SUSCRIBIRME
INICIO//Moda//¿Quiénes eran las promesas de la moda colombiana hace 10 años?

¿Quiénes eran las promesas de la moda colombiana hace 10 años?

Estas promesas de la moda colombiana irrumpieron en el país. De su armario sacaron flamantes marcas para competir en calidad y precios con las tradicionales y han ganado adeptos en medio de la crisis económica. ¿Siguen vigentes?

Foto: Mauricio Vélez

Estas promesas de la moda colombiana irrumpieron en el país. De su armario sacaron flamantes marcas para competir en calidad y precios con las tradicionales y han ganado adeptos en medio de la crisis económica. ¿Siguen vigentes?

Publicado originalmente en Revista Diners Ed. 474 de septiembre 2009

Lejos de las casas de moda “reales”, Michelle Obama se ha convertido en una trendsetter. Abrió las puertas del clóset de la Casa Blanca a diseñadores jóvenes –para muchos, desconocidos– y latinos, desde el mismo día de la posesión presidencial de su esposo, para la cual lució un modelo de la latina Isabel Toledo.

El hecho de romper el vínculo entre París y Estados Unidos (desde Jackie Kennedy, ser First Lady era sinónimo de servir de gancho de las consentidas: Chanel, Dior, etcétera) ha generado una especie de reacción en cadena.

Ver esta publicación en Instagram

My favorite kind of blues. #Instore #SonidoDelViento

Una publicación compartida de Isabel Henao (@isabel.henao) el

Adriana Castro, barranquillera radicada en Miami y diseñadora de complementos de lujo, afirma: “El fenómeno Obama nos ha abierto un espacio en las vitrinas extranjeras. Los compradores de las boutiques, siguiendo los pasos de la Primera Dama, acogen nuestros productos porque reconocen la calidad y el buen precio de nuestros artículos que no dejan de ser piezas de diseño”.

Que el guardarropas de Obama esté tapizado con prendas de Jason Wu, un chino de 26 años que estrenó su primera colección en 2006, no sólo ha golpeado el mercado de la moda; también comprueba que vale la pena arriesgarse con la vanguardia y las ideas de los noveles en tiempos de crisis, y que la democracia está in.

Basta ver el crecimiento de los diseñadores de economías emergentes. Hay que ver a Brasil, India, Rusia y la propia China cuyos diseñadores “anónimos” han puesto a sus países en el mapa de la moda con crecimientos de sus empresas muy superiores al 25 por ciento anual, muy al contrario de las más tradicionales cuyo crecimiento fue inferior al siete por ciento. Esto es muy significativo cuando el negocio de la moda ha tenido cambios dramáticos frente al comportamiento de los consumidores y los nuevos hábitos de compra y de información.

Los jóvenes diseñadores saben muy bien que si intentan mantener su posición competitiva deberán tener en cuenta la forma en que han cambiado la sociedad y el comportamiento y los hábitos del consumidor.

La nueva expresión

Lo que compramos es ahora una expresión de códigos lingüísticos y de comunicación, una manera de gratificarse en los deseos personales y de sentirse bien.

Hoy es previsible ver y entender los conceptos clave en la nueva filosofía del comercio en la que existe, como lo comenta Francesco Morace, una “transición del triunfo de la imagen a la supremacía de la identidad, y pasamos de la tiranía económica a un espectáculo cultural; de la compra como adquisición a la compra como actividad participativa y hedonista; del culto al producto, al servicio como prioridad; de una continuidad homogénea al espacio diversificado”.

Diseñadores para la crisis

No sabemos si es exclusivamente consecuencia de la actual crisis global, pero el mercado de las prendas de lujo o el diseño de autor de los jóvenes diseñadores ha impactado las marcas occidentales tradicionales.

Las clases más favorecidas y los nuevos ricos o mercados más avanzados en India, China, Oriente Medio, Brasil y Rusia han disminuido sus compras con las aquilatadas marcas como Chanel y Gucci.

Y esto no quiere decir que las dejen de comprar, pero ha habido una convergencia hacia diseñadores más pequeños, locales, que han aprovechado esta coyuntura para incubar marcas premium y competir contra las tradicionales con productos de gran calidad y por precios más económicos. Los diseñadores jóvenes han fusionado sus influencias culturales locales y las han traducido en colecciones contemporáneas globales.

Han ajustado sus estrategias a la sensibilidad de los nuevos mercados tanto en productos como en precios. Esto ha ocasionado que las jóvenes marcas hayan ganado adeptos en sus países de origen.

Folclor local

Otros diseñadores han optado más por productos basados en una gran influencia del folclor local que por productos concebidos bajo la orientación del lujo tradicional o clásico. Están creando una nueva identidad o definición del lujo. Esto ha producido lo que promete ser una nueva visión del negocio del lujo en el mercado global y una gran oportunidad para las nuevas generaciones de diseñadores.

Colombia no ha sido ajena a dichos procesos. Los jóvenes diseñadores nacionales se prospectan de una manera muy interesante. Inclusive se han convertido en pieza angular de las estrategias feriales de marcas patrocinadoras interesadas en ellos y de los medios de comunicación por considerarlos “frescos” e innovadores.

Por lo demás, a diferencia de los diseñadores tradicionales, en su gran mayoría estos tienen una concepción del negocio mucho más integral, una mentalidad empresarial mejor concebida y además una percepción más globalizada de la moda. Van más rápidamente en su crecimiento como empresas. Muchos de ellos han cursado estudios especializados en el área del diseño y la moda o carreras afines que los hacen sensibles a nuevos modelos del negocio.

Las crisis son siempre una magnífica oportunidad. Algunos opinan inclusive que nunca hay que desperdiciar una buena recesión. “Cada cambio o recesión en el mercado es una oportunidad para despertar y volver a examinar lo que estamos haciendo y entender la manera de hacer un mejor producto…”, comenta Adriano Goldschmied, accionista de la compañía Ciudadanos de la Humanidad en un artículo de Sportswear.

Vea tambien: La ruta de alumbrados navideños en Quimbaya y otros lugares de Colombia

Colombiamoda

Por ejemplo desde el punto de vista del diseño es importante encontrar nuevas áreas y nuevos caminos para recorrer en términos de nuevos mercados y nuevos clientes potenciales. En este sentido a los jóvenes diseñadores colombianos los ve uno participando activamente en las ferias especializadas como el Círculo de la Moda, el Salón de la Moda y el Salón Futuro de la Semana Internacional de la Moda de Bogotá, lo mismo que en Colombiamoda.

Para otros la flexibilidad ha sido la clave del éxito y el crecimiento continuo en épocas de crisis. La habilidad para reinventar es muy importante en la industria de la moda debido a que el panorama de los negocios está cambiando continuamente.

En tiempos difíciles los consumidores se vuelven más selectivos y buscan las marcas que ofrecen calidad superior al precio justo. Las ventas han caído, se han cerrado tiendas y se ha desacelerado la apertura de nuevas. Mientras tanto las marcas jóvenes han encontrado una oportunidad frente a las grandes y se les han presentado posibilidades de crecimiento.

Ver esta publicación en Instagram

#menswear #modacolombiana #tbt TESTARUDO

Una publicación compartida de Ropa Testarudo (@ropatestarudo) el

Éstas han visto oportunidades particularmente no en sus clientes tradicionales o leales a la marca sino por el contrario en nuevos clientes que migran de otras marcas hacia la suya. Entender lo que estos jóvenes han podido desarrollar en medio de la crisis y la forma en que han mantenido sus negocios como líderes del mercado es muy reconfortante.

Y esto lo han asimilado muy bien los pequeños y jóvenes diseñadores como Isabel Henao, Silvia Alfonzo, Leal Daccarett, Renata Lozano, Tul, Perfes, Paskal, Sandra Salvino y Agnes Deplechin, Harry Berry, Industrial Glam, Claudia Sotto y Tes tarudo.

Isabel Henao


“Las prendas que perduran en varias temporadas, por su calidad y contenido de diseño, son las más adecuadas para pasar los tiempos difíciles”.

De veinte años comenzó su carrera hacia la exploración con telas y siluetas. Hoy la paisa Isabel Henao ocupa un lugar especial entre la moda y el arte, gracias a sus cortes, tejidos manuales y técnicas de teñido y plisado aprendidos en Milán.

Modelo Akemi Nakamura.


En 2007 nació su hija que se ha convertido en su principal fuente de inspiración; inclusive le sirvió de motor para establecer su marca infantil: COZiTA, con un colorido que sigue la línea del diseño libre de excesos que también practica ella con su línea femenina.

Renata Lozano


“Las crisis son una gran oportunidad para ser creativos en el vestir. Primera sugerencia: usar prendas de fácil lavado para reducir los costos de lavandería. Segunda: adquirir prendas versátiles que permitan la mayor flexibilidad y que puedan pasar de una ocasión a otra sin problema. Y tercera: comprar prendas contemporáneas que no pretendan ajustarse a la moda del momento sino las que llegan para quedarse y ser parte del armario”.

La atemporalidad y el refinamiento identifican sus prendas, que siguen un estilo urbano-chic y no se ciñen a la moda del momento. Renata Lozano es una diseñadora por tradición cuya infancia transcurrió entre las telas y los hilos de la empresa familiar de trajes de baño y ropa deportiva en Cali.

Modelo Lina Thomas.


A los dieciocho años comenzó a plasmar sus diseños y a recibir las primeras clientas en la casa. Viajó a Italia para profesionalizar su pasión en la Academia Di Costume Di Moda, y a su regreso, en 2000, abrió una boutique con piezas sutilmente ajustadas a las curvas femeninas que hoy caracterizan su firma y que también se encuentran en sus tiendas de Bogotá y Barranquilla.

Paskal


“Para las épocas de crisis recomiendo tener en el clóset unos buenos básicos (una chaqueta, unos pantalones y unas camisas, todos muy bien cortados) que se puedan combinar con el resto de la ropa y ayuden a sacar la personalidad y sentirse cómodo consigo mismo”.

Después de graduarse en l’Ecole de la Chambre Syndicale de la Couture Parisienne y colaborar con algunos diseñadores de ese país –desde ayudar a vestir a las modelos en los desfiles de prêt-à-porter hasta formar parte de pequeños grupos de diseño de reconocidas casas de moda–, Paskal Decaillet buscó su propio estilo.

En la India tuvo acercamiento con los textiles; en Berlín nació su primera marca de ropa, que se convirtió en su primer paso en el negocio de la moda; y ahora continúa en Colombia donde creció rodeado del negocio de sus padres, también diseñadores, y adonde regresó hace cuatro años para empezar nuevos proyectos.

Modelo para Paskal.


A sus 30 y con un nuevo nombre para su marca, KOLT, a mediados de este mes abre el almacén La Fama donde además de esa marca y la de su socio habrá productos afines. KOLT es moda masculina contemporánea con la mezcla perfecta entre lo clásico y lo elegante, en cortes modernos y cómodos y detalles vanguardistas, adaptable a diferentes estilos.

Silvia Alfonzo


“Ante la crisis, aconsejo ser creativo al combinar las piezas; comprar prendas actuales, con los tonos de temporada, y llevarlas con ropa tradicional y básica”.

Apasionada por el arte y la moda, Silvia Alfonzo es una joven innovadora con el carácter de su tierra santandereana. Diseñadora industrial de la Universidad Javeriana, trabajó con los diseñadores Prucenci Sánchez y Martín Churba en España y Argentina respectivamente.

Estudió diseño de moda y fotografía en Buenos Aires y fashion design en el Instituto Marangoni de Milán y realizó una maestría en diseño de calzado y accesorios en el Instituto Europeo de Diseño de Barcelona. En 2007 regresó a Bucaramanga donde abrió su showroom y boutique en el centro comercial La Quinta.

Modelo Toya Montoya.


Medellín, Villavicencio, Valledupar y Armenia también cuentan con la influencia del corte y el diseño europeos plasmados por la bumanguesa en sus creaciones, que en 2009 también desfilaron en el Círculo de la Moda de Bogotá, el Santander Fashion Week y Colombiamoda.

Leal Daccarett

Vea tambien: 6 lugares recomendados para probar las mejores milhojas de Bogotá


“Se deben comprar piezas versátiles, de buena calidad y que puedan usarse las 24 horas del día y los siete días de la semana”.

En 2006, Francisco Leal Holguín y Karen Daccarett Daes fundaron la marca Leal Daccarett. Luego de regresar de sus estudios en el Instituto Marangoni de Milán, vieron una oportunidad inmensa en Colombia por su gente y su cultura, y tan pronto iniciaron la marca empezaron a cosechar éxitos y sobresalieron en el mercado colombiano por su habilidad para mezclar creatividad, calidad, uso del color y materiales y la utilización de detalles hechos a mano por artesanas madres cabeza de familia.

Leal Daccarett cree que detrás de su marca hay una gran responsabilidad social, un proceso educativo y una fuerte investigación de mercado. Su primera pasarela en Colombia fue la de Fucsia Moda 2008 en Medellín, seguida del desfile para la Fundación Contra el Cáncer de Mama Helen Reigner de Casas.

Modelo Toya Montoya.


Luego realizaron la Pasarela Carrusel en el Círculo de la Moda Bogotá 2009. Y en este 30 de septiembre harán su primera pasarela internacional, en la Semana de la Moda de Milán, Italia.

Perfes


“En época de crisis es importante priorizar necesidades, recortar gastos y modificar nuestros hábitos de consumo. Combinando creatividad e ingenio podremos lucir bien con poco dinero”.

Si hay una palabra que resume la actitud de Perfes es diversión. Creada en 2006 como un proyecto experimental de Navarro & Vanderlinde Ltda., rápidamente estableció su propia identidad exuberante. Ahora entiende y complementa el estilo de vida de quienes buscan individualidad e identidad propia, en una propuesta innovadora que parte del diario vivir.

Detrás de la marca están Jessica Vanderlinde, diseñadora de moda de 23 años, y Andrés Navarro, administrador de empresas de 26. Su concepto ha sido llevado a las pasarelas de Colombiamoda 2007 y al Círculo de la Moda de Bogotá en 2007, 2008 y 2009.

En 2006 la marca sorprendió con una línea de camisetas de contenido gráfico, textiles, colores, formas, procesos de teñido y estampación que generaban un producto exclusivo e innovador.

Modelos para Perfes.


Inicialmente la marca se comercializaba en su almacén del Centro Comercial Chía y en su página web (www.perfes.com), y a principios de 2007 empezó a ser distribuida en almacenes especializados de diseñadores en Bogotá, Medellín, Cali, Pereira, Manizales, Armenia y Barranquilla. Poco después incorporó más propuestas de vestuario y accesorios bajo el mismo concepto de sus inicios, y en 2008 abrió sus tiendas de la Zona Rosa y Chapinero Alto de Bogotá.

Industrial Glam


“En estos tiempos de crisis hay que pensar en nuevas estrategias para captar y conservar la atención de los clientes y rebajar los precios de algunos productos”.

El diseño de prendas a la medida y el manejo de un estilo urbano han sido las claves de la marca Industrial Glam, de la diseñadora Juana Rojas. Egresada en 2004 de la Escuela de Diseño y Mercadeo de Moda Arturo Tejada Cano, Juana ingresó al negocio de la moda al vincularse a Freedom Store, la empresa de su familia.

Modelos para Industrial Glam.


Finalmente en 2007 la diseñadora creó su propio sello que ha convertido a la ropa de calle en un nuevo medio de expresión para quien la luce en la ciudad.

Harry Berry


“En esta época de crisis diseñamos referencias de accesorios multifuncionales (collares que pueden usarse como pulseras, o cinturones que sirvan de collar). Son accesorios sobrios, básicos, de tonos plata, negro, rojo y dorado y cuya versatilidad mejora el look diario de cada cliente. Y son asequibles y funcionales y por ello se han convertido en las referencias de más demanda en estos momentos”.

En 2000, el paisa Harry Berry diseñaba accesorios por hobby. Cuatro años después (2004) decidió dedicarse de tiempo completo a esta labor que ha sido más bien su pasión. El colorido de las piezas, la simbología de los herrajes, los cristales, las cadenas y las piedras semipreciosas definen el estilo de sus prendas masculinas y femeninas que desde 2008 han desfilado en la Semana Internacional de la Moda de Bogotá y en Colombiamoda. Sus accesorios elaborados a mano se encuentran en sus puntos de venta de Bogotá y Cali.

Modelo Carolina Rodríguez.


Sandra Salvino y Agnes Deplechin


“En esta época de crisis, las prendas creativas, modernas y sobre todo versátiles, son las indicadas”.

Modelos Toya Montoya y Lina Thomas.


Con diez años en el mercado de la moda, Sandra Salvino viste a las mujeres que buscan riesgos y diversión. Su profesión de publicidad y mercadeo y su especialización en fashion marketing sentaron las bases de su marca Chic, que con una propuesta refrescante e innovadora ha conquistado a los bogotanos en dos vitrinas, una en la Vía del Sol y la otra en el Centro Comercial El Retiro.

TUL


“En épocas de crisis, reducir los gastos y apretarse el cinturón no debe significar una pérdida de identidad en el vestir. Simplemente se debe ser más ingenioso para diseñar y vender por parte del mercado, y comprar y escoger las prendas por parte del cliente. En TUL hacemos prendas de calidad y diseño, looks de una o dos piezas y reapropiación de prendas viejas y olvidadas, y aprovechamos las temporadas de descuentos de las tiendas de diseñador que permiten afianzar la identidad y no caer en el angustioso panorama de mareas de gentes vestidas en serie, como fotocopias”.

Los colectivos bogotanos de diseño que mostraban sus piezas de ropa y accesorios por bares, ferias y pequeños almacenes de Bogotá, fueron los primeros pasos que en 2002 dio TUL, la marca que hoy se caracteriza por combinar lo sutil con lo romántico y contrastar detalles de coquetería y perversión.

Modelo Lina Thomas.


Desde octubre de 2004 sus creadoras, las artistas plásticas Camila Lemoine y Alessandra Osejo, se establecieron en su propia boutique TUL, que en el corazón de la Zona Rosa de Bogotá ofrece las líneas de ropa formal y elegante, y urbana chic de uso cotidiano, y abre espacio a los nuevos diseñadores para que vendan sus accesorios.

Testarudo


“Las situaciones que parecen ser amenazas, son oportunidades. Ésta es la época para adquirir prendas de diseñador a buenos precios y así tener piezas exclusivas que refuercen la imagen individual y la personalización de las tendencias”.

testarudo

Modelos para testarudos.


Natalia Díaz y Carolina Mora no sólo son diseñadoras: se han posicionado como las dos mujeres que visten a los hombres. Su marca Testarudo ha sido el resultado de su ensayo y perfeccionamiento de las prendas masculinas de corte urbano. Desde 2006 la marca (hoy presente en Bogotá y Pereira) se ha caracterizado por la innovación de materiales, texturas, colores, siluetas y detalles manuales que garantizan un look para los hombres que buscan individualidad en su ropa diaria.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Octubre
31 / 2019


Send this to a friend