casete independiente grabado por 1280 Almas, entre varios proyectos más.

Esta vez existe una gran ventaja respecto de años anteriores. Por primera vez se le piensa dar un apoyo financiero muy importante a artistas como Marcelo Cezán y Carlos Vives, cuya fusión del folclor de la región la Sierra Nevada de Santa Marta con el pop y otros ritmos debe ser tomada como algo mucho más importante que una simple moda de vedette de la televisión.

Ya no se trata de quemar “lo que había” en condiciones adversas, como ocurrió en 1988. Según los informes de prensa, se piensa mercadear con seriedad el producto de estos artistas y se pretende introducirlos en países de América Latina, varios de ellos muy difíciles por la fuerte competencia que allá existe.

Aunque a primera vista esto no beneficie a los grupos radicales y que se mueven por fuera de los canales comerciales de difusión, en el mediano plazo puede resultar benéfico, ya que se fortalece el gran talón de Aquiles que siempre ha tenido el rock: la falta de un público lo suficientemente grande para sostener un movimiento de esta naturaleza y un mercado discográfico que se sostenga.

En España y Argentina no se consolidó el rock de la noche a la mañana. Fueron necesarios el esfuerzo y la dedicación de gran cantidad de músicos que, como en el caso concreto de Charly García, tuvieron que esperar más de diez años de estrellato underground para firmar con una casa disquera multinacional.

Además, todos estos movimientos (incluso el rock´n roll de los años cincuenta en Estados Unidos o el punk y el new wave de finales de los años setenta en Inglaterra) surgieron de sellos independientes. Luego llegaron las grandes casas disqueras y los extendieron.

Triunfar en el rock no es fácil. Los músicos también empiezan a tomar conciencia de ello. Saben que no basta colgarse una guitarra para ser una estrella. Comienzan a darse cuenta de que los responsables de que el rock nacional no haya despegado todavía no son únicamente las emisoras de radio y las casas disqueras.

Todavía es muy temprano para sacar conclusiones. Por primera vez las condiciones existen. Falta ver si el público nacional está dispuesto a apoyar a los grupos y si el impulso que piensan dar las casas disqueras, las emisoras y la empresa privada en definitivo, o sólo alcanza para poner de moda por un rato a los cantantes que también actúan en telenovelas.

OLA DE DISCOS

El avispero del rock nacional anda revuelto. Los grupos están de nuevo en los estudios de grabación. No importan los presupuestos. Los independientes se las arreglan como pueden, los que están con las casas disqueras intentan proyectarse al exterior. Una rápida mirada a la nueva discografía del rock nacional da a entender qué 1993 es, hasta la fecha, el año más prolífico en proyectos y realizaciones de toda la historia.

Doble UC lanzó hace algunas semanas su primer álbum, titulado El laberinto. José Gaviria y Camilo Montilla, integrantes del grupo, lograron plasmar en este disco varios años de trabajo y esfuerzos, y el resultado fue bastante satisfactorio: un sonido adulto y tranquilo, muy acorde con los vientos que soplan en el pop de América Latina y España en estos tiempos.

Juancho Pulido, integrante de Compañía Ilimitada, ya grabó varios temas en inglés, con los cuales piensa sacar adelante un proyecto muy ambicioso: entrar en el mercado Norteamérica- cano. Y mientras esto ocurre, Compañía Ilimitada presentara un CD que recopila los principales temas de sus álbumes.

Estados Alterados, de Medellín, ya grabó su segundo álbum, del cual presentaron como anticipo un super sencillo que contiene las canciones Sacúdete ahora y Seres de la noche. Pero eso no es todo por los lados de Medellín.

Juanita Dientes Verdes lanzó su primer mini-LP, al igual que Perseo, que está en las listas de éxitos con el tema Reina de la noche. Estos discos complementan el álbum Niño gigante de Ekhymosis, desde hace algunas semanas en el mercado nacional.

Los caleños de Kronos, no contentos con el éxito de su vocalista Jorge Fresquet en el montaje de Jesucristo superestrella, lanzaron el álbum Volver a empezar. Los independientes tampoco andan cruzados de brazos.

1280 lanzó su casete titulado Háblame de horror, uno de los trabajos más destacados del rock bogotano de los últimos tiempos. Este grupo, integrado por Fernando Del Castillo, Juan Carlos Rojas, Hernando Sierra, Leonardo López y Pablo Kalmanovitz, firmó contrato con la casa disquera BMG.

Esta casa también está muy interesada en trabajar con La Derecha y Los Aterciopelados, animadores permanentes de la escena del rock “alternativo” de los bares capitalinos. El sello independiente Eclipse lanzó el casete de Mudavas Beethoven y el LP del grupo metalero Ágata, de Bogotá. Pero eso no es todo.

Philips proyecta poner en mercado una recopilación con temas de los grupos que están sonando en la emisora Radioactiva, entre ellos Lakesis Sigma y Poligamia. Parece que 88.9 piensa hacer lo propio con la casa disquera BMG.

Artículos Relacionados

  • Galería: Así se celebra el Día Internacional de la Fotografía en el mundo
  • Especial: ¡Feliz cumpleaños Harry Potter!
  • Así se vivió el Concierto Radiónica 2018
  • Escuche el acústico del Concierto Radiónica y Diners 2018

Send this to a friend