De la pantalla de t.v. a los listados de música

Hay temas de programas de televisión que se vuelven tan populares que cuando uno las escucha es imposible no recordar la serie a la que pertenecen. Estas son algunas de ellas.
Prev1 de 2Next

El tema musical de Friends es sin duda (porque todavía lo pasan y por eso mismo) un buen ejemplo de la vida de la música en la televisión. El dúo The Rembrandts trabajó de la mano con los productores en “I’ll Be There For You”, con la idea de usarlo solamente como cabezote en la serie. Sin embargo, en Nashville, unos programadores de radio lo extendieron y lo convirtieron en una canción, la cual empezaron a emitir y así se volvió muy popular, hasta el punto de que “nuestro sello disquero insistió en que la completáramos y la grabáramos”, al decir de uno de los integrantes del dúo. Otro caso en la misma línea es el tema que hicieron para The Big Bang Theory  los canadienses Barnaked Ladies.

Definitivamente la selección de las melodías que acompañan a un show televisivo es un aspecto clave para su éxito y nosotros mismos somos los testigos. El propósito de la música que identifica un programa es establecer rápidamente un mood, un aura sonora y un estado de ánimo.  En esta época de consumo desenfrenado, excesivo, impulsivo e incontrolado de contenidos audiovisuales la función de la melodía es enganchar de una y si es posible, funcionar como un signo pavloviano: “inconscientemente estás pensando ‘quiero oír el resto’, nunca lo vas a zapear, es increíblemente importante”, dice el rapero T.O.N.E.Z quien escribió el tema para Justified emitido por el canal FX.

La cosa se pone nostra con Los Sopranos, serie que se distingue además por el uso de canciones en sus episodios, llegándose incluso a publicar discos con algunas de ellas,  al igual que Mad Men. Para el tema de entrada se utilizó “Woke Up This Morning”, un blues electrónico de la banda londinense Alabama 3 que le aporta intensidad, al mismo tiempo que mantiene la atmósfera de cotidianidad peligrosa que emana de los guiones.

En nuestra televisión son famosos los casos de Aterciopelados con “El Álbum”, canción extraída de Gozo Poderoso para la telenovela Isabel me la veló, y “Gaviota” para Café, con aroma de mujer, de Margarita Rosa de Francisco, de la cual adicionalmente se grabó una versión en salsa. El colmo y el récord lo tiene Carlos Vives a quien la pantalla chica lanzó a una carrera musical exitosísima que sobrepasa los 20 años.

Música y televisión siempre han sido buenos amigos, y hoy gracias a los realities de talento, continúa la relación, muy a pesar de la traición perpetrada por MTV (Music TV). De paso un saludo a Jorge Barón. Abundantes son las buenas canciones que  le debemos a la tele. Entre las que se han vuelto icónicas con el tiempo oímos, por ejemplo, la Pantera Rosa y Peter Gunn de Henry Mancini, Misión Imposible del argentino Lalo Schifrin, Hawai 5-0, Bonanza y todas las que el lector completará con sus recuerdos y emociones.

Pero además de estas muy famosas y ya clásicas, encontré, mientras esculcaba en los archivos, otras musiquillas bacanas, como por ejemplo la canción de Cake usada en Chuck, y Forever Young de Bob Dylan, versionada para Parenthood.

Afortunadamente la movida no para aquí. Se estrenó en julio lo que parece será otra serie de éxito en Netflix, Orange Is the New Black, con la canción que Regina Spektor escribió especialmente, “You’ve Got Time”, abriendo los créditos mientras vamos acomodando nuestro fundillo en el sillón por un buen rato.

Prev1 de 2Next

Artículos Relacionados

  • Hace 54 años se escribieron los tres grandes himnos del pop
  • Las 10 canciones recomendadas de Camila Zárate, de Canal 13
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia

Send this to a friend