Cuatro antojos vegetales para toda la familia

Diners le trae cuatro recetas para preparar alcachofas, pimentones y calabacines rellenos, como alternativas saludables y exquisitas para preparar en casa.

Los vegetales rellenos son versátiles y muy fáciles de preparar si tiene un poco de paciencia para la dispendiosa tarea de quitar las semillas o la pulpa sobrante. Son perfectos, además, para las comidas de mitad de semana junto con una ensalada verde; como acompañamiento de una barbacoa de fin de semana e incluso como una entrada, de preparación fácil y anticipada, para una fiesta.

Me encanta servir las alcachofas como un canapé; son tan exquisitas que casi exigen una copa de espumoso. En todos los platos, aparentemente simples, la clave está en los ingredientes de buena calidad. Así que busque los tomates orgánicos más suculentos (recuerde no guardarlos en la nevera, ya que esto les quita su sabor), el queso madurado más fuerte y, por supuesto, las hierbas más frescas.

Recientemente empecé a cultivar hierbas en mi balcón y no hay nada más satisfactorio que cortar algunas ramas para lo que necesito en la cocina y agregárselas a la olla.

Espero que estas recetas lo inspiren para preparar unos deliciosos vegetales rellenos, pero recuerde que son solo una guía; compleméntelos con una pizca de esto o aquello para que sea su imaginación la que le dé vida a cada uno de sus platos.

PIMENTONES RELLENOS CON SALSA DE ALBAHACA
También son excelentes con una pizca de vinagre balsámico si no tiene tiempo para hacer la salsa de albahaca.

Para 2 personas

2 pimentones rojos lavados
1 manojo pequeño de hojas de albahaca
1 taza de tomates cherry cortados por la mitad
1 cucharada de alcaparras
1 manojo de aceitunas negras deshuesadas y cortadas en la mitad
2 tomates secos cortados en julianas
1/2 taza de mozzarella de búfala
cortado en trozos
Sal y pimienta al gusto
Aceite de oliva (el necesario)

Para la salsa

3 manojos de albahaca
3 cucharadas de queso parmesano
1 diente de ajo pelado y machucado
Aceite de oliva extra virgen al gusto

Precaliente el horno a 180o C. Corte los pimentones a la mitad, quite las semillas y la fibra blanca. Luego colóquelos boca arriba encima de una bandeja de hornear. En cada mitad ponga hojitas de albahaca, tomates cherry, alcaparras, aceitunas, un poco de tomates secos, trozos de mozzarella y sal y pimienta al gusto. Vierta un poco de aceite de oliva encima y lleve al horno por unos 25 minutos o hasta que los pimentones se ablanden.

Mientras tanto, prepare la salsa. Machuque los ingredientes en un mortero para mejores resultados o mezcle en un procesador de alimentos hasta obtener una salsa homogénea.

Cuando los pimentones estén listos, retire del horno y sírvalos acompañados con la salsa de albahaca.

TOMATES RELLENOS DE QUINUA

Estos coloridos tomates son ideales para una comida rápida de mitad de semana. También puede añadir un puñado de verduras como pimientos asados o maíz al relleno de quinua si desea agregar otra capa de sabor.

Para 4 personas

4 tomates grandes
1/2 taza de quinua
1 paquete de kale o espinaca (como 3 tazas)
2 dientes de ajo pelados
Aceite de oliva (el necesario)
1 cebolla roja pelada y picada finamente
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de cilantro molido
1 cucharadita de semillas de hinojo machucado
1 manojo de cilantro lavado y picado
Sal y pimienta al gusto
1/2 taza de queso feta cortado en cubos pequeños

Precaliente el horno a 180 °C. Primero corte la parte superior de los tomates y conserve la corteza, como si fuera una tapa, al lado; con una cucharadita saque su interior, para que queden como pequeños cuencos. Colóquelos boca abajo para secarlos un poco. Bajo el chorro de agua y en un recipiente, lave bien la quinua hasta que el agua salga limpia.

En una olla ponga la quinua y cúbrala con agua un centímetro por encima. Tape la olla y cocine a fuego bajo de 10 a 15 minutos. Mientras tanto, en una olla aparte cocine el kale o la espinaca y el ajo en agua hirviendo por 30 segundos. Cuélelos, páselos por un recipiente con agua helada y escúrralos. Coloque las hojas cocinadas y el ajo en una licuadora con suficiente aceite de oliva para licuar y procese hasta que se forme una salsa verde homogénea.

A continuación saltee la cebolla picada en una sartén con un poco de aceite de oliva y una pizca de sal a fuego medio hasta que se ablande. Agregue el comino, el cilantro y las semillas de hinojo y saltee por 1 minuto más.

Cuando la quinua esté lista, retire del fuego, póngala en un recipiente y añada la salsa verde, la cebolla salteada con las especias, el cilantro picado y sal y pimienta al gusto.

Ahora rellene los tomates. Primero divida el queso feta entre los cuatro tomates, luego rellene los tomates con la mezcla de quinua. Encima coloque la corteza como si fuera una tapa y vierta un poco de aceite de oliva sobre cada tomate. Lleve al horno durante 20 minutos. Cuando estén listos, retire y sirva con una ensalada para una comida ligera.

ALCACHOFAS RELLENAS

Son un buen aperitivo para una fiesta de copas o como entrada para una cena. Si lo desea, también puede agregar un poco de jamón curado o pescado ahumado de buena calidad al relleno de papa.

Para 4 personas

4 alcachofas
El zumo de dos limones y su ralladura
2 dientes de ajo pelado
1 hoja de laurel
2 papas grandes peladas y cortadas en trozos
4 cucharadas de mantequilla sin sal
1 cucharada de tomillo de limón picado
Sal al gusto
Pimienta rosada
1/2 taza de queso paipa rallado

Precaliente el horno a 180 °C. Corte el tallo de las alcachofas y elimine todas las hojas exteriores verdes que son más firmes y están más duras. Los tallos tienden a ser más amargos que el resto, pero a algunas personas les gusta comerlos, si es su caso, consérvelos. Solo corte el final del tallo y pele la capa dura con un pelador de verduras.

A continuación corte cada alcachofa a la mitad longitudinalmente y con la ayuda de una cuchara o cuchillo pequeño quítele todos los filamentos. Lave las alcachofas en agua fría. Corte un limón por la mitad y rocíelas con un chorrito para evitar que se pongan negras. A continuación, en una olla grande, caliente en abundante agua unas rodajas del limón, un diente de ajo y una hoja de laurel y cocínelas con tapa durante 25-40 minutos o hasta que se ablanden. El tiempo de cocción depende mucho del tamaño de las alcachofas y también de la altura, pues se cocinan más rápido a nivel del mar.

Cuando estén en su punto, sáquelas del agua y escúrralas bien sobre papel de cocina. Mientras tanto, en una olla aparte cocine las papas hasta que se ablanden. Escúrralas bien y en un recipiente machúquelas junto con la mantequilla para hacer un puré. Adicione la ralladura de un limón, el tomillo, sal y pimienta rosada al gusto y la mitad del queso paipa. Luego unte cada alcachofa con un poco de aceite de oliva y rellénelas con la mezcla de la papa.

Colóquelas encima de una bandeja de hornear y espolvoree el resto del queso paipa encima y una pizca de pimienta rosada. Lleve al horno durante unos 15 minutos, retire y sirva inmediatamente.

CALABACINES RELLENOS
Para 2 personas

2 calabacines
1 diente de ajo pelado
y machucado
1 huevo batido
3 cucharadas de
parmesano rallado
3 cucharadas de
migas de pan
Sal y pimienta al gusto
Un manojo grande de tomates
cherry cortados en cuatro
3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
La ralladura de un limón
1 manojo de orégano
1 manojo de
piñones tostados

Precaliente el horno a 200 °C. Corte los calabacines a la mitad por lo largo y luego con la ayuda de una cuchara quite un poco de la carne de cada uno para que quede como una canoa. Reserve la carne, exprima bien para eliminar el líquido y después píquelo bien fino. En un recipiente hondo prepare el relleno. Mezcle el calabacín picado con el ajo, el huevo, la miga de pan, sal y pimienta al gusto y los tomates cherry.

A continuación llene cada mitad del calabacín con el relleno. Coloque encima de una bandeja de hornear un poco de aceite de oliva. Lleve al horno por unos 15 minutos o hasta que estén dorados.

Mientras tanto, en un recipiente aparte mezcle el resto del aceite de oliva con la ralladura de limón, las hojitas de orégano y los piñones. Cuando los calabacines salgan del horno, vierta la mezcla de aceite de oliva y piñones encima y sirva inmediatamente.

Artículos Relacionados

  • Estas son las fotos más desgarradoras de vida salvaje en 2018
  • “La ciclovía es la playa de los bogotanos”
  • Si le gusta Melina Ramírez, seguro le gustará su ‘playlist’
  • Playlist: 10 años de Spotify

Send this to a friend