SUSCRIBIRME

Dos Tercos: la cerveza artesanal bogotana de los indignados

Conversamos con uno de los creadores de Dos Tercos, una cerveza artesanal bogotana con un mensaje político y sensorial.

Foto: Cortesía Dos Tercos

Conversamos con uno de los creadores de Dos Tercos, una cerveza artesanal bogotana con un mensaje político y sensorial.

Al destapar Inherente, una de las cuatro cervezas de Dos Tercos, emana un aroma de frutos rojos y el inconfundible olor del café. Pienso que será negra, pero al servirla me sorprendo por su color dorado y su suave sabor al paladar. Mientras que la disfruto, veo en su botella escrita en letras rojas las palabras Dos Tercos, el esqueleto de un elefante de fondo y una letra cursiva que dice:

“En el 2009 se comprometieron más de $2.000 millones para los avances de la obra Pasaje Comercial Ced Centenario, con un plazo de 12 meses. Pasado el tiempo y una serie de contratistas, jamás cumplieron (…)”. ¿Quién iba a pensar que una cerveza podría llegar a despertar mi indignación y ganas de probar y conocer otra de sus propuestas?

“Precisamente eso es lo que queremos. Estos elefantes blancos de nuestro país son un crimen que trae atraso, subdesarrollo e incluso la muerte”, comenta Fredy Suárez, quien junto a su pareja, Catalina Figueredo, son los fundadores de esta cerveza artesanal.

A esta indignación hecha bebida se le suma el concepto de Tercos, formado por dos caras, como explica Suárez: “A uno de dicen que ser terco es malo, pero otras veces nos damos cuenta que es algo bueno porque se trata de alcanzar un sueño al que muchos nos dicen que no podemos”.

De pensarlo a hacerlo

Dos Tercos

Suárez confiesa que desde 2006, cuando trabajó en Palos de Moguer, se enamoró de la cerveza artesanal. Allá aprendió de nombres, conceptos, grados de alcohol y supo que algún día iba a tener su propia cerveza.

“Claro, de pensarlo a hacerlo pasó mucho tiempo. Salí del país, trabajé en cruceros y volví a ser profesor de gastronomía en el Sena y universidades. En esas conocí a Catalina y fue amor a primera vista”, comenta Suárez, quien llevó a Catalina y a otros amigos a probar cervezas por toda Bogotá.

De este amor nacieron sueños e ilusiones que pronto empezaron a compartir. “Lo bello de la relación es que a los dos nos gusta emprender. Debo confesar que si no fuera por ella no existiría Dos Tercos”.

Cuatro cervezas artesanales para disfrutar

Dos Tercos


Fredy Suárez y Catalina Figueredo crearon cuatro bebidas que se encargaron de perfeccionar con maltas, cebadas, lúpulo y levaduras de Alemania y Estados Unidos durante dos años.

Vea tambien: Estas son las 10 cervezas más valiosas del mundo, ¿ya las probó?

“Es triste saber que aunque en Colombia hay mucho campo para tener estos productos, nos toca exportarlos porque lo que existe a nivel nacional es para cervecería industrial. Lo bueno es que podemos trabajar con insumos de excelente calidad que al final nos dan un producto con características únicas, así como sabores y aromas diferentes”, explica Suárez.

Además, para esta temporada Dos Tercos decidió etiquetar 1.100 botellas con mensajes que recuerdan a los colombianos los 1.100 elefantes blancos. “Para no olvidar el guayabo que la corrupción nos ha dejado”, recuerda su creador quien agrega que cada temporada lanzarán mensajes en sus botellas los cuales apoyaran en redes sociales con el numeral #UnaCervezaParaNoOlvidar.

Gozke

Del alemán traduce criollo, pues se trata de una cerveza estilo weissbier hecha de trigo de Baviera con 6,5 grados de alcohol, elaborada con los antiguos procesos de los maestros cerveceros de Alemania.

“Esta cerveza es muy especial porque evoca lo tercos que somos. Resulta que a los cerveceros les dicen que hay que fermentar el trigo de las forma más hermética posible. Pero investigando, nos dimos cuenta de que los alemanes fermentaban con los tanques abiertos. Así desarrollamos un sabor con más carácter y un CO2 natural”, explica Suárez.

Inherente

Se trata de la primera cerveza de café dorada con una graduación alcohólica de 4,5 por ciento. El café utilizado para su producción es un borbone rosado de Venecia, Cundinamarca, cultivado a 1650 metros sobre el nivel del mar, con notas a mora, ciruela y sabor a cacao y tostado por la tienda de café Colo.

“Esta cerveza es muy especial porque por su bajo grado de alcohol, está diseñada para tiendas de café. Además cuenta con unas notas de frutos rojos y el dulce de cacao que hacen de esta cerveza una golden stout bastante alternativa”, explica Suárez.

Pura Sabrosura

De tanto catar cervezas artesanales, Suárez y Figueredo encontraron su cerveza ideal en esta IPA de 5 grados de alcohol, hecha de lúpulos americanos y que la hacen fácil de tomar si hasta ahora está entrando al mundo de las cervezas artesanales.

“Esta cerveza es un homenaje al movimiento craft americano en el que se utilizan lúpulos bastante frutales, con una fermentación alta, de color claro, producto de las maltas secadas a baja temperatura e inspirada en las primeras bebidas fermentadas que llegaban de Reino Unido”, dice Suárez.

Black Velvet

Fue la favorita de este periodista, una american stout con 6 grados de alcohol. Su secreto está en la mezcla de lúpulos frutales que la hacen bastante dulce, además de un negro profundo y que en boca se siente bastante suave.

“Lo que hicimos fue bajar la tostión de las maltas y subirle al lúpulo para que el aroma y sabor fuera más dulce, alejando este estilo a las notas tostadas de una American Stout”.

El futuro de Dos Tercos

Consiga estas cervezas a través de las redes sociales. En Instagram y Facebook como @dostercoscerveceria y espere cada tres meses un nuevo sabor. “La idea es lanzar una cerveza de temporada para que disfrutemos de frutas, hierbas y especias nacionales a través de nuestra cerveza artesanal”, comenta Suárez.

Por otro lado, Dos Tercos seguirá su línea de indignación recordándole a la gente, a través de sus etiquetas, los casos de corrupción que se viven en Colombia para que no caigan en el olvido ni en la impunidad.

Dos Tercos, botellas


Además, Suárez y Figueredo esperan abrir su propio bar de cervezas artesanales para compartir directamente con el cliente. “Seguiremos adelante como dos tercos porque nos motiva muchísimo ver la cara de satisfacción de los clientes. Eso nos llena de pasión y de ganar de seguir trabajando para llevar esta cerveza a todos los amantes de lo diferente y, sobre todo, con un mensaje de indignación del que todos debemos ser responsables”, concluye Suárez.

También le puede interesar: Cervecerías artesanales en Colombia: el club de la resistencia

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Noviembre
23 / 2020

Send this to a friend