SUSCRIBIRME
INICIO//Ocio//Hobbies//Los secretos de Nairo Quintana para ganar La Vuelta a España

Los secretos de Nairo Quintana para ganar La Vuelta a España

Se convirtió en el segundo colombiano en ganar esta prestigiosa carrera, luego de que “Lucho Herrera” lo consiguiera en 1987.

Se convirtió en el segundo colombiano en ganar esta prestigiosa carrera, luego de que “Lucho Herrera” lo consiguiera en 1987.

Para ser el portador final de la camiseta roja, que lo identifica como campeón de La Vuelta a España 2016, el ciclista boyacense Nairo Quintana recorrió 3.315 kilómetros durante 83 horas, 31 minutos y 28 segundos. Le tomó un minuto y 23 segundos menos que al británico Christopher Froome, quien llegó en la segunda posición, y 2 horas menos que el ganador de La Vuelta en 2015, Fabio Aru.

El camino para lograr estos números estuvo diseñado con especial preparación, Nairo Quintana tuvo que tomar decisiones difíciles y no perder la paciencia cuando el público, quizás, le pedía más intensidad. Estos son los 3 secretos que llevaron a un colombiano, luego de 29 años, a lo más alto del podio ciclístico español.

Juegos Olímpicos: un sueño que se desvaneció

«Uno de mis grande sueños es competir en los Juegos de Río 2016. La medalla no supone más presión. Es un compromiso que tengo. Me prepararé para estar a un buen nivel en Río de Janeiro». Esas fueron las palabras de Nairo el 27 de octubre de 2015 y que registró el diario deportivo As Colombia.

Sin embargo, en julio de 2016, y con el inicio de los Juegos Olímpicos pisando las ruedas, se conoció que Nairo no asistiría. Era 24 de julio y recién terminó el Tour de Francia, en el que ocupó la tercera posición detrás de Christopher Froome y el francés Romain Bardet. Nairo alegó que pasó por diferentes dificultades físicas que no e permitieron dar su 100%. «El cuerpo no va, las piernas no funcionan», declaró Quintana durante el Tour. Así que Quintana eligió descansar y abandonar el sueño olímpico para concentrarse en su nueva meta: La Vuela a España.

Estrategia de equipo

Vea tambien: Conozca los mejores destinos para vivir el turismo deportivo en 2019

Desde que Nairo Quintana se unió al Movistar Team, en 2012, ha tenido compañeros de alta categoría, como Alejandro Valverde, quien ya conquistó la Vuelta a España en 2009 y ha sido protagonista del Tour de Francia. Estas combinaciones de ciclistas mejoran las posibilidades de lograr los objetivos, pues se distribuyen cargas y se vuelven apoyos en momentos en los que las piernas no dan más.

El equipo a vencer en los últimos años es el Sky, liderado por Christopher Froome, ganador de 3 ediciones del Tour de Francia. Y nuevamente, como en la pasada edición de la vuelta al país galo, las miradas se centraron en Froome y Quintana.

¿Será esta la oportunidad en la que Nairo se saque la espina del Tour que Froome le ha ganado? ¿Seguirá Froome dominando el escenario ciclístico mundial? Esas fueron algunas preguntas que se hicieron antes de comenzar esta edición de La Vuelta, que se echó a rodar el 20 de agosto.

Las primeras etapas fueron de reconocimiento, sin apuestas físicas tan exigentes y pensando en que serían 21 etapas en total, así que habría que administrar esfuerzos y prepararse para los desafíos de la montaña. Nairo y Froome estuvieron a la par durante toda la competencia.

Faltaban 5 etapas para finalizar la carrera y Nairo aventajó en 3 minutos y 37 segundos a Froome, “la estrategia es estar a la defensiva”, explicó Quintana. Eso quiere decir que Nairo estaría muy cerca de la rueda del británico, respondiendo a sus ataques pero minimizando esfuerzos extra.

Con las cosas aparentemente controladas llegó la etapa 19, una contrarreloj. No es el fuerte de Quintana, en otras ediciones ha perdido tiempo, y esta vez no fue la excepción. Con una demostración de que Froome está en la élite deportiva, ganó la etapa y redujo el tiempo con el líder a solo 1:21. Todo se definiría al día siguiente.

Tranquilidad y cabeza fría

Con la certeza de saber que para ganar el título solo no debía perder de vista la rueda de Froome, se largó la penúltima etapa de La Vuelta-y la última en términos prácticos, pues la tradición ciclística toma la última etapa como el paseo del campeón, en donde se respetan las posiciones y no hay ataques-. Cuando el británico apuró el paso Nairo lo igualó, ante el menor asomo de que Froome quisiera escaparse Quintana lo perseguía como si fuera su sombra.

A pocos metros de llegar a la meta la noticia ya se sabía: Nairo Quintana era el nuevo campeón. Así que Froome desaceleró y Nairo se fue adelante, pasó la meta y el británico, en un gesto de nobleza deportiva, aplaudió al nuevo dueño de la camisa roja.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Septiembre
12 / 2016

ARTICULOS RELACIONADOS

agosto 27, 2018 VER MÁS
diciembre 18, 2017 VER MÁS

Send this to a friend