Comedia y drama, tres películas recomendadas de esta semana

Esta semana tenemos tres películas recomendadas que se salen de los estereotipos de Hollywood. Comedia y drama para disfrutar en las salas de cine este fin de semana.

Nadie nos mira
Director: Julia Solomonoff

En esta película de la galardonada directora y productora argentina (El último verano de La Boyita, Hermanas), Nico (Guillermo Pfening), un reconocido actor de telenovelas vive la otra cara del sueño americano, como muchos latinos que emigran a Estados Unidos, en este caso a la Gran Manzana, para estrellarse con la ausencia de oportunidades.
El protagonista (mejor actor por este papel en el Festival de Tribeca 2017), decide irse de Buenos Aires debido a que no soporta la doble vida que le impone su amante y productor Martín (Rafael Ferro) y trata de abrirse paso en Nueva York, mientras convence a todos en su país natal de que la está pasando de maravilla. Pero su condición de indocumentado, sus rasgos rubios tan distintos al estereotipo latino y su marcado acento no le hacen fácil conseguir roles, por lo que debe sobrevivir al día a día con trabajos como niñero y mesero. El viaje de Nico es, como casi todos, una búsqueda interior de la que finalmente sale airoso.

Madame
Director: Amanda Sthers

Son muchas las películas cuya trama transcurre en torno a una cena, entre las que podemos recordar el clásico de 1967 protagonizado por Sidney Poitier Guess Who’s Coming to Dinner o la más contemporánea Celebración (Festen), de Thomas Vinterberg e incluso, para no ir tan lejos, la reciente película de Alex de la Iglesia, Perfectos desconocidos. Y lograr que la cena no sea un desastre cinematográfico no es tarea sencilla.
En esta comedia de la escritora y cineasta francesa Amanda Sthers (You’ll Miss Me) que tiene a París como telón de fondo, son los actores secundarios los que logran sacar a flote un historia que satiriza las pretensiones de una madame del siglo XXI: Ann Fredericks (Toni Collette) con ínfulas de aristocrática, cuyo esposo Bob (Harvey Keithel) atraviesa una difícil coyuntura financiera y decide vender su último Caravaggio a un coleccionista y para impresionarlo decide dar una comida en la que nada sale como los anfitriones quieren.
Una chispeante Rossy de Palma en el rol de niñera y jefe de servidumbre se roba por completo el show al lado de su pretendiente, el corredor de arte David Morgan (Michael Smiley). Con un final abierto esta comedia es una crítica al engañoso paternalismo de las clases altas, a la servidumbre y la doble moral.

Un nuevo comienzo
Director: Richard Loncraine

“Lady” Sandra Abbott (la excepcional Imelda Staunton, Maléfica, Vera Drake) es una devota esposa y madre casada por 40 años con el jefe de policía de Surrey, que descubre el mismo día de la fiesta de jubilación de su marido, que este le es infiel desde hace varios años con una de sus mejores amigas. Una desolada Sandra llega a casa de su hermana mayor Bif (Celia Imrie, The Best Exotic Marigold Hotel, Bridget Jones’ Baby) a quien no ve hace casi una década y al entrar por la puerta de ese hogar su vida da un giro inesperado. Si Sandra tiró por la borda sus sueños de ser cantante y bailarina y optó por dedicarse al hogar, su hermana es la cara opuesta: soltera empedernida, desinhibida y rebosante de vida. Pero en el reencuentro ambas se dan cuenta de que no son tan distintas como parece a simple vista y gracias a Bif, quien le presenta a sus amigos de baile: Charlie (Timothy Spall), Jackie (Joanna Lumley) y Ted (David Hayman), Sandra se permite brillar de nuevo y hasta enamorarse.

Artículos Relacionados

  • Galería: Vea los ganadores de los iPhone Photography Awards 2018
  • Escuche las canciones favoritas de Piso 21
  • Nueva música para disfrutar el fin de semana
  • Crónicas desde Rusia: Postales del partido Colombia – Inglaterra