Lo bueno, lo regular y lo malo de Eurovisión 2018

El festival musical más grande de Europa se rindió a los pies de una cantante israelí.

Eurovisión o más bien el concurso de las oportunidades musicales más grande del mundo le ha permitido a artistas de toda clase consolidarse y expandirse sin importar el idioma o la religión.

Para la muestra está ABBA, el grupo sueco que ganó en 1974 con la reconocida canción ‘Waterloo’; Celine Dion, en 1988 con ‘Ne partez pas sans moi’; Julio Iglesias, en 1970 con ‘Gwendolyne’ y cómo no Raphael, quien a pesar de quedar de sexto, en 1967 con su éxito ‘Hablemos de amor’, se robó miles de corazones en el mundo.

Vea también: El grupo sueco ABBA anunció su regreso en 2018

El festival musical, que se celebró este año en Lisboa, se ha diversificado y ha dejado ver un panorama más amplio con nuevas voces y experiencias particulares. Así fue con Netta Barzilai, la israelí que se quedó con el primer lugar en 2018 con la canción “Toy”.

Esta cantante de 25 años llegó al concurso sin grandes oportunidades, al lado de Amaia y Alfred (España); Eleni Foureira (Chipre); y Madame Monsieur (Francia), quienes se perfilaron como los firmes candidatos a llevarse el micrófono de cristal.

Sin embargo, con paciencia y esfuerzo Barzilai se ganó el corazón del público global con su grabador de voz (looper), efectos de electrónica y su voz, además de tener un potente mensaje dedicado a las mujeres que han sufrido acoso y para las que se sienten diferentes o infravaloradas.

Barzilai se une a las hebreas Dana International, quien se convirtió además en la primera ganadora transgénero del concurso en 1998 con la canción ‘Diva’, y Gali Atari, en 1979 con su versión de ‘¡Aleluya!’.

Vea también: ¿Sabía que estas canciones participaron en Eurovisión?

El mundo entero está esperando si el concurso se celebrará en el país de la ganadora, como parte de la tradición, o elegirán un país neutro para evitar inconvenientes causados por el ambiente político de Israel.

Lo regular

En medio de las baladas, la música country, el rock, y las letras con tintes políticos, los críticos consideran que el Eurovisión 2018 estuvo bastante flojo: “Los disfraces kitsch, las baladas de poder y el riesgo de unos humillantes puntos nulos son familiares para sus fanáticos. Si los organizadores se salen con la suya dejará de ser un concurso musical y se convertirá en un producto para vender al resto del mundo”, escribió la crítica Jennifer Rankin, de The Guardian.

Por otro lado, los españoles Amaia y Alfred, quienes estuvieron lejos de ganar el concurso, se quejaron ante la prensa de su puesto; criticaron a los españoles y aparentemente rompieron su relación a la que el público tildó como una fachada para el concurso.

Después de quedar en el puesto 23, a pesar de ser una de las revelaciones del concurso, la pareja de españoles criticó al jurado y a los espectadores y aseguraron que: “se presta más atención a cosas que no son música”.

Vea también: ¿Qué pasó en el Eurovisión 2017?

Luego se despacharon en contra de sus nacionales de la que Alfred aseguró: “me da asco ser español y es una mi*rda el puesto 23”. Por último, la pareja, quien se mostraba muy enamorada, resolvieron terminar su relación justo después del concurso.

Lo malo

“El concurso que empezó como una historia de personas alcanzando su sueño musical, se ha convertido en un reality en el que todo queda registrado por una cámara”, cuenta el crítico Miguel Ángel Bargueño del diario El País de España.

La última edición de este concurso se robó la atención, no por el talento musical, sino por los juegos pirotécnicos y de luces, sin contar con las historias dramáticas de los concursantes y la gala final que se parece más a una pasarela de moda que a la entrada de un concurso musical.

Por último, los seguidores de Eurovisión se han mostrado molestos porque ahora el concurso solo se entiende a través de redes sociales. Esto como crítica directa al exceso de información que se presenta durante la gala.

Artículos Relacionados

  • Galería: Así se celebra el Día Internacional de la Fotografía en el mundo
  • Especial: ¡Feliz cumpleaños Harry Potter!
  • Así se vivió el Concierto Radiónica 2018
  • Escuche el acústico del Concierto Radiónica y Diners 2018

Send this to a friend