Croquetas llenas de sabor

Disfrute estas recetas de este rico y casero plato con rellenos que nunca se hubiera imaginado. Desde calabaza con banano hasta garbanzo con remolacha.

Las croquetas son versátiles y fáciles de preparar, puede servirlas como pasabocas en la próxima temporada de fiestas de fin de año, para un almuerzo con una ensalada o inclusive dentro de un sándwich, estilo wrap, para la lonchera de sus niños.

Este mes he reunido cuatro ideas de croquetas llenas de sabor. El clásico faláfel se renueva con la adición de remolacha rallada para convertirlo en algo contemporáneo y divertido. También hay una receta de croqueta de queso de cabra recubierta de polenta crujiente con una mermelada de lulo, que es perfecta para servir como entrada en una cena o como un almuerzo ligero con una porción abundante de ensalada.

Si quiere algo picante, hay una receta de calabaza inspirada en la India con una raita de plátano (raita es una salsa de yogur india, tradicionalmente hecha con pepino y menta). Esta versión de banana la probé en un viaje a Kenia, pues es muy común entre los indios de África Oriental.

Vea también: Cuatro antojos vegetales para toda la familia

Y finalmente, una receta de quinua y maíz, con uno de mis quesos colombianos favoritos, el paipa. Este queso y la salsa agridulce de tomate son deliciosos si se acompañan de una cerveza fría.

CROQUETAS DE REMOLACHA Y GARBANZOS
Para 4 personas

1 taza de garbanzos cocinados
250 g de remolacha cocinada y pelada
2 cucharaditas de comino molido
2 cucharaditas de semillas de cilantro molido
1 cucharada de tahine
1/2 cebolla larga lavada y picada finamente
1 cucharada de perejil liso picado
1 cucharada de hierbabuena picada
1 cucharada de eneldo picado
1 huevo batido
Sal y pimienta al gusto
Aceite vegetal para freír

PARA SERVIR
Yogur griego
Limón

Ponga los garbanzos cocinados en el procesador hasta obtener una mezcla grumosa. En un recipiente ralle la remolacha, teniendo cuidado de secarla con papel absorbente para quitar el exceso de líquido.

Pase la mezcla de garbanzos y la remolacha a un recipiente hondo, agregue comino, cilantro, tahine, cebolla, perejil, hierbabuena, eneldo y huevo. Mezcle bien, sazone con sal y pimienta al gusto.

Luego tome entre una y dos cucharadas de la mezcla y forme las croquetas con las manos o con dos cucharas. Ponga a calentar suficiente aceite vegetal en una sartén y fría las croquetas hasta que estén doradas por fuera.

Sáquelas del aceite y déjelas escurrir sobre papel absorbente. Sirva con yogur griego, limón y zataar, una mezcla de especias que puede preparar con semillas de ajonjolí, orégano, tomillo, entre otros.

CROQUETAS DE QUINUA Y MAÍZ
Para 4 personas

2 tazas de quinua cocinada
1 taza de granos de maíz dulce cocinado
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de paprika
1/3 de taza de linaza molida
1 cebolla larga picada finamente
1/2 taza de queso paipa rallado
1/2 taza de queso feta rallado
1 cucharada de cilantro picado
1 cucharada de perejil picado
2 huevos batidos
Sal y pimienta al gusto
Aceite vegetal (el necesario)

Coloque la quinua en un recipiente con maíz, comino, paprika, linaza molida, cebolla larga, queso paipa, feta, cilantro, perejil y huevos batidos. Mezcle bien y sazone con sal y pimienta al gusto.

A continuación, tome entre una y dos cucharadas de la mezcla y arme las croquetas con las manos. Ponga a calentar suficiente aceite vegetal en una sartén y fría las croquetas hasta que estén doradas por fuera. Sáquelas del aceite y déjelas escurrir sobre papel absorbente. Sirva con la salsa de tomate y ají.

SALSA DE TOMATE Y AJÍ

Esta salsa picante es perfecta con las frituras de quinua, también resulta ideal para servir con hamburguesas, salchichas o incluso un sándwich con jamón y queso.

800 g de tomates chonto
1 a 3 ajís rojos (dependiendo de su gusto)
4 dientes de ajo pelado y machucado
2 cucharadas de jengibre rallado
2 cucharaditas de sal
3/4 de taza de azúcar
1/3 de taza de vinagre de vino tinto

Primero procese la mitad de los tomates con todos los ingredientes. Pique la otra mitad finamente. Vierta todo en una olla y coloque sobre fuego medio y cocine hasta que empiece a hervir. Baje la temperatura y cocine por 30 minutos hasta que se espese, revolviendo de vez en cuando y teniendo cuidado de que no se pegue.
Cuando esté listo, esterilice unas jarras herméticas de vidrio y coloque la salsa caliente adentro. Tápelo de una vez y cuando se enfríe se puede guardar durante una o dos semanas en la nevera.

CROQUETAS DE QUESO DE CABRA
Para 4 personas

El queso y el lulo son una combinación perfecta. Puede preparar su propia salsa cocinando un par de lulos pelados y hechos puré con un poco de azúcar hasta que la salsa espese o también puede comprar una mermelada de lulo, lo cual es más fácil y rápido.

300 g de queso de cabra
1 cucharada de tomillo de limón picado
1 cucharada de eneldo picado
Sal y pimienta al gusto.
1/4 de taza de harina de trigo (o harina sin gluten)
1 huevo batido
1/2 taza de polenta o harina de arepa
Aceite vegetal (el necesario)

PARA SERVIR

Mermelada de lulo
Lechugas mixtas
En un recipiente hondo mezcle el queso de cabra con las hierbas y sal y pimienta. Tome entre una y dos cucharadas de la mezcla y forme las croquetas. A continuación, apánelas pasando cada una por la harina, el huevo y la polenta.

Ponga a calentar suficiente aceite vegetal en una sartén y fría las croquetas hasta que estén doradas por fuera. Sáquelas del aceite y déjelas escurrir sobre papel absorbente. Sirva inmediatamente acompañadas con mermelada de lulo y una ensalada verde.

CROQUETAS DE ZAPALLO CON RAITA DE BANANO
Para 4 personas

PARA LAS CROQUETAS

2 tazas de zapallo pelado y rallado
1 batata pelada y rallada
1/3 de taza de arvejas cocinadas y machucadas
2 cucharadas de cilantro picado
1 cucharadita de garam masala
1 cucharadita de comino molido
1/2 taza de harina de garbanzo o de trigo
2 huevos batidos
Sal al gusto
Aceite vegetal para freír

PARA LA RAITA DE BANANO

1 taza de yogur griego sin azúcar
1 banano bocadillo pelado y cortado en trozos pequeños
1 cucharadita de jengibre pelado y rallado
1 cucharada de aceite vegetal
Pizca de semillas de comino
Pizca de semillas de mostaza
Pizca de hojas de curri (opcional)

Coloque todos los ingredientes de las croquetas en un recipiente hondo y mezcle bien. A continuación, tome entre una y dos cucharadas de la mezcla y forme las croquetas con las manos o con dos cucharas. Ponga a calentar suficiente aceite vegetal en una sartén y fría las croquetas hasta que estén doradas por fuera. Sáquelas del aceite y déjelas escurrir sobre papel absorbente.

Para la raita, mezcle el yogur griego con las tajadas de banano y el jengibre rallado en un recipiente. En una sartén aparte, caliente el aceite, adicione las especias y cocine por 30 segundos. Retire del fuego y vierta encima del yogur. Sirva las croquetas inmediatamente con la raita.

Sáquelas del aceite y déjelas escurrir sobre papel absorbente. Sirva con yogur griego, limón y zataar.

También le puede interesar: Cinco recetas para disfrutar en vacaciones

Artículos Relacionados

  • Galería: Estas son las películas más influyentes de la historia
  • Así fue el concierto de Roger Waters en Bogotá
  • Estas son las fotos más desgarradoras de vida salvaje en 2018
  • “La ciclovía es la playa de los bogotanos”

Send this to a friend