SUSCRIBIRME
INICIO//Estilo de Vida//¿Por qué las ballerinas son las zapatillas de la revolución?

¿Por qué las ballerinas son las zapatillas de la revolución?

Las ballerinas lograron quitarle al tacón su lugar como único zapato digno de ser calzado con elegancia. Ahora son imprescindibles en el ropero de las mujeres que quieren comodidad y feminidad.

Foto: https://www.instagram.com/martina_in_wondergram/

Las ballerinas lograron quitarle al tacón su lugar como único zapato digno de ser calzado con elegancia. Ahora son imprescindibles en el ropero de las mujeres que quieren comodidad y feminidad.

Las ballerinas son una pieza indispensable en el clóset de cualquier mujer. No solo son cómodas, sino que se adaptan a cualquier situación y siempre logran un acento femenino y coqueto.

Inspiradas en el delicado mundo del ballet, estas zapatillas hicieron su primera aparición oficial en las páginas de la historia de la moda como la prenda revolucionaria que por más de un siglo le quitó el reinado al tacón, y a medida que pasa el tiempo, multiplica fieles seguidoras.

Audrey Hepburn las prefería por encima de cualquier otro zapato, Brigitte Bardot las mandaba a hacer a su gusto y Jackie Kennedy compraba pares nuevos cada mes. Las ballerinas no parecen tener planes de ceder el lugar que se ganaron entre las mujeres.

En los pies, el dominio del tacón no es absoluto. A su lado, y con una aparente timidez, la ballerina ocupa un sitio muy importante a la hora de elegir qué calzar. Con su apariencia tierna y femenina, este zapato se abrió camino al éxito gracias a la Revolución Francesa.

La historia

Vea tambien: “El mundo comercial es de baladas pop, música urbana y no somos eso”, Los Amigos Invisibles

El tacón representaba el régimen de la monarquía, su uso se había convertido en exclusividad de la corte del rey, y para el pueblo, este zapato que buscaba las alturas era la imagen de la vulgaridad y lo ostentoso.

El fin de los tacones quedaría entonces marcado por el momento en que María Antonieta, delfina de Francia, se dirigía a la guillotina, caminando uno de estos extravagantes pares. Era oficial: la moda del tacón agonizaba.


La ballerina hace honor a su nombre y nace en el mundo de la danza pero, incluso en el ballet, el tacón vino primero y, al igual que la reina, fue decapitado para dar paso a las zapatillas de ballet que hoy prevalecen: con una suela casi imperceptible y fabricadas en satén, lona y cuero.

Este modelo sirvió como musa de la que se convertiría en la zapatilla favorita de todas las mujeres desde mediados del siglo XX. Rosa Repetto fue una de las confeccionistas de zapatillas de ballet más famosas de Europa.

Su fábrica nació a finales de los años cuarenta y era lugar de visita obligada para los bailarines parisinos. Así, en 1956, la actriz Brigitte Bardot se acercó a Repetto con un encargo: un par de zapatos que fueran tan bellos como dóciles, algo más o menos parecido a las zapatillas de ballet que Bardot había usado durante su época en el Conservatorio de París. Ese año, la actriz deslumbró en el cine con la película Y Dios creó a la mujer, y dio lugar a todo un estilo con sus nuevas ballerinas Repetto.

Cincuenta años después, modelos, actrices y cantantes como Kate MossSienna Miller y, en su momento, Amy Winehouse, no solo añaden las ballerinas a sus atuendos, sino que las hacen su sello personal y millones de mujeres las imitan.

Bardot, Hepburn y las demás precursoras son las que aún dictan las normas de cómo saber llevar unas ballerinas con éxito. Sus imágenes con más de cinco décadas de antigüedad demuestran que unos jeans o pantalones pitillo, capris y minifaldas son los mejores aliados de estas delicadas zapatillas.

Sin embargo, la versatilidad de este par de zapatos logra que se lleven bien tanto de día como de noche y en todo tipo de ocasión.

Ícono atemporal

View this post on Instagram

Сегодня мой первый день рождения вдали от дома🥳 Ощущения, конечно интересные. Последние годы, 2 оября всегда были каникулы, а сейчас я учусь🤓Обычно, у меня праздничное утро всегда начиналось с поздравлений от родителей, потом все звонили и приезжали бабушки, а еще мы всегда где-то отмечали все с подругами) В этот раз все по другому. У меня практика, классика и репетиции, все как-то по взрослому)) но, все же 14 лет!🥳🥳🥳🥳🥳 #zlata_ballet #ballet #ballerinas #balletbeautiful #balletgirl #balletphoto #aspiringballerina #балет #rigashoreografijasvidusskola

A post shared by Учусь,чтобы стать Балериной (@zlata_ballet) on

Vea tambien: Burger Bar By El Corral, una nueva apuesta gastronómica que tiene que conocer

Hoy las ballerinas se encuentran en todos los mercados y todas las marcas tienen las suyas. Pero todos los íconos tienen sus piezas predilectas, esas que cada coleccionista quiere acariciar como un tesoro.

Las Repetto son ya una institución, y su almacén de la Rue de La Paix es un deleite para sus fanáticas. Cuentan con una paleta de 250 colores y se pueden personalizar por encargo a un precio de 280 euros.

French Sole y Pretty Ballerinas extienden su catálogo y ofrecen miles de opciones en casi cualquier material y color posible. Charlotte Olympia le da un giro extravagante y sofisticado y los clásicos Roger VivierLouboutin y las famosas Vara y Varina de Ferragamo también ocupan un sitio especial en el hall de la fama de las ballerinas.

Para la diseñadora colombiana Mercedes Campuzano, la ballerina está siempre presente en todas sus colecciones por su versatilidad, connotación de estilo y comodidad.

“Están hechas para las que aman la comodidad y el buen gusto. Las pueden usar de puntas redondas para looks más casuales y puntudas para outfits más elegantes y se pueden usar de día o de noche, y con cualquier tipo de atuendo lucen perfectas, faldas, shorts, jeans o pantalón”.

La belleza y la fuerza se unen en una revolucionaria con apariencia de dama: la ballerina.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Noviembre
15 / 2019


Send this to a friend