SUSCRIBIRME

¿Cómo responder a la sostenibilidad y comodidad en la moda?

Ropa cómoda para el cuerpo, la conciencia y el planeta. Diners le trae 5 marcas de moda que responden a estas necesidades.

Foto: Cortesía Pinkfilosofy

Ropa cómoda para el cuerpo, la conciencia y el planeta. Diners le trae 5 marcas de moda que responden a estas necesidades.

La pandemia evidenció unas necesidades que ya se venían sintiendo: que la comodidad no puede perderse a cambio del estilo ni viceversa, pero que el planeta tampoco puede sacrificarse por la moda.

Cada vez más personas son conscientes de que no quieren únicamente vestirse bien ni solo usar ropa bonita.

Quieren, además, sentirse cómodas tanto con la prenda puesta como con la historia que esta trae hasta el cuerpo. Quieren saber que esa camisa que las hace lucir bien en una reunión por Zoom no fue confeccionada por manos infantiles en un galpón o por manos adultas, pero esclavizadas.

Tampoco están interesadas en utilizar unos pantalones, por cómodos que sean, teñidos con tintas que contaminarán un río.

Suéter Havel de colección Trazos. / Foto: Cortesía Pinkfilosofy.


Esta conciencia social y ecológica se sumó durante la pandemia a la necesidad de usar ropa confortable para trabajar desde casa sin renunciar por ello a la estética. No es lo mismo trabajar en sudadera que en ropa cómoda, pero con diseño.

Diners hizo una selección de algunas de estas marcas –cuatro, creadas en diferentes lugares de Colombia y una canadiense con producción colombiana– en las que confluyen tanto la preocupación por el medioambiente y la equidad social, como el interés por ofrecer un tipo de ropa con estilo propio, alejado de las producciones estandarizadas.

Papilo blazer y pantalón de la más reciente colección Believe. / Foto: Cortesía Pinkfilosofy


Pinkfilosofy, los verdaderos lujos son la comodidad y la sostenibilidad

Con la fuerza y el talento de dos grandes mujeres de la moda en Colombia, Adriana Arboleda y Johanna Ortiz, Pinkfilosofy es hoy una de las marcas de ropa femenina más consolidadas del país.

“Es una marca que encuentra la elegancia en lo atemporal y la autenticidad en lo simple, con la convicción de que la comodidad y la sostenibilidad son los verdaderos lujos de hoy”, afirma Arboleda.

Moda En Pinkfilosofy todos los materiales y procesos están alineados en el camino de la sostenibilidad y la moda. / Foto: Cortesía Pinkfilosofy


Y eso se respira a través de sus prendas ligeras y suaves, que hacen sentir a sus usuarias tan cómodas como bien vestidas, además de tener la certeza de que lo que están usando ha sido producido con respeto por el medioambiente y cuidando con afecto las manos que confeccionan.

Desafíos y oportunidades

“Generamos empleo en excelentes condiciones y bien remunerado, porque para nosotras el equipo es nuestra prioridad y por eso tenemos espacios que ayudan a mantener la armonía y el equilibrio de nuestro personal, como talleres de meditación, terapias con psicólogos, talleres de liderazgo y formación personal. Por supuesto, nos hemos tenido que adaptar a la pandemia y manejamos un esquema de turnos para no pasar de cierto aforo en los talleres de confección que están ubicados en Cali”, explica Arboleda.

Moda pantalón misisipi Pantalón Misisipi en tejido de punto. / Foto: Cortesía Pinkfilosofy


Para Pinkfilosofy, la pandemia implicó desafíos como para todas las empresas del mundo, pero les sirvió para reforzar su filosofía:

“Más que una marca es un estilo de vida consciente, de ahí que todos los materiales y procesos estén alineados en el camino de la sostenibilidad. Esto no nació a raíz de la pandemia, es la esencia que desde hace once años trabajamos y transmitimos a nuestras clientes”.

Vea tambien: Galería: "Diatriba sobre la mujer urbana"

Por ello, aunque Adriana reconoce que aún falta camino por recorrer, gran parte de las telas y de los materiales que usa la marca son naturales o reciclados y los procesos de producción involucran tecnologías para optimizar el uso de los materiales sin generar muchos desperdicios, como un plotter de patronaje digital o el tratamiento del denim con procesos y lavados que requieren una mínima cantidad de agua y no involucra químicos.

Denim Estas prendas mezclan la apariencia del denim con la suavidad del tencel. / Foto: Cortesía Pinkfilosofy


Una marca tranquila

Sí, así se define Biónica en sus redes sociales y realmente tranquilidad es lo que reflejan sus prendas cómodas, simples, pero siempre con un carácter propio, que a veces se deriva de un estampado particular, de una frase empoderadora, de un corte particular de la ropa o de algún accesorio.

Después de producir camisetas estampadas en grandes cantidades, Sergio Díaz y Catalina Bastidas decidieron caminar por la senda del bienestar y del diseño a menor escala. De producir mil camisetas pasaron de un día para otro a elaborar cincuenta, pero ampliaron su repertorio a pantalones, faldas, enterizos y vestidos.

Biónica Foto: Cortesía Biónica


“Este cambio ocurrió cuando por fin encontramos nuestra voz. Antes queríamos estampar camisetas con frases en español, pero los mayoristas nos decían que no las compraban porque a la gente no le gustaba leer en español. En esa época surgieron varias bandas, como Bomba Estéreo, y la gente empezó a valorar más lo que se producía en español. Entonces por fin pudimos empezar a plasmar todo eso que nos identifica: el amor a la naturaleza, el empoderamiento femenino, la cultura, en fin, temas que llevamos en el ADN de la marca y del equipo”, explica Sergio Díaz, quien además de ser el gerente, realiza a mano los dibujos y las frases que caracterizan a la marca y que le permiten disfrutar su pasión: el diseño gráfico.

Cultura de cuidado

Catalina, diseñadora de vestuario de la UPB de Medellín, dirige el equipo de diseño. Ambos están comprometidos con la sostenibilidad y avanzan en ese proceso.

“Creemos que no solo debe partir desde la selección de materiales e insumos, también desde la creación de una cultura de cuidado, lo que significa emplear proveedores, en su gran mayoría locales, realizar producciones que responden a ciclos justos e íntegros, organizar actividades de pedagogía y aportar al sostenimiento de contextos naturales en riesgo, entre otros”, afirma Díaz.

De hecho, la producción de Biónica es realizada en talleres de confección de Medellín con los que se cultiva una relación de apoyo mutuo. Además, la marca ha patrocinado jornadas ecológicas, como la siembra de árboles en la Sierra Nevada de Santa Marta y la ciénaga de Ayapel, y empaca sus productos en bolsas degradables hechas a partir de maíz.

Cuerpo, mente y espíritu sobre la piel

La pasión por el yoga, el diseño de modas y el medioambiente llevó a dos emprendedoras a crear Triskel, que confecciona en un 90 % con textiles hechos en Colombia a partir de materias primas recicladas.

Ana María López, diseñadora de moda y experta en arquitectura de marca, y su amiga y socia María Paz Mateus, ingeniera industrial, profesora de yoga y terapeuta en biosanación emocional, crearon la marca en 2017 con el propósito de ofrecer un producto que brindara bienestar a sus usuarios, además de llevarles el mensaje de que la paz interior y la armonía con el entorno son el punto de partida para una vida más plena.

Triskel Foto: Cortesía Triskel


Triskel –nombre tomado de un símbolo celta que significa balance entre cuerpo, mente y espíritu– no solo pretende vender un producto, sino entregar un mensaje de empoderamiento. “Para transformar tu vida debes darte cuenta de que todo el poder está dentro de ti, que cada uno de nosotros es el autor de su vida y que a medida que aquieta su mente, todo se va equilibrando”, explica López.

Sin embargo, la ropa no es solo para hacer yoga o cualquier otra actividad física. Sus prendas básicas están pensadas para mezclar y combinar entre ellas o con otros elementos del guardarropa y gracias al esmero en su diseño pueden servir para trabajar o para una salida casual, según la manera como se usen.

“Cuando te pones una de nuestras prendas utilizas cinco botellas plásticas, ahorras dos mil litros de agua y apoyas a los talleres de confección de mujeres madres cabeza de familia o población vulnerable en el Tolima, pues en la actualidad tenemos casi toda la producción en Ibagué”, concluye López.

Stardog, el tejido del futuro

La marca Stardog nació durante la pandemia y esto dio como resultado una propuesta loungewear sustentable y alineada con los retos que enfrenta el planeta. Con prendas cómodas, básicas y de fácil combinación con el resto del guardarropa, lo más impactante de Stardog es la materia prima que utiliza: fibras obtenidas de la parte no psicotrópica de una variedad del cannabis.

Vea tambien: Kika Vargas: Diseños de Bogotá para el mundo

“La forma como nos vestimos ha cambiado radicalmente desde que comenzó la pandemia. La gente, en busca de comodidad frente a todo, deja de lado zapatos formales y corbatas. Asimismo, los usuarios demuestran más interés ahora por marcas con un sello ambiental legítimo y opuesto a lo conocido como ‘Green Washing’, que significa mantener una imagen sostenible, pero que esconde prácticas dañinas en términos reales”, comenta Nicolás Vásquez, gerente general de Hemp Textiles & Co., la división de textiles y moda del holding canadiense Flora Growth Corp.

Promesas ecológicas

Para Nicolás, lo más importante en este sentido es la trazabilidad de las promesas ecológicas que hace Stardog. “Nuestras telas tienen varios certificados especiales, como el GOTS, el sello orgánico más reconocido en el sector; el Organic Content Standard Blended y el Organic Content Standard 100, que garantizan las rigurosas prácticas de productos orgánicos; el Fair Wear Foundation, certifica el de trabajo justo a lo largo de la cadena de valor, y el Global Recycled Standard, que demuestra que cualquier material sintético proviene de reciclaje”, explica.

Moda Stardog Foto: Cortesía Stardog


El cáñamo, que da origen a los textiles utilizados para fabricar la ropa Stardog, se caracteriza por una alta calidad y durabilidad. Es una fibra suave al tacto, que con cada lavada se pone más suave y cuya durabilidad es solo equiparable a la del nailon. Además, comparada con el algodón, consume mucha menos agua en su proceso de fabricación.

La producción se lleva a cabo en Bogotá y el diseño está a cargo de María Paz Morales. La colección actual ofrece desde tops –como camisetas de tres cortes diferentes– hasta hoodies y otros tipos de sacos, pantalones deportivos y zapatos con suela de café y goma natural.

Leda, la belleza de lo cotidiano

Carolina Villegas y Jessica Bluhum, amigas incondicionales, se juntaron para ver un atardecer bogotano en 2015. Carolina es artista y diseñadora industrial y Jessica, administradora. Ese día soñaron juntas con una marca de ropa que fuera cómoda y a la vez tuviera mucho estilo, pero que además fuera ecológicamente responsable.

Poco después el sueño se hizo realidad y nació Leda –nombre inspirado por el mito griego en el que Zeus se transforma en cisne para seducir a Leda–, una marca colombiana de loungewear pensada para mujeres libres, versátiles y que buscan la comodidad a la vez que toman decisiones coherentes con respecto al medioambiente.

Moda Leda Moda cómoda. / Foto: Cortesía Leda


Menos desperdicio

“Desde que creamos Leda hemos buscado que la marca sea cada vez más sostenible y para esto utilizamos materiales 100 % naturales y con certificados de sostenibilidad; trabajamos con artesanos locales y producimos una cantidad mínima para evitar el desperdicio que tanto afecta hoy la industria de la moda”, explica Jessica Bluhum.

Entre las prendas más queridas de las seguidoras de Leda están los monos o enterizos, que son muy cómodos y versátiles, tanto para trabajar desde la casa o para una salida casual, así sea al mercado.

“Creemos que el cambio solo ocurrirá si revaluamos nuestra manera de consumir, si somos más conscientes y buscamos marcas preocupadas por la honestidad de la trazabilidad en su cadena de producción y promovemos que cada vez haya más personas interesadas en comprar antes de la producción, para de esta forma evitar al máximo los desperdicios textiles y de agua en los procesos de elaboración”, concluye Bluhum.


¿Usted también cree que la moda debe ser cómoda y sostenible? ¿O se va por el famoso refrán de que la moda incomoda?

También le puede interesar: Carola: la marca de moda sostenible hecha en Colombia

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Marzo
26 / 2021
Advertisement

Send this to a friend