Restaurante La Pinta, para amantes de la comida española

En una casa del tradicional barrio Chapinero alto está La Pinta, un restaurante- bar, que abrió sus puertas en enero de este año. Aunque en la fachada no hay ningún aviso, basta con entrar y encontrarse el logo del lugar en el menú, una buena atención y una decoración inspirada en el Viejo y Nuevo Mundo. Por un lado, las paredes blancas y las plantas verticales representan a las Américas, o lo nuevo por descubrir, mientras que la barra y mesas hechas de mármol y luces decorativas a Europa, o lo que nunca pasa de moda.

El restaurante hace parte del grupo madrileño Lalala, quienes cuentan con 12 locales en la capital española. La Pinta es la primera apuesta en Colombia, de ahí que todos los detalles están muy bien cuidados, como la carta, preparada por el chef español Daniel Meroño, quien ha vivido 15 años en Bogotá y ha trabajado en Céntrico, Andrés Carne de Res y La Brasserie. “Aquí combinamos los platos ancestrales de España con ingredientes colombianos. La Pinta no importa ningún insumo, porque tenemos una muy buena variedad de proveedores que nos entregan carnes, frutas y verduras 100 % frescas”, cuenta María Camila de Francisco, la administradora.

La hamburguesa de cochinillo hecha con cerdo desmechado crocante, cebolla morada, zanahoria y pan sin higo; los aguacates parrillados con almendra y salsa ponzu; el steak tartar de tuétano y las croquetas de jamón con queso azul son otros de los platos más solicitados por los comensales.

Para ‘tardear’

Si el plan es ir con amigos, Miguel Nicolás, uno de los socios del grupo Lalala, recomienda pedir varios platos para compartir como lo sugiere la tradición española. Para ello, puede empezar con unas patatas bravas, hechas con papa criolla, seguir con una fideuá de remolacha con chicharrón; un rabo de toro y complementar con un arroz caldoso.

La Pinta está pensada para que la gente tenga una charla amena después de su almuerzo e incluso pueda pasar la tarde con sus colegas de trabajo o familia. “La terraza es un gran espacio para compartir. También contamos con un espacio de pinturas y fotografías hechas por artistas jóvenes colombianos que están a la venta”, cuenta De Francisco.

Cuando cae la noche

La Pinta presenta una carta de cocteles con inspiración mediterránea que busca entregarle al comensal el auténtico sabor de sus bebidas con una decoración excepcional. Los recomendados para empezar la noche son La Pinta N’Tonic con flor de jamaica y lychee; y el Lulo Jalapeño que combina a la perfección el picante con la frescura de la fruta. Por otro lado, si quiere un trago para disfrutar con sus amigos pida la Sangría Rosé y el Teddy, un cóctel dulce servido en un envase con forma de oso.

Continúe la noche con cerveza de barril nacional o una oferta variada de vinos españoles, argentinos y chilenos o si quiere, lleve su propio vino y disfrútelo en el nuevo restaurante de la Zona G.

Dirección: Calle 56 #4a-15
Precio por plato: entre 20 y 40 mil pesos.

Óscar Mena

Entradas recientes

Tras el rastro de María Teresa Hincapié

Hasta el próximo 12 de junio se tendrá la oportunidad de ver una retrospectiva del…

5 horas hace

Bogotá Fashion Week 2022, así se viste de moda la capital colombiana

Esta semana Bogotá propicia el regreso de la industria de la moda a la presencialidad…

21 horas hace

Diez minutos de Chi Kung al día pueden transformar su vida

¿Sabía que hay un arte que consiste en levantar el cielo, empujar las montañas y…

23 horas hace

La historia de cómo el amor puede curar el cáncer

Cuando le diagnosticaron leucemia a su mejor amigo, una niña decidió unirse a su lucha…

1 día hace

Los 7 lugares más extraordinarios disponibles en Airbnb

La reconocida plataforma de hospedaje Airbnb permite vivir vacaciones únicas en lugares tan particulares como…

1 día hace

Y después del odio ¿Qué?

Esta pertinente reflexión sobre el odio ayuda a entender de dónde viene y qué hacer…

2 días hace