SUSCRIBIRME

4 vinos ideales para acompañar las carnes blancas

Hugo Sabogal, nuestro experto en vinos nos aconseja cuáles son los mejores vinos para acompañar las carnes blancas.

Foto: Tommaso79 - Shutterstock / Lucho Mariño

Hugo Sabogal, nuestro experto en vinos nos aconseja cuáles son los mejores vinos para acompañar las carnes blancas.

Muchos nuevos comensales están prestos a defender la posición de que combinar vinos blancos con carnes blancas no es más que un viejo cliché. Su recién adquirida creencia los lleva a decir que, quien así lo desee, puede acompañar un congrio con un potente Cabernet Sauvignon.

La experiencia demuestra, sin embargo, que los taninos en los vinos tintos –caracterizados por su alto contenido de hierros– hacen sentir a pescados y a mariscos como un trozo de metal en la boca. En cambio, los vinos blancos ligeros –libres de taninos– se comportan con la cocina de mar como si fueran gotas de limón, porque su constitución molecular posee descriptores cítricos y tropicales, mientras que los tintos abundan en asociaciones a fruta negra, chocolate, café y salsa barbecue.

Claro, no todos los vinos blancos funcionan con todos los pescados y mariscos o platos con carnes blancas. Por eso, la recomendación es que mientras más ligero y delicado es el plato, más ligero y delicado debe ser el vino: por ejemplo, un Sauvignon Blanc, un Albariño o un Torrontés. No así un Chardonnay envejecido en barricas de roble.

Tenemos aquí cuatro vinos, con sugerencias de deliciosas preparaciones con pollo o pescado. Intente probar estas armonías para que las disfrute de principio a fin.

PROSECCO ZONIN

Casa Vinícola Zonin

Variedad: Glera / Sin Añada / País de origen: Italia / Zona: Veneto / Tipo: espumoso / $45.950 / Tiendas Carulla

Vea tambien: Tres kits de vinos para iniciar 2020

Zonin es la empresa vitivinícola privada de mayor tamaño en Italia. Elaborar vinos es su esencia y lo hace en varias regiones peninsulares. Este Prosecco, de apenas 11 % de alcohol por volumen y con discretas sugerencias a almendra, es ligero y refrescante, y sirve tanto de aperitivo como de acompañante de platos ligeros. Algunos platos de carnes blancas que vienen bien son: un coctel de camarones, unos calamares a la romana o unos linguini con langostinos, adosados con zucchini, tomates cherry, ajo y pimienta, vienen bien con este espumoso.

DOÑA PAULA LOS CARDOS

Bodega Doña Paula

Variedad: Sauvignon Blanc / Año: 2014/ País de origen: Argentina / Zona: Valle de Uco, Mendoza / Tipo: Blanco / $35.374 / Buenvivir

Toda regla tiene su excepción. En este caso, la excepción se llama Los Cardos Sauvignon Blanc, uno de los blancos excepcionales de Argentina, un país donde las condiciones favorecen a los tintos. Con intensas sugerencias a maracuyá, lima y durazno, este vivaz Sauvignon Blanc del valle de Uco resulta excelente para un clásico cebiche peruano o una ensalada de lechuga, tomate, aguacate y pomelo. Evite poner en la salsa demasiado vinagre. Solo un poco aceite de oliva y unas gotas de limón.

PACO & LOLA

SCV La Arousana

Variedad: Albariño / Año: 2011 / País de origen: España / Zona: Rias Baixas / Tipo: Blanco / $36.100 / Tiendas Carulla

Vea tambien: Privilegios Davivienda: Tres vinos para despedir el año

He aquí otro tinto ligero y refrescante. Con tan solo 12,5% de alcohol por volumen, este Albariño de Paco & Lola, bodega de la clásica región gallega de Rias Baixas, al noroeste de España, es discretamente aromático y agradable, con recuerdos a cítricos, hierbas y flores silvestres. Entre los platos que gozan de su compañía están el sushi y el sashimi, y si nos remontamos a su lugar de origen, también hace buena pareja con el pulpo a la gallega, los mariscos de diverso tipo y las almejas al vapor.

MARQUÉS DE CASA CONCHA

Concha & Toro

Variedad: Chardonnay / Año: 2012 / País de origen: Chile / Zona: Valle de Limarí / Tipo: Blanco / Crianza: 12 meses, roble francés / $83.600 / Tiendas Carulla

Como sitio ideal para los vinos blancos, Chile posee regiones aptas para este tipo de uva en sus cuatro puntos cardinales. Este Chardonnay, premiado y exaltado, proviene del norteño valle de Limarí, no muy lejos del océano Pacífico. Suntuoso, elegante, con gusto a peras, avellanas tostadas y un trasfondo mineral, se comporta como un caballero a la hora de servir un salmón ahumado con una salsa a base de crema ácida. También corteja a un lenguado a la brasa o un pollo al horno.

También podría interesarle: Recetas para maridar whisky, champaña y coñac

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Enero
07 / 2020


Send this to a friend