SUSCRIBIRME
INICIO//Ocio//Televisión//Game of thrones episodio 8: El príncipe de Winterfell

Game of thrones episodio 8: El príncipe de Winterfell

Theon Greyjoy sigue siendo despreciable, y el amor llegó a la vida de Robb Stark. Advertencia: no lea esta columna si no ha visto el capítulo más reciente de Game of Thones.

Theon Greyjoy sigue siendo despreciable, y el amor llegó a la vida de Robb Stark. Advertencia: no lea esta columna si no ha visto el capítulo más reciente de Game of Thones.

El capítulo de esta semana comienza donde terminó el anterior: los cadáveres de los pequeños Stark están calcinados y colgados a la vista de todo Winterfell. Entonces llega Yara, la hermana de Theon Greyjoy, a pedirle que se vaya con ella para sus islas. Winterfell queda demasiado lejos del mar y ellos son isleños. Además, le dice, Robb Stark no demora en llegar a vengar su traición. Como Theon es un poco corto de entendimiento, se rehúsa a ceder ante su hermana. Confirmamos que Yara es más inteligente que Theon cuando le pregunta si es que un niño de 6 años y un lisiado eran mucha amenaza para él.

En el mundo de los salvajes más allá del Muro, Jon Snow es prisionero del ejército de Mance Rayder, un antiguo miembro de la Guardia Negra a quien todavía no hemos visto pero a quien todos parecen admirar mucho. Sobre todo Ygritte, que cree que Jon Snow sería perfecto para hacer parte de su ejército revolucionario. Ella lo lleva ante un personaje cubierto de huesos (muy apropiadamente llamado “el señor de los huesos”) que planea matar a Jon. Ygritte le devuelve a él el favor de no haberla matado y le asegura a don esqueleto que como Snow es el hijo bastardo de Ned Stark, tiene mucho para aportar. Los de los huesos tienen a otro Guardia Negro secuestrado. Él le dice a Jon Snow que los demás están muertos, así que el deber de Snow es asegurarse de que su muerte no haya sido en vano.

Mientras tanto los tres compañeros de Snow, que no se fueron con él de expedición, están cavando letrinas. En esas se encuentran una roca tallada con símbolos antiguos, que Sam asegura son escritos por los “primeros hombres”. La historia de Westeros es tan apasionante como las aventuras de todos estos personajes. Cuando levantan la piedra resulta que hay una capa escondida con varias armas, entre ellas una punta de lanza hecha con “vidrio de dragón” u obsidiana.

En King’s Landing, Cersei otra vez anda haciendo de las suyas. Ya todo el mundo sabe que Tyrion tiene una prostituta a quien ha convertido en su mujer, y Cersei está dispuesta a destruir a su hermano y quitarle aquello que más ama, como prometió hace dos episodios. Lo que ella no sabe es que se equivocó de prostituta. Así, cuando Cersei le muestra a Tyrion a su supuesta amada en problemas, resulta que no es Shae (quien, sabemos, ahora es la doncella de Sansa) sino Ros, la prostituta estrella del burdel de Littlefinger. Tyrion, que es honorable, jura vengarse y rescatar a Ros simplemente porque está mal hecho que maltraten a la chica, y corre a asegurarse de que su verdadera novia está bien.

Al día siguiente, Tyrion y Varys comparten un momento de complicidad cuando Joffrey les asegura que está listo para recibir a Stannis Baratheon (a todas estas, Joffrey nos recuerda que Stannis es legalmente tío de Joffrey. Esa parte se nos había olvidado.) “Imagínate el terror de Stannis”, dice Tyrion. “Estoy tratando”, contesta Varys. Tyrion cuenta cómo, cuando alcanzó la mayoría de edad, su padre lo nombró fontanero del reino, mientras su hermano fue el guardia del rey más joven de la historia y su hermana fue reina a los 18 años. Él siempre ha sido menospreciado y por eso aquello de tener tanto poder lo ha tomado por sorpresa. Varys por su parte le cuenta que recibió noticias de Qarth: Danaerys Targaeryen está viva y tiene tres dragones. Tyrion responde que es mejor que se preocupen por una sola cosa a la vez.

Vea tambien: 10 actores que no pueden compartir un set de grabación

Danerys mientras tanto insiste en que sus dragones son sus hijitos y una madre no abandona a sus hijitos. Ser Jorah, que es sensato, le dice que no. Que por favor no se crea el cuento de que es la mamá de los dragones así le digan la “madre de dragones”. Ellos no nacieron de ella, no bebieron su leche, etc. Ella, que está convencidísima de quién sabe qué, insiste, y añade que no solo es la mamá de los dragoncitos, sino que es mágica: saltó al fuego y no se quemó. El pobre Jorah está enamoradísimo de ella y responde que ok, que le cree, y que además dará su vida por protegerla.

En Harrenhal, Arya está preocupada. Tywin Lannister va camino a atacar el campamento de Robb. Así que ella busca a Jaquen y le pide que mate a Tywin. Como él le contesta que no puede, que le dé otro nombre, ella le dice que es o Tywin o Jaquen. Por alguna razón Jaquen cree que las palabras de la niña son vinculantes y que sus palabras son asesinas. Le ruega que saque su nombre de la lista, y entonces ella contesta que para poder sacar su nombre de la lista Jaquen debe asegurarse de que Arya y sus amigos podrán escapar de Harrenhal. Él cumple su promesa, y Arya huye con Gendry (el bastardo de Robert Baratheon) y Hot Pie. A cambio, los dos guardias están muertos. Arya le debe un hombre a Jaquen.

Mientras tanto, en el campamento de Robb Stark, resulta que Jaime Lannister se escapó. Catelyn lo dejó escaparse acompañado de Brianne, a cambio de que le devuelvan a sus hijas. Obviamente Jaime no lo va a hacer, ya sabemos que él es “un hombre sin honor”. Como Robb sabe bien que se aprovecharon de su mamá, se pone furioso y la arresta por traición. Eso le pasa a Cat por soberbia.

Por la noche, cansado, Talisa (la Cruz Roja de Westeros) llega a su carpa a preguntarle cómo está. “Arresté a mi mamá, mi mejor amigo me traicionó, mis hermanitos están en peligro…” Empiezan a charlar de la vida y demás, y ella le cuenta cómo fue que se volvió Cruz Roja después de haber sido criada como una dama. Él ya no puede del amor y le dice que no quiere casarse con una prometida que tiene en alguna parte a quien no conoce. Ella le dice que no quiere que él se case, y proceden a hacer el amor en el piso de la carpa.

Nuevamente en Winterfell, los cadáveres de los niños siguen ahí colgados. Pero, oh sorpresa, no son los niños Stark, sino otros dos niños que Theon compró para matar y hacer pasar por Bran y Rickon. Ellos, mientras tanto, están escondidos en las catacumbas de Winterfell.

Vea tambien: Tres razones por las que no esperamos mucho del último capítulo de Game of Thrones

El capítulo se sintió como una pausa necesaria para prepararnos para los últimos dos episodios de la temporada. Vale la pena rescatar el humor de la escena en la que Tyrion y Bronn, su guardia, hacen el oso preguntándose cómo se pronuncia el nombre del autor de un libro.

Artículo relacionado: Game of Thrones, capítulo 7: Un hombre sin honor 

 

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Mayo
21 / 2012

Send this to a friend