Tres cocteles para el viernes: Lulardiente, Manhattan y Apple cinammon

Una nueva generación de cocteles va más allá de servir como preámbulo a una velada o ser útiles para socializar. Su propósito es cambiar el estado de las personas. Whisky, aguardiente y vodka, el trío que eleva su espíritu.

Publicado originalmente en Revista Diners Ed. 488 de noviembre 2010

Los cocteles, esas deliciosas mezclas de licores cuya popularización se dio en los años sesenta con la creación de la piña colada, están dejando de ser simples experimentos etílicos a la buena de Dios para pasar a convertirse en preparaciones realizadas por expertos que conocen las reacciones que producen los alcoholes y los otros ingredientes que intervienen en su composición.

No se trata de hacer un curso de alquimia para lograr una buena combinación, sino de preparar bebidas que además de deliciosas no causen daño en el estómago de los consumidores y que produzcan sabores y sensaciones sorprendentes con licores tan comunes como el aguardiente el whisky y el vodka.

Aunque en Colombia el aguardiente se acostumbra a tomarlo solo –por ser un licor seco que se produce con alcohol extra puro sacado de la caña de azúcar y mezclado con esencia natural de anís–, su característica de “ardiente” permite que sea combinado con otros productos que lo hacen más apetecible a quienes gustan de sabores más suaves, como los obtenidos en los cocteles sour o de mandarina.

Al whisky, cuyo origen lo disputan Escocia e Irlanda, se recomienda acompañarlo de pocas cosas para no camuflar su sabor, aunque también se han creado algunas combinaciones que ya son clásicas, como el coctel irlandés y la versión sour; mientras que el “agüita”, la traducción literal de la palabra rusa vodka, tiene características que hacen que su sabor se eclipse al mezclarlo en coctelería, lo que lo convierte en el ideal a la hora de crear nuevas combinaciones.

Lo mejor es que cada uno de ellos posee una propiedad que lo hace único y que permite cambiar su estado de ánimo, para pasar de la tristeza o de la apatía a la alegría y a la más contagiosa camaradería. Acá están nuestras recetas recomendadas.

Lulardiente

Ingredientes
1 y ½ onzas de aguardiente
6 onzas de lulada
½ taza de agua
3 lulos maduros
½ onza de almíbar natural

Preparación
Para la lulada: corte cada lulo por la mitad y con una cucharita extraiga la pulpa. Mezcle la pulpa de lulo con el almíbar y el agua.
Vierta la lulada en un vaso. Agregue el aguardiente y media taza de hielo picado. Sirva con una cuchara.

Apple cinammon

Ingredientes
2 onzas de vodka
2 cucharadas de compota de manzana
1 onza de néctar de manzana
1 pizca de canela en polvo
1 rodaja de manzana verde
1 astilla de canela

Preparación
En una coctelera ponga cinco cubos de hielo. Adicione todos los ingredientes, excepto la rodaja de manzana y la astilla de canela. Agite vigorosamente. Cuele sobre una copa martini helada. Adorne con la rodaja de manzana y la astilla de canela.

Manhattan


Ingredientes
4 onzas de whisky
1 onza de vermut dulce
2 a 3 gotas de amargo de angostura
1 cereza maraschino

Preparación
Vierta todos los ingredientes en una coctelera con seis cubos de hielo. Agite vigorosamente y cuele sobre una copa de martini helada. Adorne con la cereza y decore con frambuesas.

Artículos Relacionados

  • 14 autorretratos para romper estereotipos
  • La exposición de la National Geographic que llega por primera vez a Colombia
  • Estas son las mejores fotos tomadas con iPhone en 2019
  • Galería: Vea las fotos finalistas del Sony World Photography Awards 2019

Send this to a friend