El lujo y la naturaleza se encuentran en el Amazonas del Perú

A mayor conocimiento de la tierra, más cuidado se puede tener de ella, por eso Perú ha convertido su Amazonas en un lugar de reflexión, descanso y lujo.
 
El lujo y la naturaleza se encuentran en el Amazonas del Perú
Foto: /
POR: 
Óscar Mena

El 62 % del Perú es cuenca amazónica, esto produce que tarde o temprano los peruanos tengan una experiencia personal con la selva, así como le sucedió a José Koechlin -experto en turismo de naturaleza- en 1956, cuando acompañó a unos jesuitas a crear caminos donde no había electricidad, asfalto ni nada cercano a la modernidad. Ese fue un periodo de maravillarse con las miles de especies de insectos, aves y animales de la amazonía, fue ahí donde este joven supo que era el mejor lugar para compartir con amigos.

Poco a poco su vida fue encaminada por la selva y se hizo experto, a tal punto de convertirse en coproductor de la emblemática película Aguirre, la ira de Dios del director alemán Werner Herzog en 1971, donde compartió con verdaderas comunidades indígenas que los occidentales nunca habían conocido. “Volví a repetir esta aventura en 1978 con la secuela Fitzcarraldo. Allí nos encontramos con la naturaleza hecha humanidad y sus formas de sobrevivir, como sucedió con los Yaguas, quienes eran los que reducían cabezas humanas De hecho, sostuve una en mi mano”, comenta José.

Todas estas experiencias se fueron sumando de a poco en la vida de Koechlin, quien supo combinar lo mejor del mundo de la investigación natural, con el negocio del turismo sostenible, fue así como empezó a compartir de cerca con científicos europeos y estadounidenses para aprender más del Amazonas del Perú. “Se dice que en el mundo existen 114 pisos ecológicos, y de esos 84 están en el Perú, eso quiere decir que nuestra geografía es un gran manual donde se pueden encontrar comunidades aferradas a la tierra ancestral, donde se conservan modos de pensamiento, cultura, gastronomía y vestimenta. Y está, sin duda, es una de las grandes anomalías que solo se pueden encontrar acá”, comenta Koechlin.

El lujo se encuentra con la naturaleza

Estas investigaciones llevaron a Koechlin a compartir con grandes científicos del mundo, quienes le reiteraron que el secreto del amazonas peruano es que los visitantes se podían acercar a la raíz de lo ancestral sin permear lo auténtico y lo original con su presencia, porque las comunidades indígenas y peruanas tienen un sentido de pertenencia arraigado a la tierra y saben conservar de manera inteligente las enseñanzas de sus padres. 

“Al lujo de lo auténtico también se le suma el de la soledad, entendida como un espacio privilegiado que no tiene que compartir con cientos alrededor”, cuenta José, quien construyó el primer albergue en el Amazonas en 1975 en la región Madre de Dios, en una extensión que comparte con comunidades indígenas no contactadas, carreteras transoceánicas y pequeñas ciudades que poco a poco han generado islas ee la inmensa selva de este continente.

También para disfrutar del Amazonas peruano, es necesario desaprender para escuchar y entender cómo funciona el mundo en medio de la selva. “Por las películas, la gente cree que la selva es un lugar caótico, pero acá tiene la función de unir. Acá llegan expertos en aves, anfibios y plantas, junto a científicos que estudian la huella de carbono y otros expertos que generan un espacio de conocimiento que dejan maravillados a propios y extraños. Podemos ver en vivo cómo la selva une y se conversa gracias a la visita extranjera”, explica José.

No se conecte con la naturaleza, entiéndala

Así como llegan expertos y amantes de la naturaleza selvática, también llegan turistas que nunca habían visto un árbol de 500 metros de largo. Sin embargo, para ese que habita en la ciudad de concreto, es una experiencia de vital importancia, que está acompañada por expertos que lo sacarán hecho un maestro en descubrir flores y especies.

“Con agencias como Inkaterra, tenemos avistadas casi las mismas aves que están en todo Costa Rica. Tenemos birding rallys y lugares remotos de arraigo ancestral donde está todo el confort que se pueda imaginar. Atrás quedó esa idea de que la selva es un lugar donde los insectos lo devorarán. Ahora es un espacio para aprender y dejarse maravillar por los colores, sonidos y sabores”, cuenta José Koechlin.

Aunque es imposible poner en cifras cuántos días se necesitan para vivir el Amazonas del Perú, porque depende de sus necesidades viajeras, lo cierto es que tienen que ser más de tres noches. “Nos ha pasado que las agencias organizan el viaje de 10 días para varios turistas y dos o tres son acá, pero pasado ese tiempo se dan cuenta que se equivocaron, entonces vienen después y vuelven una y otra vez porque regresar es encontrarse aparentemente con lo mismo pero siendo usted una persona totalmente diferente. Ahí se deja de preocupar y se ocupa de lo que hay alrededor. Es justo en ese momento donde se convierte en un influencer con muchas cosas por decir del amazonas peruano”, concluye Koechlin.

Para una primera experiencia

Si está cautivado por el Amazonas del Perú y todo lo que pueda encontrar en naturaleza y aventura, quédese en Inkaterra Reserva Amazónica, ubicada junto a la Reserva Nacional Tambopata, donde el río Madre de Dios serpentea hasta el sur del Perú. Este refugio de lujo cuenta con 17.000 hectáreas que sirve de reserva ecológica privada a tan solo 25 minutos de vuelo desde Cusco.

En  Cusco va hasta el aeropuerto de Puerto Maldonado, donde tiene que hacer un traslado en bote o lodge hasta el embarcadero o empezar la experiencia de caminata, canopy o diferentes excursiones directamente en la selva amazónica.

Luego puede llegar a una de las 35 cabañas de madera inspiradas en la etnia Ese’Eja, donde podrá tomar una ducha de agua pura y descansar con el sonido de la naturaleza y luego despertar con el canto de aves multicolor, de las que se tienen registro de 540 especies diferentes en los terrenos del hotel.

¿Le gustaría viajar al Amazonas del Perú? Escríbanos a nuestras redes sociales @dinersrevista

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
marzo
29 / 2023