Santander está de moda

Diego Silva Ardila, director del Instituto de Cultura y Turismo de Bucaramanga, hace parte de una nueva generación de santandereanos que después de estudiar en reconocidas universidades, regresó a trabajar por su departamento.
 
Santander está de moda
/
POR: Revista Diners

Explica para Diners los factores que han influido en el desarrollo de la región.

Hace unos días me invitaron a escribir un texto que sirviera de introducción a la separata especial de la Revista Diners sobre Santander y su capital, Bucaramanga. La misión consistía en presentarle al lector las dimensiones de lo que está pasando en la región. Sin embargo, debo aclarar que esto no es novedad sino resultado de lo que siempre ha sucedido aquí, una de las regiones más importantes del país. La única diferencia es que ahora la estamos documentando y comunicando más.

Me gustaría enfatizar que la ciudad ha venido transformándose de manera acelerada en los últimos años dada la proliferación de construcción de centros comerciales y su “verticalización”. Esto para algunos es una ventaja, pero para otros una pesadilla. Mal o bien, los constructores han encontrado un mercado dinámico y han llenado vacíos al satisfacer demandas de infraestructuras residenciales, comerciales y corporativas.

[diners1]

bucaramanga4_400x600

Hidrosogamoso es la cuarta hidroeléctrica más potente de Colombia. Aporta el 8,3% de energía que consumen los colombianos durante un año.

[/diners1]

Hay una realidad compleja: cuando el avión va a aterrizar en el aeropuerto internacional de Palonegro, ubicado en el municipio de Lebrija, la gran ciudad que se ve desde el costado derecho no es solo el municipio de Bucaramanga, sino también el de Girón y el de Floridablanca, y escondido tras una montañita se vislumbra el de Piedecuesta.

Esa ciudad está compuesta por múltiples municipios. Tiene cuatro alcaldes, cuatro concejos municipales y cuatro autoridades en cada uno de los temas que se pueda pensar en la administración pública. Esto hace que sea difícil administrarla como una unidad y que emerjan patrones de complejidad. La ciudad que se ve no tiene solo los habitantes del municipio de Bucaramanga, un poco más de 500.000, sino también los de los mencionados anteriormente, con lo cual estaría por encima del millón de personas, que la convierten en la quinta del país, lo que la hace la más pequeña de las grandes metrópolis de Colombia o la más grande de las pequeñas ciudades del país. En ese sentido, el tradicional “triángulo de oro” de los Andes colombianos, compuesto por Bogotá, Medellín y Cali, se convierte en un “trapezoide de oro” que incluye a Bucaramanga y a Santander en la forma de comprender el territorio nacional.

[diners1]

bucaramanga3_400x600

La arquitectura colonial sigue prevaleciendo en las zonas más tradicionales.

[/diners1]

Por más de un siglo la prestación de servicios en Bucaramanga ha sido elevada para la generación de innovación, emprendimiento y crecimiento económico. Por este motivo, múltiples iniciativas nacieron aquí antes de continuar su ampliación o migrar hacia otros lugares. Empresas agrícolas y de alimentos, de transformación industrial como forjas, plantas para ejes automotores, y productoras de maquinaria industrial, así como empresas del sector terciario que le dan sustento al crecimiento de otras compañías mientras prosperan prestando sus servicios. Esa multiplicidad ha creado un tejido empresarial local y regional que, junto con el apalancamiento que le ha dado el sector de hidrocarburos, se mantuvo durante todo el siglo XX a pesar de los ciclos y obstáculos, y que sigue siendo hoy la base de una urbe innovadora y en constante evolución.

[diners1]

bucaramanga2_800x669

El Viaducto Provincial es uno de los logros en infraestructura más importantes. Se trata de uno de los puentes más largos de Suramérica.

[/diners1]

Se da también una efervescencia contemporánea con múltiples e interesantes dinámicas que ameritan ser mencionadas. Hablemos primero de educación. Por más de una década la ciudad ha tenido a los mejores colegios del país, tanto privados como públicos. En la actualidad existe un intento empresarial de consolidar un holding de instituciones educativas de la región a escala nacional.
Adicionalmente, existe una iniciativa llamada el “pacto por la educación” liderado por la Cámara de Comercio, que propende al mejoramiento constante de la primaria y la secundaria. Estos avances se ven complementados con el importante rol que han tenido la Universidad Industrial de Santander (UIS) y un grupo de universidades privadas y públicas en la región para la formación de profesionales de alto nivel, con la creación de varios programas de maestría y doctorado y el aumento de programas e instituciones certificadas en la región.

Quizás el proyecto en educación superior que más merece la pena resaltar sea el Parque Tecnológico de Guatiguará de la UIS ubicado en Piedecuesta. Es un complejo de edificios dedicados exclusivamente a la ciencia y la tecnología con la capacidad de prestar servicios de investigación e innovación a las empresas locales, nacionales e internacionales. Es un proyecto que lleva más de veinte años en construcción, a pesar de la inexistencia de una política clara en esta materia en el país.

[diners1]

bucaramanga6_800x669

La Universidad Industrial de Santander, con su Parque Tecnológico de Guatiguará, es uno de los motores culturales y académicos de la región.

[/diners1]

El auge actual de la región puede explicarse por el crecimiento en algunos sectores que son y serán claves en los próximos años. Localmente, la aparición de dos zonas francas de salud. A nivel nacional, iniciativas agroindustriales como la industria avícola, la porcicultura y la palma de aceite se convierten en sectores donde la región desempeña un rol de headquarter y permite el crecimiento productivo en otras regiones del país, pero centralizando la toma de decisiones. El sector energético, con la muy estrecha relación de las empresas con el sector de hidrocarburos (golpeada un poco en la coyuntura actual), pero con la capacidad de acoplarse a otras, tiene una fuerte base para el desarrollo del país en los próximos años.

La región encuentra los pilares fundamentales sobre los que levantarse para darle rienda suelta a que aparezcan nuevas tiendas, restaurantes, sitios turísticos para aprovechar el tiempo libre a partir de los recursos que salen de una economía sólida y desarrollarlos para que se conviertan en atractivos internacionales, marcando la diferencia de eso que llamamos la santandereanidad y que nos puede permitir crear elementos distintivos culturales que hagan interesante nuestra región al resto del mundo.

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL [contact-form-7 404 "No encontrado"]
junio
27 / 2016