SUSCRIBIRME

Siete restaurantes en La Candelaria para disfrutar de principio a fin

Uno de los barrios más icónicos de Bogotá pasa por una modernización interesante en la que destacan estos restaurantes que vale la pena probar.

Foto: instagram.com/lamalcriada, Origen Bistró, T-Bone y Capital

Uno de los barrios más icónicos de Bogotá pasa por una modernización interesante en la que destacan estos restaurantes que vale la pena probar.

¿Por qué será que el pasado produce tanta nostalgia? Calles estrechas, casas coloniales con grandes puertas de madera y un ambiente sin igual en Bogotá, tienen la virtud de despertar ese corazón bohemio que todos llevamos, tal como sucede con estos restaurantes en La Candelaria que se precian por mantener el pasado vivo y una historia detrás de cada plato.

Si le gusta la idea de recorrer aquel barrio del centro histórico, permítanos acompañarlo con esta ruta de restaurantes en La Candelaria, elegidos por su propuesta gastronómica, su relación en calidad y precio, y la buena atención al cliente.

1. Origen bistró (Carrera 4 #12c- 88)

Una casa color amarillo mostaza se levanta en toda la esquina de la cuarta con doce. Su puerta enorme conduce al patio central del restaurante, donde los comensales pueden elegir una mesa al aire libre o en un espacio más privado. Allí serán atendidos por jóvenes meseros que le recuerdan que Origen Bistró fue el ganador más reciente del Congreso Gastronómico de La Candelaria por rescatar los sabores típicos de Colombia en su cocina de autor.

Este lugar es ideal para aquellas personas que no suelen atreverse a probar platos nuevos, pero que quieren comer algo realmente delicioso. El chef de Origen bistró se dio la tarea de diseñar un menú para que toda la familia se sienta a gusto, incluso el más adulto de todos.

Nuestro plato recomendado es la mojarra bañada en salsa de encocado, con arroz, aguacate, patacón y suero costeño. También están las costillas de cerdo cocinadas en su jugo y ahumadas con madera de guayabo, que luego se sirven con papas gratinadas con mojo criollo, ensalada fresca, berenjena y tomates confitados.

Y si quiere pasar la tarde, pida unas empanadas de la casa con sangría, ideal para maridar en épocas festivas.

Precio promedio por persona: $50.000 pesos

Para reservas haga clic aquí.

2. T-Bone (Carrera 4 #12c- 34)

A unos cuantos pasos de nuestra primera parada se encuentra T- Bone, uno de los restaurantes más románticos de La Candelaria. Si está pensando en darle una sorpresa a su pareja con una cena magistral, este es el lugar.

Sus diferentes cortes de carne, su amplia oferta de vinos y su ambiente bohemio son magia para quienes buscan escapar del ajetreo citadino. Para empezar la velada le sugerimos de entrada unos palmitos del Putumayo servidos con aceite de oliva, pimienta y sal marina, para luego seguir con t-bone steak, un corte de lomo ancho para probar las habilidades del maestro parrillero y una punta de anca bañada en salsa de hongos shiitake con salsa sriracha para despertar todos los sentidos. 

Finalice la cena con una maldita tentación, un postre con una base de helado, arequipe, chocolate amargo, bananos a la pimienta y crocantes de caramelo y almendras. O si lo prefiere, pida una Delirium Draft, una cerveza traída directamente desde Bélgica o un refresco orgánico de mango y maracuyá.

Precio promedio por persona: $90.000 pesos

Para reservas haga clic aquí.

Vea también: Cómo planificar las comidas de la semana me ayudó a ahorrar

3. La Malcriada (Carrera 6 #8- 65)

Un piso de azulejos, un techo de madera y unas paredes con el ladrillo a la vista, hacen de La Malcriada uno de los restaurantes de La Candelaria más agradables y nostálgicos del barrio. Su propuesta de pizza, pasta y bar es sencilla y directa, perfecta para una tarde entre amigos o colegas de la oficina. 

Su menú está inspirado en la auténtica cocina italiana y cuenta con una oferta alternativa de vinos, así como de gintonics y mojitos. Empiece con un queso mozzarella apanado con salsa de pomodoro, siga con un fettuccine con salmón en salsa rosé y finas hierbas o deléitese con una panceta de cerdo marinada en hierbas italianas con puré de manzana y papa premium.

También puede pasar la tarde noche con un vino espumoso con cítricos, un mojito de frutos rojos o un clásico gin con pepino y romero.

Precio promedio por persona: $ 80.000 pesos

Para reservas haga clic aquí.

4. El son de los grillos (Calle 10 #3 -60)

Este restaurante con más de 30 años en el corazón de La Candelaria empezó como un bar, inspirado en el son cubano -de ahí su nombre-, que con el tiempo se transformó en un espacio romántico que lo transporta a una época en el que la vida era sencilla y el tiempo pasaba más lento.

Su techo y paredes están adornadas de lámparas victorianas de luz tenue, además de cuadros barroco donde la técnica de claroscuro hace juego con todo el ambiente. Entre tanto, su carta está inspirada en la cocina colombiana por lo que le recomendamos probar el clásico ajiaco santafereño o unos langostinos al ajillo y de postre un mousse de maracuyá.

El son de los grillos está abierto de 12 m. a 4 p. m. para almuerzos y de 6:30 p. m. a 10 p. m. para cenas. Nuestra recomendación es ir en la noche, al ser más personal y romántica,y beber un vino fortificado de jerez a la luz de las velas.

Precio promedio por persona: $ 60.000 pesos

Para reservas haga clic aquí.

5. Capital Cocina y Café (Calle 10 #2- 99)

Este pequeño local se precia por servir platos con especial atención a los detalles e ingredientes. Por ejemplo, el pan de sus sánduches se hace artesanalmente con masa madre, sus ensaladas son preparadas con ingredientes orgánicos y sus cortes de carne son generosos y madurados en su punto para obtener el mejor sabor posible.

Su decoración evoca a los antiguos restaurantes de La Candelaria y lo hacen sentir en la intimidad de su hogar. Entre tanto, el arroz caldoso con cebolla morada, setas y un toque de cúrcuma y el filete de tilapia fresco son nuestros platos recomendados. No deje de probar la ensalada de camarones con tomates cherrys, cebolla morada y setas salteadas. Pase la tarde con un café 100 % colombiano, un shot de mezcal o una copa de vino carmenere chileno.

Vea también: Cubiertos comestibles, la tendencia a la que se puede unir desde casa

Para reservas haga clic aquí.

6. Prudencia (Carrera 2 #11- 34)

El chef Mario Rosero, de Pasto, describe su negocio como: “una cocina inocente y tímida”, pero en realidad es todo lo contrario. Bajo su experiencia en preparaciones ahumadas, Rosero revela una metodología donde los ingredientes deben pasar por un proceso de cocción lento y paciente para que desarrollen su mejor sabor, no por nada es uno de los chef favoritos -y referentes- de Álvaro Clavijo de El Chato.

Nuestro favorito del menú es la polenta grillada con repollo morado braseado con enebro -sí las mismas bayas de las ginebras-, delmónico y demi de syrah, dándole al paladar un sabor único y que vale la pena probar una y otra vez. Acompañe la experiencia gastronómica con un pan de maíz recién salido del horno o un pie de manzana y ruibarbo.

Aunque, probablemente, cuando esté en Prudencia estos platos habrán cambiado por otros, ya que Rosero le apuesta a los ingredientes locales y de temporada, para establecer una relación coherente con la tierra y su producción natural. De ahí que el menú nunca será el mismo, lo que lo hace aún más interesante, pues cada visita se convierte en la primera, gracias a la creatividad de su chef.

Y por si fuera poco, Prudencia trabaja a puerta cerrada, es decir que para asistir necesita una reserva previa para que disfrute de una experiencia en pareja única en La Candelaria.

Precio promedio por persona: $140.000 a $200.000 pesos

Para reservas haga clic aquí.

7. Pizza Candelaria (Carrera 1 #12- 40)

De los restaurantes en La Candelaria que ofrecen pizza en su menú, ninguno se compara con la masa e ingredientes que ofrece Carlos Moreno. Aquí lo atienden de forma personalizada e incluso le preguntan cuáles son sus gustos para recomendarle el plato que más se acerque a lo que está esperando. 

El lugar es perfecto para pasar la tarde con amigos después de haber escuchado a los cuenteros en el Chorro de Quevedo. Nuestros recomendados están entre los cannellonis de osobuco, espinaca y champiñón; la lasagna de pollo, ricotta y espinaca; y, por supuesto, la pizza formaggio di capra con mozzarella, queso de cabra, cebolla morada y dátiles para que la experiencia sea aún más interesante para su paladar.

Precio promedio por persona: $45.000 pesos

Para reservas haga clic aquí.

¿Qué otro restaurante de La Candelaria debería estar en la lista? Escríbanos a nuestras redes sociales

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Noviembre
30 / 2021

Send this to a friend