SUSCRIBIRME

7 trucos para preparar café como un barista profesional

Diners conversó con Jonathan Arias, barista de Café Cumbal, sobre los métodos y formas de preparar café en casa.

Foto: Porapak Apichodilok de Pexels

Diners conversó con Jonathan Arias, barista de Café Cumbal, sobre los métodos y formas de preparar café en casa.

Preparar café en casa debe ser una de las cosas más sencillas que pueden existir. Y al ser así de fácil se cree que cualquiera lo puede hacer y disfrutar con la misma alegría que en un lugar especializado. Sin embargo, ¿se ha preguntado si realmente usted hace buen café? ¿Está seguro de poder identificar cuando está muy amargo o qué podría añadirle para que sepa mejor?

Para salir de dudas, Diners consultó a Jonathan Arias, barista de Café Cumbal, quien comparte 7 consejos para preparar café en casa y disfrutar de este brebaje negro que estimula las células del cerebro, como decía Sherlock Holmes, el personaje de Sir Arthur Conan Doyle.

Para hacer el café de olleta

“Cuando uno invierte en café de calidad debería dejar el azúcar a un lado porque cuando se combina con nuestra bebida ya está modificando los sabores. La gente se debe tomar la tarea de degustar y darle unos minutos para identificar el sabor real de lo que compró”, comenta Arias.

Una vez claro el tema del azúcar, ya está listo para preparar el café de olleta. “Se aconseja que por cada taza vaya una cucharada sopera de café (8-9 gramos). Si lo quiere más suave o fuerte en boca puede añadirle media o una cucharada de más”, explica el experto.

No evalúe el café por el color

Nuestra cultura cafetera está acostumbrada a evaluar el color del café y desde ahí determinar si se trata de un buen café o un “agüita pintada”.

Sin embargo, Arias explica que en el nuevo mundo de los cafés especiales hay que entender que hay granos que tienen tostiones claras o medias y que esto precisamente no está mal.

“Evalúe el café en boca y busque los sabores. Si le quedó amargo significa que usó muy poquito café en la olleta. Empiece a jugar con la percepción organoléptica que ofrece esta bebida, porque si disminuye o aumenta los gramos, tendrá una bebida totalmente diferente”, comenta Arias.

Para cremar la leche en casa

Vea tambien: ¿Sabía que hablar frente al espejo trae beneficios?

Si se quiere hacer un latte, machiatto o capuchino en casa pero no sabe cómo cremar la leche, tiene tres opciones. Primero, la puede verter en una prensa francesa. Segundo, en una licuadora; y tercero, en una coctelera.

“Es posible cremar la leche en una prensa francesa o una coctelera gracias a las mallas que ayudan a inyectarle aire a la leche, lo que hace que se texturice. También se puede intentar en la licuadora con la leche medianamente caliente, por lo que se genera un remolino que produce la crema”.

Para que le sea más fácil cremar la leche y agregarla al café, evite que la leche se caliente por encima de los 62 grados centígrados.

Infusión de café como si fuera té

En el mercado existen empresas como Kolado Caffé que le están apostando a poner el café en bolsas para poner en el vaso y hacer infusión como se hace milenariamente con el té.

Frente a esta idea, Jhonatan Arias comenta que hay que tener en cuenta dos aspectos fundamentales si queremos hacer este experimento en casa: “Si quiere poner su café en bolsitas debe revisar mucho el calibre del papel, hay unos más gruesos. Yo recomendaría el delgado. Por otro lado, la molienda debe ser gruesa, porque la partícula del café se va a sumergir y necesitamos que el agua vaya entrando muy lentamente para tener un buen sabor”.

Arias también recomienda tener el café bastante fresco si desea prepararlo en bolsitas de té o filtros de papel.

No recalentar el café

Si va a preparar café haga lo justo para ese momento, pero evite recalentarlo, “porque se deterioran todos los sabores. Queda muy amargo, seco, pero muchas veces no nos damos cuenta de estos cambios porque la gente está acostumbrada a endulzar el café, que opaca estos sabores”, comenta Arias.

Por otro lado, el café recalentado se oxida y puede generar dolores de estómago o una sobrecarga en el hígado. Entonces, como decía Kant: “La amistad es como el café, una vez frío nunca vuelve a su sabor original, aun si es recalentado”.

Vea tambien: A Lot Studio, la marca colombiana que apoya el talento de artistas emergentes

Agregar sal para bajar el amargo

“Todo lo que se le agregue al café altera su sabor original. Y más si hablamos de un café de calidad. Esto nunca lo va a dejar encontrar las notas que ofrece el caficultor en la bolsa”, comenta Arias.

Si su café quedó demasiado amargo, intente equilibrar las cargas con una cucharadita de miel, que es “mucho más amable con las notas del café. Te da una sensación cremosa en boca y no altera la acidez del café”.

El método más fácil para hacer el mejor café

 

“Aconsejo mucho la prensa francesa porque es un método sencillo, rápido y que no depende de una estufa. Solo depende de tener el café molido (media gruesa- gruesa) y agua caliente y esperar unos 4 minutos de infusión. Este método permite desarrollar los sentidos y encontrar los sabores que ofrece el café”, comenta Arias.

Por otro lado, Arias también recomienda que si desea entrar de lleno en el mundo de la cultura cafetera se haga de un molino de aspas eléctrico o un molino manual para que pueda apreciar el café en grano, ver su calidad y luego disfrutarlo recién molido.

“Jaime Duque, el dueño de Catación Pública siempre dice que: ‘Si en cada casa de los colombianos existiera un molino de café, el consumo sería totalmente distinto, porque la gente le da un mayor valor a lo que compra porque ve el grano y, desde ahí, puede exigir mucho más’”, comenta Arias.

También le puede interesar: Guía para conocer las mejores 70 marcas de café colombiano

Óscar Mena,redactor web. Periodista amante de los cafés de Colombia, los libros, la tecnología y las buenas historias.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Agosto
06 / 2020

Send this to a friend