SUSCRIBIRME
INICIO//Ocio//Cine//Ida, de Pawel Pawlikovski, la parábola del retorno

Ida, de Pawel Pawlikovski, la parábola del retorno

Ida de Pawel Pawlikovski, Ilo Ilo y Cine Tonalá, un lugar para ver buen cine independiente, son nuestros recomendados del séptimo arte para este mes.

Ida de Pawel Pawlikovski, Ilo Ilo y Cine Tonalá, un lugar para ver buen cine independiente, son nuestros recomendados del séptimo arte para este mes.

Anna (Ida), la joven novicia de un convento católico, está a punto de jurar sus votos. Sin mediar mayores explicaciones, la superiora del convento le sugiere que antes de hacerlo, vaya al encuentro de su única familia: Wanda, una tía alcohólica y con un pasado de connivencia con el régimen comunista que gobernó a Polonia desde el final de la Segunda Guerra Mundial. El quinto largometraje del polaco Pawel Pawlikowski es el relato de ese encuentro que se desarrolla en forma de un viaje, físico y psicológico, a los orígenes. La relación entre los dos personajes se va transformando como lo ordenan las películas de carretera: distante al comienzo, marcada por las revelaciones dolorosas después, y siempre llena de transferencias emocionales complejas.

A medida que avanza el recorrido, el espectador va confrontando no solo el origen judío de Ida y el destino de su familia, sino el papel de Wanda dentro de la estructura burocrática del comunismo, y su decepción y desapego frente a esos compromisos. La película se sitúa en 1962 en Polonia, años después de los acontecimientos de octubre de 1956, cuando tras la muerte de Stalin se soñó con un deshielo o liberalización del país, que finalmente resultó inferior a las expectativas generadas.

Ida, sin embargo, no es una película política al uso, ni se empeña en examinar en detalle los avatares de la tragedia polaca. El telón de fondo de la Segunda Guerra y el holocausto judío, así como la asunción del comunismo, son apenas un marco en el cual se sitúan problemáticas más universales: el asedio del propio pasado, la tensión entre espiritualidad y materialismo, y la inevitable degeneración o puesta a prueba de los ideales más nobles, ya sean religiosos o políticos. Pawlikowski, polaco exiliado, retornó a su país para rodar una película acerca de la desilusión, y de lo que nos queda una vez miramos de frente nuestra condición como seres humanos.

Las decisiones estilísticas que toma Pawlikovski convierten a Ida en una experiencia estética radical: el blanco y negro expresivamente iluminado que recuerda al cine de grandes maestros europeos como Wajda, Bresson o Bergman, los planos largos y fijos que se proponen revelar un paisaje físico y moral desolado, el encuadre 4:3 que comprime aún más a objetos y personajes en un especie de sinsalida, la presencia del jazz como contrapunto liberador en los opresivos ambientes que describe la película. Ida encuentra su actualidad y pertinencia, su modernidad cinematográfica, en un gesto de retorno al pasado, a un cine de otra época que buscaba lo que Paul Schrader llamó “el estilo trascendental”, lo espiritual a través de lo material. Y así, tema y tratamiento, fondo y forma, conviven en este film como entidades inseparables, como el cuerpo y el alma de un mismo impulso artístico. Toda una lección de fe… en el cine.

Otros recomendados 

ILO ILO

Dirección: Anthony Chen. Con Koh Jia Ler, Angeli Bayani. Singapur. 2013

Esta película de Singapur, premiada con la Cámara de Oro en Cannes, muestra el progresivo desmoronamiento de una familia en medio de un país en crisis económica. Un padre frustrado por sus fracasos económicos, una madre rígida y arribista y un niño que busca afecto y atención, son observados por Teresa, la inmigrante filipina que llega a trabajar a la casa y se convierte en catalizadora de las tensiones familiares. Ilo Ilo es un drama realista con una penetrante capacidad de observación social. Y es también un relato, a la vez local y universal, sobre un microcosmos –la familia– que no nos es dado observar sin incomodidad.

CINE TONALÁ

Vea tambien: En los 90: Jonah Hill debuta como director

En junio abrió sus puertas en un local del barrio La Merced de Bogotá, una nueva alternativa para los cinéfilos de la capital. Con una cuidada programación que incluye cine independiente en distintos formatos y franjas, estrenos, lanzamientos, eventos musicales y talleres, Tonalá –el lugar donde nace el sol– llega a ocupar un espacio deshabitado en la oferta cinematográfica bogotana. En Tonalá parece revivir, actualizado a las demandas y contextos contemporáneos, el espíritu de las viejas salas de arte y ensayo, donde ir a cine no solo era ver una película, sino participar de una experiencia.

Dirección: Calle 35 No. 5-89

Info@lbv.co / cinetonalabog@gmail.com

Teléfonos: 232 1857 – 300 1847

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
25 / 2014

Send this to a friend