SUSCRIBIRME

7 consejos para aprender a maridar whisky en el Día del Padre

Diners conversó con un experto sobre los secretos para hacer el maridaje perfecto con whisky escocés.

Foto: Unslash/ C.C. BY 0.0

Diners conversó con un experto sobre los secretos para hacer el maridaje perfecto con whisky escocés.

El whisky escocés es una de las bebidas espirituosas más versátiles y amigables con el paladar, al punto de ser el aliado ideal de entradas, platos fuertes, postres e incluso otras bebidas.

“Hay quienes dicen que el whisky no se mezcla, pero en realidad lo deberían hacer porque prácticamente es un coctel embotellado. Si se fijan, el single malt es una mezcla de barricas con diferentes años, eso sí, de la misma casa, mientras que el blend es una mezcla de diferentes destilerías, por lo que tiene muchas sabores por descubrir”, comenta Pablo Carrizo, embajador de Diageo para Colombia.

Así que quizás es el momento de reaprender todo lo que alguna vez le dijeron acerca del whisky, pues para convertirse en el anfitrión estrella de su casa, tendrá que conocer a fondo estos trucos y consejos que le contamos a continuación.

Pruébelo a temperatura ambiente

Antes de empezar a maridar con whisky, lo mejor que puede hacer es apreciar todos los sabores que puede tener un single malt o un blend, en especial si tiene un repertorio dividido en 12, 15 o 18 años.

“Si le quiere hacer una demostración a su papá en casa, invítelo a probar los diferentes whiskies porque cada persona tiene un sentido del gusto único. De ahí que este ejercicio es perfecto para encontrar el favorito de la familia y empezar con el maridaje”, comenta Carrizo.

Ponga a prueba la calidad del whisky

Aunque existen cientos de diferencias entre un whisky industrial y uno hecho con todos sus procesos artesanales, hay una forma sencilla para darse cuenta si tiene un producto de calidad en sus manos.

“El whisky, al ser uno de los destilados más complejos de las bebidas espirituosas, puede revelar diferentes notas cuando se combina con agua, hielo y otros componentes sin perder la esencia del whisky. En cambio, si hace esta prueba con uno industrial, perderá todas sus propiedades sensoriales”, explica Carrizo.

Un maridaje por pasos

“El whisky es uno de los mejores regalos que le puede dar a su papá. Primero, porque puede maridarlo con cualquier comida y repetir el ejercicio para descubrir nuevos sabores y experiencias para el paladar”.

Para ello, hay un truco al que Carrizo llama “un maridaje de contraste y similitud”, que consiste en explorar dos facetas que puede ofrecer tanto un whisky single malt como un blend.

“Con el contraste queremos combinar los sabores de la comida con los del whisky para encontrar un tercer sabor o, como decía un antiguo proverbio gastronómico, 1 más 1 es igual a 3. Por otro lado, tenemos la similitud que nos ayudará a potenciar las notas del whisky”.

Un ejemplo de ello sería empezar un maridaje con un single malt, como un Singleton 12 años, y una tabla de quesos semiduro o campesino. Luego disfrute una ensalada de hierbas típicas para hacer el contraste con las notas de malta suave con notas afrutadas dulces.

Después puede pasar a la similitud con un pescado de río o un lomo al plato que evocará las finas notas ahumadas del whisky.

“Lo importante es que en su maridaje siempre existan los pasos de contraste y similitud para garantizar la mejor experiencia de todos sus invitados, en especial la de su papá”.

Vea tambien: Cómo escoger y dónde comprar la bicicleta perfecta para usted en Bogotá

Whisky y plato fuerte, el acompañante ideal

Uno de los maridajes más interesantes de las bebidas espirituosas es el que se hace con los whiskies destilados y madurados en la isla Skye. Este lugar le aporta al cuerpo amaderado del whisky unas notas salinas que acompañan muy bien a las carnes rojas, el salmón ahumado o cualquier pez de río.

“Talisker cuenta con estas propiedades. Además de ser un single malt destilado a las orillas del lago Harport, tiene un intenso y poderoso sabor ahumado gracias al proceso de maltado. También unas notas de pimienta y frutas suaves, lo que le da una complejidad interesante”, dice Carrizo.

El secreto para maridar platos colombianos

La gastronomía nacional se precia por combinar carnes, especias, frutas y vegetales en un solo plato, una propiedad que hace del maridaje algo difícil pero no imposible.

Por ejemplo, aunque el gusto varía en cada persona, Carrizo sugiere que la bandeja paisa puede ir con un Talisker o un Singleton de 12 años porque la carne y los componentes salados del plato realzan las notas de los whiskies mencionados.

Entre tanto, si está pensando en un ajiaco, puede optar por un Singleton de 18 años para realzar sus notas por similitud, o si lo prefiere, con un Talisker para contrastar y encontrar un nuevo retrogusto.

Carrizo sugiere maridar un Buchanans de 18 años con cocido boyancense, que contrastará por sus notas suaves y su perfil suave en boca.

Para que perdure el sabor del whisky en boca

Si quiere resaltar el sabor del whisky y su textura en boca, pruebe con un salmón ahumado, un pulpo o unos calamares a la parrilla.

“Estos platos le darán diferentes contrastes, por lo que reconocerá con facilidad los sabores del whisky. Puede hacer este ejercicio con un Johnnie Walker Gold Label porque está perfectamente balanceado y utiliza muchas especias de diferentes regiones, lo que le da un perfil complejo”.

Vea tambien: 7 trucos para preparar café como un barista profesional

Acompañe este whisky con platos mucho más suaves, como el pollo grillé, las pastas o ensaladas con vinagretas.

El whisky con postres y bebidas

Uno de los pasos más sorprendentes y llamativos de una cata es cuando el whisky demuestra su perfil con ingredientes poco usuales, como con postres y bebidas.

“El café es increíble para maridar el whisky y más si es después del plato fuerte, porque las dos bebidas tienen propiedades digestivas. Entonces, si combina un espresso, un whisky y unas gotitas de miel, tendrá un coctel que resalta esas notas de avellana, frutos secos y la madera de roble que caracterizan al whisky escocés”, cuenta Carrizo.

Y si se quiere convertir en un anfitrión de lujo y sorprender a toda la familia, haga el maridaje con una torta de chocolate o frutos secos para encontrar las notas dulces por similitud con un whisky de 18 años.

“Cuando hablamos de notas dulces no significa que el whisky será dulce. Significa que, como el agua, será fácil de tomar, que lo sentirá suave y aterciopelado en el paladar y tendrá una sensación agradable en el retrogusto, gracias a las notas que le aporta la madera”, concluye Carrizo.

También le puede interesar: Una selección de whiskies para brindar en el Día del Padre

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Junio
12 / 2020


Send this to a friend