SUSCRIBIRME

Amor Perfecto, la otra historia del café colombiano

Diners conversó con Luis Fernando Vélez, creador de Amor Perfecto, sobre los secretos y nuevos lanzamientos del café más premiado de Colombia.

Foto: Cortesía Amor Perfecto

Diners conversó con Luis Fernando Vélez, creador de Amor Perfecto, sobre los secretos y nuevos lanzamientos del café más premiado de Colombia.

Durante la universidad, Luis Fernando Vélez solo bebía café soluble con leche. Luego, gracias a una investigación para servir cafés en los estadios de Colombia, se fue acercando más y luego otro poquito con su compañía de flores secas llamada Amor Perfeito -así, en portugués-.

“No nací en el mundo del café. De hecho, el café llegó a mí por coincidencia en un viaje a Londres, donde aprendí a prepararlo en prensa francesa. Cuando volví a Bogotá, se lo ofrecía a los clientes y para sorpresa, ya no iban por las flores sino por más café. Ahí decidimos abrir nuestra tienda en 1997, bajo el nombre de Amor Perfecto”, comenta Vélez

El nombre heredado de su antiguo negocio le sirvió a este bogotano para construir una marca con 25 años de historia, más de 10 premios nacionales e internacionales y una visión que persigue todo su equipo: “Ser la marca más conocida mundialmente por impulsar la filosofía de exportar café tostado en origen”.

Perseverancia, el secreto de Amor Perfecto

Luis Fernando Vélez es un tasador de palabras. Le gusta ir directo al grano de café que dio origen a todo Amor Perfecto. Sin embargo, para hablar de este detalle, recuerda a su padre como el impulsor de sus sueños a través de la perseverancia.

“Mi papá se convirtió en el mejor vendedor de la Sudamericana de Seguros, pero no por las cantidades vendidas, sino porque sabía mantener a los clientes durante años y eso era por su perseverancia. Por eso digo que sin él Amor Perfecto no existiría, aunque al principio no creyó en el proyecto, siempre me inculcó perseverar y seguir ese sueño”, recuerda Vélez.

El protagonista es el caficultor

Después de haber tomado cientos de tazas y haber tostado granos de toda Colombia, Luis Fernando Vélez decidió entregarle todo el protagonismo a los caficultores del país.

“Hace 14 años, después de aprender sobre los orígenes del café, su tostión y sus sabores, me di cuenta de que la cadena de valor no sería nada sin el trabajo del caficultor. Fue ahí donde empezamos a sacar cafés con el nombre de quién lo cosechó, para que los clientes sepan quién hizo posible esa taza de café”.

A esto se le suma el trabajo en fincas con Trace Coffee, la empresa de Hugo López -aliada de Amor Perfecto-, que empezó a trabajar con diferentes caficultores de Colombia para producir granos de calidad excelsa con notas frutales, achocolatadas y aromas amaderados y florales.

El cliente es un experto en café

Si existe una palabra que pueda definir la personalidad de Vélez, esa sería pragmático. Cuando se trata de presentar un café especial a los colombianos, espera que el cliente se tome el café con todo el gusto del mundo, así le eche azúcar o algún ingrediente que pueda opacar las notas desarrolladas por la fermentación de los granos o la misma tostión.

“Estoy convencido de que todos los consumidores son expertos en café, porque para serlo solo se necesita tener su sistema organoléptico sano. Al final del día, el cliente es dueño de su dinero y sabe lo que quiere. Además yo quién soy para decirle que no le ponga azúcar a su bebida”, comenta Vélez.

Sin embargo, el fundador de Amor Perfecto sí hace énfasis en que el secreto está en la forma de llevar al cliente a tomar el café sin azúcar. “Tengo que invitarlo a experimentar con diferentes cafés sin azúcar, al menos una de las cinco tazas que se puede tomar al día”.

Vea tambien: Diamante Eléctrico ya no es solo para rockeros

Amor Perfecto a la vanguardia

Esta marca nacional es una generadora de ideas y tendencias en la industria del café colombiano. Para la muestra están los cursos online para que los clientes aprendan a preparar sus cafés en casa; y el lanzamiento de ediciones limitadas, como el café Frida Khalo, que apoya el trabajo de las caficultoras colombianas.

Y cómo olvidar la creación de métodos de preparación como el Frank de Paula, que está compuesto de una aspiradora para extraer una taza dulce, limpia y caliente en menos de 30 segundos, reduciendo el amargo y la acidez del café.

Las innovaciones de Amor Perfecto para 2021

Además de seguir lanzando versiones especiales de café, Luis Fernando Vélez reveló que en un mes lanzará al público un método de preparación inspirado en el café clásico colombiano.

“El 90 por ciento del café en Colombia se sigue preparando en olla, por eso desarrollamos junto a Hugo López, una olla peltre -100 por ciento nacional- con un filtro de alta calidad. Esto para mostrarle a los clientes que también se puede tener una excelente taza de café en casa de una forma fácil y rápida”.

Esta olla mezcla los métodos donde el café se sumerge en el agua (infusión) y luego se cuela con un filtro que retiene los aceites esenciales del grano.

El café colombiano y Starbucks

Hace 25 años Vélez solo pensaba en ofrecer un buen café en Colombia. Ahora su marca es reconocida mundialmente como la más premiada del país y asiste a las competiciones nacionales e internacionales de baristas y catadores. Cualquiera puede pensar que la tarea está hecha y se puede dar por bien servido.

Vea tambien: Receta para preparar unos increíbles huevos turcos

Sin embargo, este bogotano quiere más. “Yo lo repito una y mil veces. Quiero que el mundo sepa que el café tostado en origen vale la pena. Así como Francia no exporta uvas para que se haga el vino espumoso en Nueva York, Colombia no debería exportar el grano crudo. Debemos mandar al mundo nuestros cafés listos para preparar, así se equilibra la cadena de valor y se le puede retribuir mucho más al caficultor”.

Por otro lado, Vélez reconoce el trabajo de Howard Schultz con la creación de Starbuck, pues sin este referente la industria de los cafés de especialidad no estaría tan desarrollada como ahora.

“Cuando paso frente a un Starbucks hago una reverencia, porque en vez de hablar de las prácticas de otras tiendas, hay que aplaudir y apoyar el trabajo de promocionar el café a nivel mundial”.

Un barista colombiano en todas las tiendas de café del mundo

Antes de las competencias de baristas -que empezaron por allá en el año 2000- este era un oficio menor. Ahora está al nivel de los sommeliers, ya que debe aprender a diferenciar entre aromas, texturas y sabores de cada taza de café y determinar cómo hacerla más dulce o ácida, según los gustos del cliente.

Por eso otro de los proyectos de Vélez es convertir esta profesión en un orgullo para los colombianos, tanto en el interior como en el exterior del país. “El caficultor del pasado le decía a sus hijos: ‘si no estudia, lo pongo a recoger café’, ahora debería decirle ‘estudie para recoger café’. Esta es una labor que puede cambiar la cadena de valor de la industria. Si los jóvenes siguen conectados a sus orígenes y aprecian el tener contacto con el árbol de café y salen con este conocimiento al mundo, tendremos un país con el mejor café del mundo y los mejores baristas y catadores que se pueden concebir”.

Y esto también incluye a todos los clientes, pues desde Amor Perfecto existe el deseo de que toda persona que tome café, sepa de latitudes, departamentos productores, sabores y preparación de esta bebida nacional, “para que el día de mañana el extranjero no sepa más sobre Colombia que usted mismo”, como dice Vélez.

Una experiencia para disfrutar toda la vida

Amor Perfecto, premios

Los últimos premios entregados a Amor Perfecto.


Como dice el escritor barranquillero Luis Molina Lora en su novela Bien Cocido: “La comida es la mejor experiencia humana que se puede vivir diariamente sin hartarnos de ella”. En este caso sería con el café, ya que después de todo estamos en un país con una geografía única que exalta perfiles, sabores y texturas irrepetibles.

“No hay una mejor experiencia que tomarse un café antes o después de la comida, y más si está en Colombia, la gran boutique de cafés especiales del mundo. Es que no existe ningún otro lugar que produzca granos a 11 grados de altitud, en tres diferentes ramas de la cordillera y de postre en un accidente geográfico como la Sierra Nevada de Santa Marta, esto es todo un tesoro nacional”. concluye Vélez.

También le puede interesar: Guía de las mejores 70 marcas de café colombiano

Óscar Mena,redactor web. Periodista amante de los cafés de Colombia, los libros, la tecnología y las buenas historias.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Febrero
18 / 2021

Send this to a friend