SUSCRIBIRME
INICIO//Ocio//Música//25 años sin Kurt Cobain

25 años sin Kurt Cobain

El 5 de abril de 1994, Kurt Cobain, una de las voces más importantes del «grunge», se suicidó en su casa de Seattle.

Foto: YouTube/ MTV Unplugged

El 5 de abril de 1994, Kurt Cobain, una de las voces más importantes del «grunge», se suicidó en su casa de Seattle.

El 11 de Enero de 1992 el disco Nevermind de Nirvana desplazó a Dangerous de Michael Jackson del puesto número uno en el listado de Billboard. Dos años más tarde, el 7 de Abril de 1994, Kurt Cobain, cantante y compositor de la banda, fue encontrado muerto en el invernadero de su casa en Seattle. Su muerte fue dictaminada como suicidio con disparo auto infligido con arma de fuego. También se encontraron marcas de uso de heroína en sus brazos y una combinación de drogas en su sangre.

Durante esos dos años Nirvana pasó de ser una banda más de la escena independiente de Seattle a convertirse en la más exitosa del mundo. Nevermind vendió más de 10 millones de copias en su primer año, y hoy en día ha vendido más de 35 millones.

Eso no lo esperaba nadie, ni su disquera, ni sus compañeros de banda, ni el mismo Cobain. En los años anteriores al lanzamiento de Nevermind Nirvana se dedicaba a promover Bleach, un primer disco agresivo con enormes influencias del punk que tuvo un éxito modesto en las emisoras universitarias de Estados Unidos y vendió un poco más de 40 mil copias.

Nirvana era una banda pequeña por eso nadie esperaba que su segundo disco fuera a convertirse en el más importante del año. Para comparar, ese fue el año en que Metallica lanzó su álbum Metallica más conocido como el Álbum Negro, Guns and Roses lanzó Use Your Illusion, y U2 Achtung Baby. Discos que no tuvieron ni la mitad del éxito del Nevermind de Nirvana.

Hasta Flea, el bajista de los Red Hot Chilli Peppers le contó a la Revista Spin que el éxito de Nirvana lo tomó por sorpresa: “-Blood Sugar Sex Magik– salió a la venta el mismo día que –Nevermind– Yo recuerdo estar muy emocionado porque sentía que habíamos hecho nuestro mejor disco. Entonces ponía la radio y seguía oyendo para escuchar Give it Away, pero lo único que oía era esta canción de Nirvana, y yo pensaba, Dios, es una canción putamente buena. Pero, ¿Será que van a poner Give it Away? y resultaron ser la mejor banda del mundo”.

La mejor banda del mundo porque lograron un balance pocas veces alcanzado combinando el espíritu salvaje y pesado de las guitarras con distorsión y los alaridos en la voz con melodías pegajosas, divertidas y fáciles de aprender. Debajo de la crudeza del espíritu punk había una sensibilidad pop que le daba importancia, por encima de todo a una buena canción.

Vea tambien: Un plato de papel de 22 mil dólares y otros 4 objetos de famosos subastados por millones

Además del talento musical Nirvana tenía algo que los hacía diferentes a todas las otras bandas del momento. En los noventas tanto el rock como el pop empezaron a crear enormes espectáculos con cuidadosas coreografías de luces, efectos y video. Los conciertos de Nirvana eran, al contrario, un ejercicio en simplicidad. Cobain aparecía vestido como cualquiera más del público. Tocaba parado en un lado del escenario y, en lugar de ofrecer un espectáculo calculado milimétricamente, entregaba a la audiencia una expresión visceral de sus sentimientos.

El dolor que se expresaba era real, en palabras de Henry Rollins: It wasn’t Bullshit. Fue ese dolor profundo, indefinible, que se le comía las tripas desde adentro lo que eventualmente terminó con la vida de Cobain. Porque a medida que Nirvana se hacía más grande también aumentaban su ansiedad y su “automedicación” con heroína.

A finales de 1993, cuatro meses antes del suicidio, Nirvana grabó su Unplugged in New York. Para muchos el mejor disco de la serie de acústicos producida por MTV y sin duda el más vendido. Cobain pidió velas negras y flores blancas para el escenario. La directora de arte del programa recuerda haber pensado que la decoración semejaba la de un funeral.

Durante ese acústico Nirvana dejó la energía explosiva que los caracterizaba en vivo y dio uno de los mejores conciertos de su carrera. Además de tocar algunas de sus mejores canciones, y dejar por fuera algunas de las más famosas, la banda se dedicó a tocar covers de sus artistas preferidos como The Man Who Sold The World de David Bowie o Jesus Don’t Want me for a Sunbeam de The Vaselines. El concierto tiene un aire melancólico y aunque Kurt sonríe, a menudo luce cansado. En los descansos entre tomas se fuma un cigarrillo.

A principios del 94 durante una gira en Europa Cobain es hospitalizado en Roma por –se sabría después de su muerte- un primer intento de suicido con pastillas. El evento es ocultado a la prensa y presentado como una complicación de salud. Tras terminar la gira y regresar a Estados Unidos los otros miembros de la banda, trabajadores de la disquera y su esposa Courtney Love planean una serie de intervenciones para obligarlo a entrar en rehabilitación. A principios de abril Cobain se interna en Exodus, un centro de recuperación en California de donde escapa tras un par de días.

Vea tambien: Cinco colecciones nuevas de diseñadores que probablemente no conocía

Los siguientes días su esposa Courtney Love le pierde la pista. Contrata un investigador privado para que le ayude a buscarlo. El investigador llegará a Seattle el seis de abril un día después de que, en palabras de Love, “Cobain trajo una silla a la ventana, uso algo más de heroína, puso el cañón de una escopeta en su frente y haló el gatillo”.

De ahí en adelante la historia de Kurt Cobain deja de ser la de un hombre común y empieza a convertir en leyenda: El diez de abril Courtney Love aparece en una vigilia en Seattle. Allí lee la carta una carta que dejó Cobain y consola a más de diez mil fanáticos que lloran reunidos. Durante la ceremonia aprieta en su mano un mechón del pelo de Kurt. Al final reparte la ropa de su difunto esposo entre sus fans como si fueran reliquias.

Alrededor del mundo millones de fans lloran la muerte de Cobain. Otros acusan a Courtney Love de asesinarlo y simular el suicidio. Famosos músicos como Kim Gordon de Sonic Youth afirma ante la prensa que está convencida de que Cobain fue asesinado. Su estatus como leyenda empieza a crecer. Acaba de entrar en ese “Estúpido club”, como dirá su madre Wendy O’Connor, al referirse al grupo de famosos roqueros que murieron a los 27 años: Jimi Hendrix, Janis Joplin, Brian Jones y Jim Morrison.

Traducido directamente del sánscrito Nirvana quiere decir apagar o extinguir, como cuando uno sopla una vela. Kurt Cobain extinguió su vida como si fuera un fuego que se alimentara solo de dolor y ansiedad, pero su mayor regalo para la música y la cultura ya estaba puesto en el mundo.

En el budismo Nirvana es un estado trascendente en el que no hay sufrimiento, deseo, ni sentido del yo. En eso se convirtió Nirvana, y su imagen icónica Kurt Cobain: Un joven para siempre, congelado en sus 27 años, que con sus sacos de lana, su pelo grasoso y su pantalón sin lavar es la encarnación perfecta de la rabia, la desesperación y la tragedia.

Cada cierto tiempo el rock produce un nuevo ídolo. Alguien que además de hacer música revolucionaria convierte su vida en su mayor expresión artística. Probablemente el último de esos ídolos ha sido Kurt Cobain y por eso Nirvana entró el diez de abril de 2014 en el Rock and Roll Hall of Fame. “Gracias por la tragedia” escribió una vez Cobain en su diario, “La necesito para mi arte”.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Abril
05 / 2019

Send this to a friend