SUSCRIBIRME
INICIO//Gastronomía//Cuatro maneras exquisitas para preparar pasta

Cuatro maneras exquisitas para preparar pasta

Un buen plato de pasta siempre sienta bien. Y con estas combinaciones, como pesto de kale, orégano y tomates cherry, o acelgas con ricotta, quedarán irresistibles.

Foto: Lucho Mariño

Un buen plato de pasta siempre sienta bien. Y con estas combinaciones, como pesto de kale, orégano y tomates cherry, o acelgas con ricotta, quedarán irresistibles.

Cuando pregunto en casa qué les gustaría comer, la respuesta parece ser, siempre, pasta. Por esta razón he reunido cuatro recetas de pasta, fáciles y rápidas, perfectas para una comida, a mitad de una semana muy ocupada o para un merecido almuerzo de sábado, acompañado por una copa de vino blanco.

Para aquellos que desean una alternativa de pesto de albahaca con pasta –mi favorito de siempre–, hay un vibrante pesto de kale. Si le apetece algo fresco y colorido, hay una pasta con orégano y tomates cherry de varios colores, que es como de no creer, fácil y muy sabrosa.

Si le gustan más los quesos, pero quiere incluir verduras, pruebe la mezcla de pasta con acelgas, verduras verdes y ricotta. Es una alternativa más ligera y fresca a las salsas cremosas pesadas; el amargo de las verduras y el cítrico del limón crea un contraste estimulante con los quesos.

Por último, hay una salsa robusta y picante de tomate y berenjena, servida con queso parmesano recién rallado, para una sensación irresistible de sabor umami.

Este mes, en todas las recetas utilicé pasta sin gluten, pues ahora se puede conseguir en la mayoría de supermercados y tiendas de alimentos saludables.

Hay alternativas de maíz, arroz, quinua e incluso semillas de chía. He probado la mayoría, algunas mejores que otras, pero todas son una gran alternativa para quienes tenemos problemas con el gluten. Si no tiene ninguna restricción dietaria, entonces, cualquier variedad de pasta seca o fresca funciona a la perfección.

Cuando cocine pasta, asegúrese de echarle sal al agua; un amigo italiano dice que el agua debe saber como el agua de mar. He estado salando el agua como él me enseñó y es mucho más de lo que yo pensaba que sería suficiente. Fue una lección de cocina que nunca olvidaré.

Y por último, recuerde mantenerla “al dente”, como dicen los italianos, lo que significa que para el diente debe estar tierna, pero ligeramente firme al morder.

Pasta con orégano y tomates cherry

Para 4 personas

1 paquete de pasta
2 manojos de orégano fresco, picado
1 manojo de orégano seco
1 taza de tomates cherry cortados en la mitad
Aceite de oliva (el necesario)
Sal y pimienta al gusto

Caliente abundante agua en una olla honda con sal al gusto. Cuando hierva el agua agregue la pasta siguiendo las instrucciones del paquete.
Mientras tanto, mezcle el orégano fresco con el orégano seco.

Vea tambien: ¿Caminar o dormir? ¿Qué es mejor para después de almorzar?

En un recipiente aparte mezcle los tomates cherry con aceite de oliva, sal y pimienta al gusto. Cuando la pasta esté en su punto, cuélela, devuélvala a la olla y mezcle con aceite de oliva, orégano, sal y pimienta al gusto. Por último, vierta los tomates cherry encima y sirva inmediatamente.

Pasta con ricotta y acelgas

Puede utilizar solo acelgas o una mezcla de hojas verdes amargas, incluidas acelgas, espinacas, rúgula y berros.

Para 4 personas

500 g de hojas verdes, como acelgas, rúgula, espinaca
1 taza de queso ricotta
1/4 de taza de queso parmesano rallado
1 paquete de pasta
4 dientes de ajo pelados y picados
La ralladura de un limón
Aceite de oliva (el necesario)
Sal y pimienta al gusto
Caliente abundante agua en una olla honda con sal al gusto. Cuando el agua esté hirviendo adicione las hojas verdes por unos 2 o 3 minutos. Retire las hojas del agua con la ayuda de unas pinzas y cuele. Exprima bien para sacar el exceso de agua y píquelas con el fin de asegurar que las hojas verdes sean fáciles de comer.

Luego adicione la pasta a la misma agua y cocine siguiendo las instrucciones del paquete. Cuando estén en su punto, cuele y reserve una taza del agua.

Mientras tanto, en un recipiente aparte mezcle el queso ricotta con el queso parmesano, la ralladura del limón, adicione unas cucharadas grandes del agua de la olla de la pasta y mezcle bien para obtener una textura cremosa.

Caliente una sartén con aceite de oliva, añada el ajo y saltee por unos minutos; adicione las hojas verdes blanqueadas y saltee unos minutos. Retire del fuego, vierta encima del queso y mezcle bien con sal y pimienta al gusto. Adicione la pasta caliente y sirva inmediatamente con más queso parmesano rallado.

Penne con berenjena y tomate

Si le apetece agregar más proteína, entonces adicione su salchicha favorita en esta receta.

Para 4 personas
2 berenjenas lavadas
4 dientes de ajo pelados
y picados
1 manojo de perejil liso, lavado y picado
2 tazas de tomates chonto, pelados y picados
1 paquete de pasta
Aceite de oliva (el necesario)
Ají seco al gusto
Sal y pimienta al gusto
Un manojo de albahaca

Corte las berenjenas en pedazos y colóquelas en un colador con abundante sal para quitar el sabor amargo por unos 20 a 30 minutos. Luego lave y seque.

Vea tambien: “Todo lo que se ve en Frontera Verde, incluso lo más fantástico, está basado en la vida real”, Ciro Guerra

Caliente en una sartén aceite de oliva a fuego medio, añada el ajo, el perejil y el ají seco al gusto y saltee por unos minutos. Adicione los tomates, sal y pimienta al gusto, baje la temperatura y cocine por unos 20 minutos.

En una sartén aparte caliente un poco de aceite de oliva y saltee los pedazos de berenjena hasta que estén dorados y crocantes. Retire del fuego y quite el exceso de aceite con papel de cocina.

Mientras tanto, caliente abundante agua en una olla honda con sal al gusto. Cuando el agua esté hirviendo agregue la pasta siguiendo las instrucciones del paquete. Cuando estén en su punto cuele y mezcle en la olla con la salsa de tomate y berenjena. Sirva con queso parmesano y unas hojas de albahaca.

Pasta con pesto de kale

Me encanta el kale y la pasta con pesto, así que este plato cumple con los requisitos de algunos de mis favoritos. Se puede conservar más tiempo si lo mantiene en un frasco de vidrio sellado en el refrigerador. Y así utilizarlo como el relleno de un sándwich o revolverlo con papas hervidas (lo que recomiendo mucho).
Para 4 personas
1/3 de taza de piñones tostados
1/2 taza de queso parmesano rallado
4 dientes de ajo pelados
4 manojos grandes de kale
sin el tallo
3 cucharadas de aceite
de oliva
1 paquete de pasta
La ralladura de un limón
Sal y pimienta al gusto

Caliente abundante agua en una olla honda con sal al gusto. Cuando hierva adicione el ajo y cocine por cinco minutos; retire el ajo del agua, luego vierta el kale en el agua hirviendo por un minuto. Retire las hojas de kale del agua con la ayuda de unas pinzas y cuélelas.

Vierta el kale y el ajo en un procesadora de alimentos con dos cucharadas del agua de la olla, los piñones, el parmesano, la ralladura de limón y el aceite de oliva, sal y pimienta al gusto, y mezcle hasta obtener una salsa homogénea.

Mientras tanto, cocine la pasta en la misma olla de agua hirviendo siguiendo las instrucciones del paquete. Cuando la pasta esté en su punto, cuélela, devuélvala a la olla y mezcla con aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.

Por último, mezcle con el pesto de kale y sirva inmediatamente con queso parmesano rallado al gusto.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Junio
20 / 2019

Send this to a friend