Pescadería Municipal: Para los amantes de la comida de mar

En plena Zona G hay un restaurante donde los sabores de la comida marina son los protagonistas y las influencias de la cocina mexicana, colombiana y peruana se unen para crear algunos de los platos más sorprendentes.

Calle 65 No. 4a-30
927 83 89

De una pescadería tradicional, de barrio, este restaurante adopta las variedades más comunes que se pueden encontrar: róbalo, mojarra, tilapia (aunque también corvina, salmón y pargo). Todo fresco, están prohibidos los congelados. De la alta cocina incorpora técnicas avanzadas de preparación en donde las materias primas se reinterpretan en las manos del chef Carlos Huertas, y entran a ser parte de formulaciones de cocciones largas, adobos inesperados y una gran variedad de fondos de pescado. Pescadería Municipal no es de arriba ni de abajo, se ubica justo en el medio: “No le apuntamos a hacer alta cocina, así utilicemos sus técnicas”, se apresura a explicar Fernando Cárdenas, uno de los socios.

La entrada es una puerta angosta. No es un local grande pero sí lo suficientemente amplio para estar cómodo. Sus muros son de ladrillo descubierto y algunos letreros como “Ceviche Power” crean una atmósfera moderna.

La carta tiene influencia mexicana, colombiana y peruana. “Queremos acercar la playa a la ciudad, por eso las propuestas pasan por las costas de diferentes países”, añade Cárdenas. Como entrada está imperdible la full mazorcada, elaborada con pescado del día, maíz, camarones y salsa rosada. Es cremosa, equilibrada. De fuerte, un arroz meloso o un pargo. Como postre, el cremoso de coco. No deje de pedir algunas de las sodas artesanales: las de borojó y piña están muy buenas.

Artículos Relacionados

  • Hace 54 años se escribieron los tres grandes himnos del pop
  • Las 10 canciones recomendadas de Camila Zárate, de Canal 13
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia

Send this to a friend