Días de brunch

Diners le propone cuatro opciones en Bogotá para disfrutar de ese momento gastronómico que combina lo mejor de un desayuno y un almuerzo y que cada vez tiene más fuerza en la capital.


Bagatelle

Carrera 11A #94-45
256 1619

Foto Julián Carvajal

La Bagatelle comenzó como una panadería y pastelería francesa, concepto que aún conserva y que con el tiempo se amplió a restaurante con una oferta gastronómica colombo-francesa, de la mano de su fundador y chef ejecutivo, Philippe Zerbib. Abrió sus puertas oficialmente en 1997 y a los seis meses ya ofrecía la opción de brunch, por lo cual se le considera uno de los pioneros de esta tendencia en el país.

Su propuesta consiste en una carta abierta y disponible todo el día, desde las 6:30 de la mañana hasta las diez de la noche. Es decir que no hay diferencia entre el menú del brunch (momento que generalmente se realiza desde las diez de la mañana), y la carta normal del restaurante. Por ejemplo, si usted va en la mañana, así como puede pedir los huevos benedictinos, el plato ganador del restaurante, diferentes opciones de pancakes, waffles o cualquiera de los ocho tipos de omelettes, también podría seleccionar platos fuertes. Además, incluye una variedad de mimosas, con sabores de lichi, maracuyá, mojito y frutos rojos.

Local by Rausch
Calle 90 n.° 11-13
756 1202

Foto Local by Rausch, Catering by Rausch

“El atractivo de un brunch radica en que usted sale en la noche y trasnocha. Se despierta tarde el domingo y tiene la oportunidad de desayunar y almorzar al mismo tiempo en vez de esperar al almuerzo; también puede tomarse unos tragos y hacer de eso un gran plan”, afirma el chef Jorge Rausch.

Desde hace seis meses este restaurante se sumó a las nuevas propuestas de este momento gastronómico en la capital, aprovechando “una idea muy original de platos que se me ocurrió y que quise aplicar”, dice Rausch. “Local es un restaurante de comida de sabores colombianos, pero no típicos, así que ofrecemos cosas novedosas como los waffles de almojábana, con buñuelo o con huevos”, añade haciendo énfasis en que los platos del brunch no se encuentran en la carta normal del restaurante. La propuesta en coctelería pasa por las tradicionales mimosas con frutas colombianas, como lulo y maracuyá.


Club Colombia

Calle 82 #9-11
321 0704

Foto: @eumenedis

El quid del brunch de Club Colombia, el restaurante que manejan en sociedad Harry Sasson y el empresario Leo Katz, es su propuesta en gastronomía típica colombiana. La idea comenzó hace ocho años solo para los sábados y domingos y presentaba un menú tipo bufet con platos como caldo de costilla y empanadas. Recientemente, el restaurante lanzó una nueva carta reducida para las mañanas entre semana; sábado, domingo y festivos se mantiene la idea del bufet.

“La apuesta de este brunch es que la gente pueda comer en la mañana algo que regularmente no haría en casa, como probar unas carimañolas, calmar un antojo de arepa de huevo, o disfrutar otros platos como el lomito de res con mazorca desgranada o las diferentes preparaciones de huevos, como los pericos al estilo huilense, con queso campesino, o los huevos rotos sobre papas, habitas y choricitos”, cuenta Susana Fadul, administradora del restaurante.

Upper Side
Carrera 13 #81-24
530 4490

Foto: Cortesía @upperside81st

Tanto el ambiente del restaurante como su carta están inspirados en Nueva York, cuya gastronomía, por ser la ciudad que recibía a los migrantes europeos, adaptó las distintas propuestas extranjeras como propias, por eso, platos italianos como la pizza, y varias opciones de carnes preparadas con técnicas francesas, también son protagonistas en este restaurante. Sin embargo, el brunch de Upper Side, que se lleva a cabo todos los domingos desde las diez de la mañana hasta la una de la tarde, se presenta como bufet y no incluye los platos de la carta. Comienza con una estación de comida fría con quesos, jamones, ceviche de corvina, entre otros, y cambia según la temática del día; si es mexicano habrá opciones diferentes de burrito, o se modifica según las disposiciones del chef, Sergio Beltrán.

Uno de los cocteles insignia del restaurante es el gin-tonic, que también tiene su espacio en el brunch, en formato más pequeño, y que se suma a la oferta de mimosas, cervezas, margaritas y bloody marys cuando se realiza con alguna temática especial. “Un domingo, en ocasiones, no hay mucho por hacer, y salir de la ciudad se convierte en una tortura. Ahí es cuando el brunch se convierte en un buen plan con los amigos y la familia: ir a comer rico y tomar algo mientras un disk jockey programa música en vivo”, señala Olga Lucía Acosta, gerente comercial del restaurante.

Artículos Relacionados

  • Playlist: 4 canciones para recordar a Ella Fitzgerald
  • Galería: Estas son las obras de arte más caras del mundo
  • Robert Pattinson, Jennifer Garner y Jake Gyllenhaal en lo último del cine
  • Playlist: ¡por fin es viernes!