SUSCRIBIRME

Celia Ledón: Una recicladora de Alta Costura

Celia Ledón es de La Habana, Cuba, y sus creaciones parten de lo que desechan las sociedades consumistas de alta costura.

Foto: Cortesía Celia Ledón

Celia Ledón es de La Habana, Cuba, y sus creaciones parten de lo que desechan las sociedades consumistas de alta costura.

Soy cubana y mi nombre es Celia Ledón. También soy diseñadora de moda y trabajo como directora de arte en la Escuela de Cine y TV San Antonio de los Baños en donde, por ejemplo, le hicimos un videoclip a Omara Portuondo y el diseño de arte y vestuario al cineasta Kiki Álvarez.

Mi obsesión es la basura, lo obsoleto, todo aquello que perdió sentido en este mundo de rápido consumo. Lo mío roza con el arte, por eso diseño vestuario para teatro y participé en la Bienal de La Habana y en la gran exposición Moda y Arte.

Y al parecer lo he hecho bien porque la curadora de arte portuguesa Sofía Aguiar, experta en reciclaje, ha adquirido varias piezas mías para el Museo de Bellas Artes de Porto. Mis trajes y objetos los tejo y construyo con bolsas de plástico, alambres, cintas de video, neumáticos viejos…

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Celia (@celialedon)

Y ya circulan por ciudades como San Francisco, Lisboa o Berlín, aunque aún no he salido de mi Habana natal.

¿Quién soy?

Soy alguien que sabe coser de toda la vida y que aprovecha el insomnio para crear.

¿Cuál es mi imaginario visual?

Centro Habana, Cayo Hueso, La Habana vieja, lo cubano.

¿Por qué reciclo para crear?

Me gusta usar materiales que en sí son obsoletos, porque así les doy un valor agregado, y adquieren una utilización. Por ejemplo las cintas de video y los VHS ya no tienen más utilización porque responden a una tecnología que ya murió, y aun así su material puede reutilizarse para fines artísticos.

¿En qué pienso mientras coso?

Los números, las matemáticas. Pienso en la sucesión de Fibonacci, ese matemático que inventó series numéricas que cuando tú las aplicas al diseño te garantizan que todo resulte estéticamente correcto. Si es tejido, que sean series con números primos, y si son objetos que uno cose, en las proporciones puedes aplicar también la matemática para que todo quede bien “chulo”.

¿Quiénes son mis diseñadores predilectos?

Alexander McQueen y Efe Karla que siempre fueron trasgresores y llevaron la moda a ser más que un sistema vestimentario. La llevaron a la calidad de arte.

¿Dónde me gustaría estar en un futuro lejano?

Aquí mismo, pero con una industria de la moda que hoy no existe en Cuba. Aplicarla al arte, y a una pasarela de fantasía y crear algo más escultórico, de tendencia, de fashion victim.

¿Qué dice la gente sobre mis creaciones?

Que son cosas de gente loca.

¿Estoy loca?

No, pero duermo poco y les pongo numeritos a mis trajes. Duermo tres o cuatro horas diarias, y cuando trabajo en piloto automático es cuando mejor me salen las cosas, porque trabajo por instinto y muchas veces el error es lo que le da dimensión a mis piezas.

¿En qué me fijo para hacer un diseño?

En figuras geométricas, asimetrías axiales, en cosas más simbólicas y no en elementos figurativos. Pienso constantemente en transformar y descontextualizar.

¿Qué veo del mundo exterior?

Hace poco me pagaron un trabajo con una computadora y empecé a tener otro tipo de imaginería visual, pero realmente trabajar aislado te permite crear tu estilo, y ya después, cuando empiezas a ver desfiles y diseños internacionales, eso no te afecta. La moda es un ciclo, y como todo ya está inventado, repetirse y repetir a otra persona es un riesgo que todo el mundo corre.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Celia (@celialedon)

¿Estoy aislada?

Yo creo que una persona que está sentada creando, debe sentirse aislada de todo lo demás si pretende crear algo que valga la pena, aunque sea una tendencia de moda.

¿Cuba es un país vintage?

Cuba es un paraíso de la ropa de los cincuenta y de las cosas antiguas en general. La gente tiene zapatos, bolsos, carteras, sombreros, y a veces no sabe el valor de lo que tiene. Hay quienes guardan prendas de Balenciaga o Dior que son de los cincuenta, de los treinta, de los cuarenta, piezas que tienen un valor artístico, y por supuesto un valor añadido por el tiempo. Son piezas únicas y que están en todos lados, igual que los muebles y la arquitectura. Es un paraíso del vintage.

¿Qué es lo más fashion de Cuba, según Celia Ledón?

Lo más kitsch es lo más fashion. Me llama la atención que el cubano siempre es fashion aunque lleve ropa made in Ecuador. En cambio lo que pretende ser fashion al final no llega y queda como puesto. Eso es lo wannabe cubano.

¿Cómo se viste la gente en Cuba?

El cubano es un tipo al que le gusta lucir y que usa mucho color, que trata de arreglarse mucho aunque algunos tienen conceptos un poco equivocados, pero imagínate tú…
Las cubanas se visten de colores y apretadas. Hay que tener en cuenta que el sentido de la moda latina es mucho más voluptuoso que el europeo. A los cubanos les gusta vestirse y arreglarse bajo sus propios cánones tropicales.

¿Me gustaría ver a los cubanos vestidos con mi ropa?

Sí. Aunque me niego a hacer ropa normal como Celia Ledón. Ya existen blusas, faldas, zapatos, ya para qué hacer eso…, hay que hacer otras cosas que tengan otro sentido.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Celia (@celialedon)

¿Cuál sería mi universo paralelo?

Sería presidenta de un país. Jefa de algo. Sería jefa de Chanel. Algo así.

¿Cuál es el sueño recurrente de Celia Ledón?

Un tsunami que me persigue por la playa y yo corro con las sillitas plásticas bajo el brazo. Me da por llevármelas porque me da lástima que se las lleve el agua.

¿Qué pienso cuando me voy a dormir cada noche?

La verdad es que echo de menos basuras del mundo de fuera de Cuba como el papel de aluminio, el nylon retractilado o la fibra óptica que acá no se desecha. También pienso en las basuras cubanas como las latas de refresco, alambres, fibras naturales o los neumáticos de bicicleta, y de moto y de camión, con las que se pueden hacer muchísimas cosas.

Antes de dormir, a eso de las cuatro de la mañana, mi gran plan es hacer una colección gigante con basuras de todo tipo. El problema es que cuando despierto tres horas después sigo pensando lo mismo.

También le puede interesar: ¿Existe la alta costura en Colombia?

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Marzo
19 / 2021
Advertisement

Send this to a friend