SUSCRIBIRME

Atentos a El Bandido

El Bandido es un lugar para pasar horas hablando con los amigos, en un espacio en el corazón de Bogotá, pero con un ambiente neoyorquino. Jazz y piano en vivo obligan a ir y regresar.

El Bandido es un lugar para pasar horas hablando con los amigos, en un espacio en el corazón de Bogotá, pero con un ambiente neoyorquino. Jazz y piano en vivo obligan a ir y regresar.

Un un rincón al final de la Calle de los Anticuarios, casi llegando a la carrera Séptima, está El Bandido, un restaurante que desde diciembre está dando que hablar entre los aficionados a la buena comida en Bogotá.

Quien llega a El Bandido no lo hace por casualidad, pues no está localizado en ninguna de las zonas gastronómicas de la ciudad. La carta, creada por el chef Felipe Arizabaleta, se basa en la comida francesa popular (de bistró), sencilla, y todos los platos están pensados para ser compartidos. La idea, dice la administradora y socia Emilia Castellanos, es que sea un lugar para compartir con los amigos y pasar conversando varias horas.

El ambiente de El Bandido recuerda al de los restaurantes neoyorquinos. Para Arizabaleta, “Nueva York es un referente claro para nosotros. La forma como allí se viven los restaurantes y como manejan el local y la música nos influenció. Eso les ofrecemos a nuestros clientes”. Por las noches la música que domina la escena es el jazz, y los fines de semana cuentan con un pianista que toca en el centro del restaurante. Es un espacio cálido donde los amantes de un buen vino pueden abstraerse de la realidad por horas. Además, cabe resaltar, la carta de vinos es amplia, y el personal del restaurante está familiarizado con ella.

En cuanto a los platos, no hay que perderse la pechuga de pollo a la provenzal ni el lomo en salsa bernesa. El primero está preparado al vacío, con una técnica que permite que se cocine todo al mismo tiempo, y el segundo es simplemente irresistible. Ambos, como buenos platos franceses, van acompañados de papas fritas. Como entrada (o si se quiere de sobremesa) se recomienda ante todo el queso camembert al horno con peras caramelizadas y nueces. Es un plato exquisito que garantiza el regreso del comensal. Sin embargo, para poder repetir la experiencia, o incluso para disfrutarla por primera vez, hay que ser muy paciente, pues el restaurante está reservado hasta el tope para la hora del almuerzo y de la comida, hasta con dos semanas de anticipación. Eso sí, vale la pena la espera.

Vea también: Un paseo por Oaxaca: aprenda a preparar cuatro recetas mexicanas

Dirección: Calle 79B No. 7-12 (Calle de los Anticuarios)
Tel. 212 5709
Cel. 311 472 2327
Bogotá

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Marzo
30 / 2012

Send this to a friend