SUSCRIBIRME
INICIO//Ocio//Música//Colombia, a la conquista del Grammy Latino

Colombia, a la conquista del Grammy Latino

Los artistas colombianos abundan en las listas de nominados a los Grammy Latinos, que se otorgan el próximo 19 de noviembre. Analizamos el momento de la música colombiana y hablamos con algunos de los nominados.

Los artistas colombianos abundan en las listas de nominados a los Grammy Latinos, que se otorgan el próximo 19 de noviembre. Analizamos el momento de la música colombiana y hablamos con algunos de los nominados.

En la industria musical americana, la estatuilla más ambicionada de todos, como lo es el Óscar para Hollywood, tiene forma de gramófono. El Grammy es el rey de los reconocimientos, el aplauso de la Academia, el premio de premios. Y lo es en su versión original – la norteamericana – y en su más reciente edición latina.

Por decimosexta vez, las voces y agrupaciones cuya música ha sido grabada en español o en portugués – no importa que el artista venga de Puerto Rico, Bogotá, Sao Paulo o Barcelona – serán premiadas en una noche que cobra relevancia en cada edición. La Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación volverá a desempolvar la alfombra roja para celebrar un año de vasta producción musical en el que la mejor noticia es la variedad.

Variedad y calidad son dos de las notas que más suenan cuando hablamos de música colombiana en estos días, y eso bien lo sabe la Academia. No es casualidad que, en las últimas tres ediciones del Grammy Latino, Colombia haya terminado en el podio. En 2011, superó a México y Brasil – las dos grandes potencias regionales, y no sólo si hablamos de producción musical – en número de estatuillas. Y este año podría volver a hacerlo.

El éxito de Colombia en tierra de gigantes encuentra multitud de explicaciones. Primero – lo más evidente – es que Colombia ha sido madre de algunos de los pesos más pesados de la industria musical latinoamericana. Juanes (portada de la última edición de Diners) y Shakira se cuelan entre los cinco artistas con más Latin Grammy de su corta historia. El paisa ya tiene veinte, y optará a ampliar la colección con su solitaria nominación de este año, la de mejor vídeo por “Loco de amor”. La barranquillera de caderas movedizas suma doce. No muy lejos anda Carlos Vives, otro gigante del pop local, con nueve galardones.

Además de la importancia de los nombres propios, Colombia se ha erigido como la cuna de la fusión. De ahí su variedad de estilos, partiendo, por supuesto, de su posición dominante en géneros mainstream. En la categoría de canción urbana – que, caretas fuera, bien podría llamarse Reggaeton -, Colombia ha consolidado una generación de nombres fuertes: J Balvin, Maluma y Alkilados son los representantes colombianos en esta edición. En el género vallenato, el dominio colombiano es arrollador. Silvestre Dangond (y su primo Lucas), Gusi, Jorge Celedón y la dupla Iván Villazón – Saúl Lallemand acaparan cuatro de las cinco candidaturas en esta categoría.

La emergencia de bandas nacionales con propuestas originales – y el consecuente reconocimiento de la Academia – es la mejor de las noticias de esta edición. Uno de los grandes exponentes de la nueva generación de talento colombiano es Monsieur Periné, banda de folk en cuyo sonido los ritmos latinos coquetean con el pop francés. Monsieur compite no sólo por el título a artista revelación, lo cual ya es un honor, sino que figura entre los nominados a mejor álbum del año con su poderosa “Caja de música”.

Vea tambien: Ocho colaboraciones de artistas colombianos con músicos internacionales

“Cuando supimos que nos habían nominado por partida doble, pensábamos que era un chiste”. Santiago Sarabia, dueño y señor de la guitarra en Monsieur Periné, me confesaba su asombro hace unos días. “Fue una gran noticia por partida doble. Demuestra que la Academia valora la calidad, y no sólo el éxito comercial. Y anima a que las bandas luchemos por mantener nuestra identidad”.

Ojalá todas las bandas colombianas en auge hicieran eco de las palabras de Santiago; La originalidad de las propuestas nacidas en Colombia depende de ello. Sin embargo, algunas de las agrupaciones más veteranas han reorientado su música hacia un estilo más universal e insustancial. Es el caso de los también nominados Bomba Estéreo, que pujará por el premio a mejor grabación del año con su sencillo de pop electrónico, “Fiesta”.

Quienes sí han sabido mantener su identidad, aunque hayan afinado su sonido y se hayan hecho grandes de la noche a la mañana, son Choquibtown. El trío de Quibdó, liderado por la carismática Goyo, sigue transmitiendo la esencia del chocó en cada acorde, y pujará en la categoría de mejor álbum de fusión tropical, otro listado con más de un colombiano – también participa Jorge Villamizar-.

En el eterno despliegue de etiquetas (cuarenta y ocho categorías son demasiadas, algo que resta infinito valor a los premios) deja lugar para todo. La lista es tan larga, que los colombianos se cuelan en las esferas más insospechadas. El país ha vuelto a dar la nota en el campo del rock, y lo ha hecho por partida doble con otros viejos conocidos de esta publicación. Diamante Eléctrico, trío que cabalga entre el power pop y el rock alternativo, se ha colado entre mejores álbum y canción de rock gracias a “B”, un disco fresco y visceral que presentaron en el mismo Campín que ocuparon los Foo Fighters allá por el 31 de enero.

Vea tambien: Las canciones favoritas de Maite Hontelé

Otros terrenos son más conocidos para el talento colombiano. Entre los cantautores, por ejemplo, aparecen Marta Gómez y Santiago Cruz. El de Ibagué, a pesar de sumar tres nominaciones a los premios de la academia, mantiene la humildad del primer día. “Que mi álbum Equilibrio figure nominado entre tantos gigantes de la música latinoamericana es un auténtico honor”, reconocía. “Supone el reconocimiento de tus colegas, de tus compañeros de trabajo, de tus ídolos”.

Los colombianos siguen apareciendo en la dilatada lista de nominaciones, y pelean por un sitio en lo más alto desde en el pop (Mojito Lite), hasta en el tango (Quinteto Leopoldo Federico) pasando por la música tropical (Lucas Arnau, Checo Acosta) y la música cristiana (Alex Campos). “Colombia está viviendo un momento dulce”, dice Santiago Cruz con una sutil sonrisa. También Santiago (Sarabia, de Monsieur) se reafirma en la misma línea: “La historia de mestizaje de nuestro país se traslada a una explosión musical; nuestra identidad vive en la música que hacemos. Por fin la industria cultural está eclosionando y abriendo puertas”.

La música colombiana sigue creciendo y ampliando sus fronteras. En unos días sabremos si así lo reconoce la Academia. Por el momento, y para siempre, quienes amamos la música podremos reconocerlo escuchando sus trabajos, y apoyando para que la calidad y la originalidad reinen en la industria musical de Colombia.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Noviembre
04 / 2015

Send this to a friend