SUSCRIBIRME
INICIO//Multimedia//Sablazos de Zableh: 15 postales desde Brasil

Sablazos de Zableh: 15 postales desde Brasil

Dos días sin fútbol en el mundial y nos queremos morir. Aprovechando el descanso entre semifinales y cuartos, este diario se toma también su respiro para compartir estas imágenes.

<div>Los cuartos mágicos. Desde estos tres estudios, ubicados en el centro de prensa de Río de Janeiro se reciben las imágenes de los partidos, ruedas de prensa y demás y se distribuyen a todo el mundo. La foto toca desde lejos para que puedan verse, y desde afuera porque entrar no es una opción.</div>
<div>Este afiche de Luis Suárez estaba en uno de los lugares más transitados de Río de Janeiro, Dos días después del mordisco a Chiellini, fue retirado. Si me preguntan, una torpeza comercial de la marca patrocinadora.</div>
<div>Este es el Fan Fest de Río de Janeiro. Está a un extremo de la playa de Copacabana y yo lo tomé desde el extremo contrario. El concepto nació en el mundial de 2006 como un lugar para que los hinchas pudieran ir a ver partidos y conciertos de forma gratuita. Yo estoy hospedado a dos cuadras y la verdad es que mucha fiesta y todo, pero esa gente no deja dormir.</div>
<div>Este señor medio calvo, de gafas y saco blanco es Falcao, el original, el que jugó en la Roma y disputó los mundiales de 1982 y 1986. Gracias a él, Falcao, el colombiano, se llama así. Se estaba durmiendo en el Ecuador – Francia y salió del estadio antes de tiempo.</div>
<div>Por estos días, este es el peor trabajo del mundo. 25.000 de estos funcionarios de seguridad, o ‘Stewards’ se encargan de que todo marche a la perfección. Y eso incluye sacrificios como estar en el estadio pero darle la espalda al partido. Pese a estar más cerca de los jugadores que cualquier otro hincha del mundo, tienen que llegar a la casa a ver todo por televisión.</div>
<div>Literalmente me crucé con el bus de Rusia a la llegada del estadio para su juego contra Bélgica. Los equipos entran por una zona donde no hay ni hinchas ni periodistas para poderlo hacer con tranquilidad. “Nadie puede agarrarnos”, dice el letrero en las ventas. Claro, ¿quién los va alcanzar si se tuvieron que devolver a Moscú en primera fase?</div>
<div>Antes de la transmisión para el ‘Gol Caracol’, Javier Hernández Bonnet y el argentino Gustavo Alfaro se preparan. Acá en Brasil es un secreto a voces que Caracol se impone en rating a RCN, tanto en radio como en televisión.</div>
<div>Figura de bronce de Zico ubicada a la entrada de la tienda de Flamengo, donde venden la camiseta de Colombia a 199 reales ($180.000 colombianos). Arthur Antunes Coimbra, ese es su nombre completo, es el máximo ídolo del club que, en teoría, es el que tiene más hinchas en el mundo: 32 millones.</div>
<div>Postal amateur de Río de Janeiro. Sucia, insegura, cara y con problemas de movilidad, imposible no quererla así sea un poquito.</div>
<div>Esta puerta del Maracaná suele estar cerrada, pero un día que llegué temprano la encontré así. Mucho se ha criticado a este mundial por el atraso en obras, pero mucho no es que se hubiera visto. Esto no me lo contaron, lo vi yo y aquí se los comparto.</div>
<div>Por estos días, los 12 estadios del mundial y sus sitios aledaños son tacitas de plata, mientras que el resto de Brasil no es propiamente un basurero, pero dista de ser un país ejemplar. Camino al Maracaná, esta aseadora de la ciudad limpia el interior de una caneca de basura para que se vea impecable.</div>
<div>Cuatro mundiales jugó Steven Gerrard con Inglaterra y en ninguno destacó especialmente. Al de Brasil llegó, con 34 años, a despedirse de la selección. Ya está de vuelta en su país a ver si aprueba otra asignatura pendiente: ganar el título de liga con su club, el Liverpool. Brilló poco en la cancha, pero en los entrenamientos hizo desastres.</div>
<div>Cosas que no se ven. Este es el acceso a la tribuna de prensa del Maracaná. Hacia la izquierda se sube a los ascensores que llevan a la grada, a la derecha está la entrada a la zona mixta, que es donde los jugadores hablan a la prensa luego de los partidos. Solo hay que seguir la línea amarilla.</div>
<div>Esta es la tribuna de prensa del Arena Corinthians, en Sao Paulo. Acá nos sientan a los periodistas de medio escritos en mesas de a tres con acceso a Internet, lámparas y monitor con varios canales para ver el partido desde diferentes ángulos, repeticiones que no pasan en las pantallas del estadio y además cada tanto nos surten con botellas de agua. Cada estadio puede tener entre 400 y 600 puestos así.</div>
<div>Un grande Ottmar Hitzfeld. No por haber ganado dos Ligas de Campeones de Europa con Boriussia Dortmud y Bayern Munich, sino por haberse quedado dirigiendo a Suiza frente a Argentina pese a que la noche anterior su hermano mayor fallecía en Basilea. Ganar hubiera sido el menor homenaje, pero una jugadota de Messi y un cabezazo de Dzemaili al palo impidieron el milagro. Esta foto la tomé en la rueda de prensa. Antes de empezar a hablar, un miembro de la FIFA aclaró que preguntas al respecto de la muerte de su hermano no serían permitidas.</div>

Dos días sin fútbol en el mundial y nos queremos morir. Aprovechando el descanso entre semifinales y cuartos, este diario se toma también su respiro para compartir estas imágenes.

Dos días sin fútbol en el mundial y nos queremos morir. Aprovechando el descanso entre semifinales y cuartos, este diario se toma también su respiro y después del viaje a Sao Paulo para ver a Argentina vencer a Suiza comparte diez imágenes que ha logrado captar durante su estadía en Brasil. Hay que cogerla suave, que el voltaje del Colombia-Brasil del viernes va a ser cosa del otro mundo.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
03 / 2014


Send this to a friend