SUSCRIBIRME
INICIO//Gastronomía//José Moro: el empresario de la lista Forbes España que llevará agua a comunidades de Colombia

José Moro: el empresario de la lista Forbes España que llevará agua a comunidades de Colombia

José Moro, presidente de las Bodegas Emilio Moro, habló con Diners sobre sus proyectos en Colombia y del secreto que lo llevó a la lista de los 100 empresarios más creativos de España.

Foto: Cortesía Emilio Moro

José Moro, presidente de las Bodegas Emilio Moro, habló con Diners sobre sus proyectos en Colombia y del secreto que lo llevó a la lista de los 100 empresarios más creativos de España.

Desde que era niño, el segundo hijo de Emilio Moro, aprendió a reconocer los mejores vinos y a seguir de primera mano el crecimiento de la uva hasta su maduración en bodega. Ahora, a los 59 años, José Moro hace parte de la tercera generación de vitivinícolas de las Bodegas Emilio Moro y Cepa 21 (en la Ribera del Duero), junto a su hermano Javier.

Sentado en un sillón de un hotel en el norte de Bogotá, reflexiona sobre lo que sucedió hace unos días, cuando dejó su firma en uno de los edificios de Time Square, junto al artista y diseñador español Domingo Zapata. “Se alinearon los astros para que Emilio Moro sea el vino favorito de Zapata y lo haya puesto en este mural que resalta los elementos icónicos de la cultura española”, dice con orgullo.

Luego, en un tono más serio, recuerda el porqué es el primer vitivinicultor en entrar a la lista de los 100 empresarios más exitosos de la revista Forbes España: “Este es el fruto del trabajo de muchos años, de diseñar proyectos innovadores como la digitalización de la cepa a la copa, que nos da el control absoluto de todos los temas meteorológicos con imágenes satelitales”. Justo este es el secreto más grande, donde radica el éxito y la complejidad de sus vinos.

El conocimiento más allá de cosechar uvas

Aunque no quería dedicarse al negocio familiar -estudió Ingeniería Química y trabajó en el control de calidad de un laboratorio en Valladolid-, José volvió a los viñedos gracias a la revolución vitivinícola de los años 80 y la denominación de lujo: Ribera del Duero. “En esa época expresé mis ideas en temas de comunicación y empresa ejemplar. Ahí empezamos a embotellar y etiquetar”.

Con cada ajuste, vinieron cambios que convirtieron a las Bodegas Emilio Moro en productores internacionales de un vino de lujo, que como dice José, no se puede comparar con ningún otro. “Decirle a un vino Crianza o Reserva no es sinónimo de calidad. Nosotros creemos que es suficiente con el nombre que aparece en la botella, porque el público empezará a pedirlo como Resalso, Emilio Moro y Malleolus”.

 

View this post on Instagram

 

Descorchar un Malleolus y…¡que comience la magia! 🧡✨ #InMalleolusVeritas

A post shared by Bodegas Emilio Moro (1932) (@bodegasemiliomoro) on

Con los ojos puestos en Colombia

Desde que está al frente de la operación, junto con su hermano Javier, se ha enfocado en dos temas: la innovación y la ayuda a quienes lo necesitan. “Desde hace 10 años en la fundación Emilio Moro trabajamos bajo el concepto ‘El vino ayuda al agua’, que nos abre las puertas en diferentes países, como Sri Lanka, Nicaragua, Perú y México, para llevar agua a comunidades vulneradas. En Colombia vamos a empezar en Jericó, Córdoba, con la ayuda de una ONG española”.

Allí empezarán en noviembre la construcción/ rehabilitación de una infraestructura de acceso a agua para consumo humano, un sistema de filtrado de agua, estudios previos, seguimiento de la calidad del líquido, entre otras actividades.

José explica que Emilio Moro ha tenido buena acogida por parte de los colombianos y que esta ayuda hace parte del agradecimiento y cariño que tiene por el país. “Estamos en deuda con el país y es muy gratificante para la familia Moro poder generar este bienestar tremendo para una comunidad”, cuenta.

El futuro de Emilio Moro

Las Bodegas Emilio Moro tienen el objetivo de convertir el vino blanco en una bebida con carácter y complejidad, como lo puede tener un tinto. “Personalmente no estaba enamorado de los vino blancos de España, hasta que un día probé un godello y sentí la mezcla perfecta de frescura, acidez, melosidad y ternura”.

Gracias a esta experiencia José viajó a Galicia, donde se cosecha este tipo de uva y encontró un lugar que le permite jugar con las latitudes y una tierra rica en minerales para el proceso adecuado de la uva. “Tenemos pensado tener estos vinos en barricas de roble francés para crear un vino complejo, ideal para convertirse en una estrella del panorama vitivinícola español”.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Septiembre
04 / 2019


Send this to a friend