SUSCRIBIRME
INICIO//Gastronomía//Bebidas//Guía para aprender a comprar whisky

Guía para aprender a comprar whisky

Cuando compre whisky, mire la etiqueta, en ella está toda la información que necesita para llevar el ideal.

Foto: Alexey Lysenko / Shutterstock.com

Cuando compre whisky, mire la etiqueta, en ella está toda la información que necesita para llevar el ideal.

No hay que ser un experto en licores para escoger el whisky indicado. Si bien la cantidad de marcas y clases de whiskies que se encuentran en los estantes de las licoreras y supermercados puede ser abrumador, solo debe tener en cuenta las siguientes recomendaciones para comprar el adecuado.

Algunos de los aspectos que se deben mirar en los whiskies son: el tiempo de maduración (12, 15, 18 o más años), el barril en que se conserva (nuevo o que haya contenido antes bourbon, ron o jerez u otro licor y tipo de madera que puede ser roble), y la región y/o país donde se produce.

“Lo básico y la mejor manera de identificar el whisky es ojear la etiqueta, aunque antes es indispensable comprender algunos atributos de la bebida para descifrar lo que está escrito. Como el universo de los whiskies es bastante amplio en variedades y calidades, primero se debe conocer los más representativos: el whisky blended y el whisky single malt”, afirma Alejandra Pombo, representante de la marca Glenfiddich.

Dentro de todas las clases de este licor, la más conocida en Colombia es el whisky de mezcla o “blended”, que resulta de la combinación de whiskies de malta y grano de diferentes destilerías y que se produce a gran escala. Algunos muestran en su etiqueta los años de añejamiento del whiskie más joven de la mezcla.

Vea tambien: 1970: Cuando tener 1000 pesos era un lujo

Otra variedad es el whiskie de malta o “single malt”, que es elaborado por una sola destilería y de una cebada malteada. Por lo general tiene un sabor potente. A esta categoría pertenece el whisky escoses de malta Glenfiddich, que se produce en pequeñas cantidades y su maduración se da en barriles de roble donde antes contuvo cerveza, oporto, jerez e inclusive bourbon.

En la etiqueta también se pueden leer la compañía fabricante y el año de su fundación, la firma del maestro mezclador (master blender) o del maestro de malta (malt master) y los grados de alcohol que varían de 40 a 62, que sirven para determinar la idoneidad del licor.

Si bien hay cinco países reconocidos como los mayores productores de esta bebida (Escocia, Irlanda, Canadá, Estados Unidos y Japón), la etiqueta de «Scotch Whisky» solo la pueden llevar los whiskies elaborados, destilados y embotellados en Escocia.

Tenga en cuenta que el whisky o los destilados después de embotellados no se maduran con los años, como sí lo hace el vino.

Vea tambien: ¿Cuál es la verdadera historia de la falda escocesa?

“Cada whisky tiene unas particularidades en producción, en la materia prima y en el lugar de elaboración que determinan su sabor y aroma especial. El escocés tiene 5 clases: single malt, single grain, blend malt, blended grain y blended. Las variantes en el irlandés, o irish whiskey, es la triple destilación. En Japón todos los blended hacen parte de la misma destilería. En Canadá son de centeno y maíz, en su mayoría se hace a base de maíz. El americano tiene como particularidad que no lleva restricción de tiempo de maduración y los barriles deben ser nuevos de roble siempre quemados por dentro», afirma Alejandra Pombo.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
21 / 2015

ARTICULOS RELACIONADOS

mayo 10, 2019 VER MÁS
mayo 8, 2019 VER MÁS
marzo 1, 2019 VER MÁS

Send this to a friend