SUSCRIBIRME

4 marcas colombianas de moda que se reinventaron en la pandemia

Cuatro marcas colombianas de moda decidieron adaptarse para sobrevivir a la pandemia. Estas son sus historias.

Foto: Cortesía marcas

Cuatro marcas colombianas de moda decidieron adaptarse para sobrevivir a la pandemia. Estas son sus historias.

Se suele pensar que la evolución en la forma de vestir corresponde más a las mentes creativas de diseñadores y grandes casas. Pero lo cierto es que la moda refleja lo que sucede en los ámbitos sociales y culturales de cada época. De hecho, pocas cosas hablan tan fuerte sobre una sociedad como la moda.

Es imposible, por ejemplo, pensar en un mundo con prendas unisex universales, como el traje, sin mirar los cambios ocurridos en la Primera Guerra Mundial. Durante ella las mujeres debieron reemplazar el trabajo masculino en el campo, por lo que desecharon los vestidos pomposos sostenidos por corsés. Esta fue la puerta de entrada de las siluetas rectas, libres, y hasta de la posterior normalización del pantalón para las mujeres.

Tampoco vestirían las mujeres overoles o trajes de una sola pieza, también llamados “monos”, si no hubieran sido implementados como uniformes de trabajo en las fábricas durante la Segunda Guerra Mundial. Después fueron más allá del utilitarismo y se adaptaron como tendencia en las calles.

Lea también: 6 formas en las que cambiará la industria de la moda por el COVID-19

Si a finales del siglo XIX alguien se hubiera atrevido a predecir que hoy cada guardarropa de una buena porción del mundo tendría al menos un par de jeans, le hubieran llamado loco. Esta prenda y su material se destinaron durante años a la clase trabajadora. En especial a los mineros norteamericanos, por tratarse de un textil fuerte y resistente para el trabajo duro. Poco a poco, los pantalones de jean se introdujeron en la esfera cotidiana a través de figuras rebeldes como el actor James Dean, quien los popularizó en su intento de hacer eco del patriotismo fundacional de la nación norteamericana. Adoptado luego como prenda por excelencia de la juventud idealista y revolucionaria de finales de los sesenta y principios de los setenta, el jean simplemente se coló en la sociedad y hoy resulta un clásico.

Este momento no es la excepción. A raíz de la crisis sanitaria, producto de la pandemia, las marcas de moda y los diseñadores empezaron a reinventarse y a pensar en nuevas maneras de hacer sus creaciones más funcionales y acordes con los tiempos que enfrentamos. Esto ha desembocado en búsquedas de nuevos materiales, formas de confección y diseños que se adapten al cuidado y la protección que se requiere.

En Colombia, varias marcas han aceptado el reto y han puesto en marcha su ingenio y creatividad en búsqueda de esa reinvención que les permita, no solo seguir funcionando como empresas, sino poner a disposición del público prendas y piezas que lo hagan sentir seguro sin comprometer su estética y ADN.

Protección al máximo

Cada prenda de Maaji conserva los colores y estampados característicos de la marca.


Maaji es una de las marcas que entendió la necesidad de reinventarse. Uno de los más grandes referentes del swimwear nacional trabaja a toda máquina en nuevas propuestas y variedad de productos que se acoplan a las necesidades actuales de protección.

Empezaron por producir diez mil tapabocas para donar a diferentes hospitales. Luego lanzaron toda una nueva línea que cuenta con varios enfoques. Diseñaron una serie de morrales para proteger los objetos personales; pantalones antifluidos para llevar por encima del pantalón habitual, que resultan muy fáciles de quitar una vez se llega a casa; chaquetas deportivas con tapabocas incluido, al igual que capuchas, overoles y bufandas.

Con la asesoría de expertos y la certificación de laboratorios aseguran que sus productos cumplan a cabalidad el propósito de proteger al máximo. Todo, por supuesto, sin dejar de lado el espíritu juvenil y versátil que los caracteriza.

Vea tambien: Música: 3 lanzamientos que le apuestan a la resiliencia

Además, vale la pena resaltar que por cada prenda de esta nueva línea que se adquiera, se donará automáticamente un tapabocas a hospitales y trabajadores de la salud en centros hospitalarios de bajos recursos.

Con sabiduría ancestral

moda

Las artesanías, la seda y el terciopelo forman parte de los diseños de MAWÁ.


Cristina Pérez, creadora y directora creativa de MAWÁ, durante cuatro años ha desarrollado accesorios y prendas de vestir en colaboración con comunidades indígenas acogidas por la Unidad de Víctimas por desplazamiento, y ha incorporado sus técnicas artesanales y su cosmovisión en cada pieza. Además de resaltar y enaltecer la maestría ancestral a través del diseño, su misión ha sido también la de proveer una oportunidad creativa y económica para las familias de las etnias embera katío y chamí de Córdoba, Risaralda y Chocó, con las cuales cocrea.

La emergencia sanitaria le señaló a Cristina que debía idear un plan de innovación que conservara las características de sus diseños en colaboración con los artesanos. Así nació una serie de piezas que cumplen la función de cubrir y proteger la cara, sin perder la esencia de incorporar artesanía y textiles que comúnmente usa, como sedas y terciopelos. Tras hacer las pruebas del caso y cerciorarse de la eficacia de las nuevas prendas dio inicio a la producción y estas ya se pueden adquirir para el uso cotidiano.

Algunos de los artesanos que han regresado a sus territorios de origen han recogido semillas. Esta era la materia prima de su artesanía antes de la llegada de la chaquira, para incluir en los diseños. Estos, además, representan flores reales utilizadas con algún propósito medicinal o mágico y, por lo tanto, tienen un significado especial de sanación y fe, tan importantes por estos días.

La moda hecha un escudo

moda

Las prendas diseñadas por Olga Piedrahíta son cómodas y perfectas para usar sobre su ropa diaria.


La diseñadora Olga Piedrahíta es reconocida por hacer de la línea entre la moda y el arte algo casi imperceptible. Aquí se ha aventurado también a crear nuevas propuestas que, además de ser impecables, tienen un fin práctico.

Sus nuevas prendas –diseñadas con tela tecnológica de protección– están pensadas para usarse sobre la vestimenta del diario. Como un escudo en el que diseño y estampados en capas sutiles distinguen claramente la identidad de la diseñadora. Cada una de estas piezas tiene una pañoleta incorporada, que además de anudarse con facilidad, cubre cuello, nariz y boca como parte total del look.

Por ser livianas y muy delgadas pueden doblarse para guardar en la cartera o morral sin mayor complicación. Además, su fácil lavado y secado rápido son cualidades clave para no afectar lo cotidiano de su uso.

Vea tambien: Álvaro Mutis visto por Gabriel García Márquez

Tapabocas masculinos

moda

Los tapabocas masculinos vienen con filtros intercambiables y son de doble faz.


Para los hombres, la puntada de estilo viene de manos de Whitman, marca de moda creada por los hermanos Felipe y Sebastián Falla. La sofisticación es uno de sus mayores estandartes. Esta se empieza a ver reflejada en la línea de tapabocas que han diseñado para acompañar el resto de sus piezas.

Algunos patrones y diseños de sus camisas y otras piezas fueron adaptados a los tapabocas para convertirlos en accesorios que se pudieran combinar e intercambiar según la pinta del día; apuntan, además, a ser cómodos y facilitar la respiración. Cuentan con un sistema de filtros intercambiables. Están hechos ciento por ciento de algodón en combinación con tela antifluidos y son reversibles, es decir, se pueden usar de dos maneras diferentes. El éxito ha sido rotundo y varios de los modelos iniciales ya se han agotado en las semanas que llevan en el mercado.

Además, se han donado siete mil tapabocas a la red hospitalaria de Bogotá. También alrededor de cuatro mil a las fundaciones Chocó Pacífico y Neiva Apadrina. Por cada venta realizada se donará un tapabocas a la Fundación Chocó Pacífico.

Colombiamoda 2020 – Una nueva apuesta

Una de las plataformas de moda más importantes a escala nacional, Colombiamoda, no ha sido ajena a esta época de reinvención. Del 27 de julio al 2 de agosto llevará a cabo su primera edición digital.

Las pasarelas serán reemplazadas por puestas en escena digitales. La intención principal es la de imprimirles un halo artístico y creativo que muestre a cabalidad las nuevas colecciones. De esta forma se pueden aprovechar los recursos, las dimensiones y el alcance que permiten este tipo de canales.

El encargado de la apertura será el diseñador Diego Guarnizo, quien junto con la fundación Avon presentará su colección Libertad. Con el propósito de contribuir a eliminar las violencias contra las mujeres, esta colección pretende, a través de la figura simbólica de la golondrina recordarle a la mujer su valor y la libertad que se merece. Así como poner en evidencia el valiente espíritu femenino.

Además, se abrirá un circuito de masterclasses y asesorías personalizadas, entre otras novedades.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
21 / 2020

ARTICULOS RELACIONADOS

septiembre 22, 2020 VER MÁS
septiembre 22, 2020 VER MÁS
septiembre 22, 2020 VER MÁS
Send this to a friend